El más importante hallazgo en China

Hoy se cumplen 40 años del descubrimiento de los Guerreros de Terracota, que por una casualidad un grupo de campesinos realizó en la provincia de Xian

COMPARTIR 
29/03/2014 00:01 Redacción
El ejército custodiaba la tumba de Quin Shi Huang.

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de marzo.- Hace cuatro décadas ocurrió uno de los mayores hallazgos arqueológicos del siglo XX a nivel mundial: el descubrimiento de los Guerreros de Terracota de la ciudad china de Xian, que por una casualidad un grupo de campesinos hizo el 29 de marzo de 1974.

Se trata de un ejército de ocho mil soldados de terracota con espadas y armas encontrados en tres sitios diferentes a lo largo de más de 35 kilómetros cuadrados; las efigies de tamaño humano están organizadas por filas en posición de custodia de la tumba del emperador Qin Shi Huang; en el lugar se han encontrado más de mil 400 piezas, entre caballos y jinetes.

El complejo arqueológico, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1987, es considerado el hallazgo más importante en la historia de China, no sólo por el buen estado en que se encontraron las piezas, sino por los aportes que hacen a la historia de la cultura oriental.

Cuando fue descubierto, por un grupo de campesinos mientras excavaban un pozo, los ocho mil soldados estaban dispuestos en una formación completa de batalla, e incluían infantería parada, arqueros arrodillados y aurigas con caballos.

Lo que más ha sorprendido a los investigadores es que las figuras fueron hechas meticulosamente moldeadas una por una, pues cada una tiene diferentes rasgos, expresiones faciales y peinados; mientras que los cuerpos y extremidades fueron realizados con moldes.

Además se lograban distinguir sus rangos militares por su vestimenta, por ejemplo los oficiales se diferencian por sus uniformes. El mausoleo también destaca porque se ha detectado un avanzado sistema de drenaje, que evitó las filtraciones de agua, tecnología muy avanzada para la época.

Las esculturas de un metro 80 centímetros en promedio también sobresalen porque algunas de las armas que llevan, como las espadas, continúan recubiertas con óxido de cromo que las ha mantenido en perfectas condiciones durante más de dos mil años.

Las últimas investigaciones arqueológicas arrojan que la construcción del mausoleo duró cerca de 38 años y que para edificarlo participaron cientos de miles de obreros y artesanos. Luego del hallazgo, el sitio fue adaptado como museo para abrirse al público en 1979, y, desde entonces, ha recibido más de 60 millones de visitantes de todo el mundo.

En 2007 se descubrió un edificio enterrado de 30 metros de altura, que podría encontrarse sobre la tumba de Qin Shi Huang , bajo una colina artificial de 51 metros de altura.

Los soldados fueron enterrados junto al emperador en el Mausoleo de Qin Shi Huang (monte Li, ciudad de Xi’An, provincia de Shaanxi) el día de su muerte (209-210 a.C.), con el propósito de proteger su vida en el camino a la muerte.

El descubrimiento mereció al equipo arqueológico responsable el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2010. En el acta del jurado se argumentaba que el proyecto de investigación permitió  el estudio de un importante periodo de formación del imperio chino.

Fox y Sari, tentones

En junio de 2001, durante una gira oficial de trabajo a China del entonces presidente de México Vicente Fox, él y su comitiva, entre quienes se encontraban Jorge Castañeda y Sari Bermúdez, canciller y titular del Conaculta, respectivamente, rompieron el protocolo diplomático y se metieron entre las valiosas esculturas para jugar a las escondidas.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red