Sexo, drogas y rock, el retrato de una era en el Chopo

Obras de artistas de distintas tendencias y disciplinas convergen en la muestra a través de foto-grafías, pinturas o videos, que recuperan toda una época

COMPARTIR 
22/03/2014 00:01 Luis Carlos Sánchez

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de marzo.- En la imagen se ve al músico Alfonso Arau con una guitarra eléctrica de dos mástiles, de entre su ropa  surge una tercera mano que le ayuda a tocar el instrumento mientras su rostro expresa satisfacción; la fotografía fue hecha en 1965 por Rodrigo Moya y forma parte de la exposición Sexo, drogas, rock & roll. Arte y cultura de masas en México, 1963 – 1971, que se exhibe en el Museo Universitario del Chopo.

Como la imagen de Moya, la época de la mezclilla, el sexo libre, las grandes cabelleras y el uso de estupefacientes atrajo la mirada de artistas como Manuel Álvarez Bravo, Francisco Artigas, Feliciano Béjar, Arnold Belkin, Arnaldo Coen, José Luis Cuevas, Helen Escobedo, Xavier Esqueda, Sergio García, Gelsen Gas, Alfredo Gurrola, los Hermanos Mayo, Salvador López S., Luis López Loza, Fernando Luna, Ernesto Mallard, Pedro Meyer, Carlos Nakatani, Arturo Pani, Luis Urías, Ramón Valdiosera o Lance Wyman.

Todos ellos también convergen en la muestra a través de fotografías, pinturas o videos, que retratan toda una época.

La exposición toma la frase que se ha convertido en lema de toda una generación y que identificó a los jóvenes de los años sesenta y setenta, la intención explican los curadores Daniel Garza Usabiaga y Esteban King, es “reflexionar sobre los cambios sociales y políticos que se experimentaron en el terreno de las artes visuales y la cultura juvenil de aquella época en México”.

Para organizar las obras, los curadores eligieron como ejes temáticos precisamente los tres elementos con los que se ha caracterizado toda una época: la sexualidad, las drogas y el rock & roll. Desde objetos de diseño (inspirados por la cultura pop), publicaciones ahora consideradas de culto o películas, así como un sinnúmero de fotografías y extractos de videos musicales, han sido reunidos.

“En la exposición abordamos los temas que se relacionan con la producción artística realizada por los jóvenes de ese entonces, y de igual modo se exhibe un gran número de productos de la industria cultural confeccionados para este segmento poblacional”, afirmó Graza Usabiaga.

Que se exhiba además en el Museo del Chopo, no es casual. Los curadores han vuelto hacia la vocación que el espacio ha tenido en sus últimas décadas, principalmente como impulsor de movimientos alternativos en el arte y la música, asociado a los jóvenes; en torno a sus muros surgió el célebre Tianguis del Chopo, que con los años se ha convertido en receptor de todas las manifestaciones del rock.

A través de la exposición se van abriendo ventanas al pasado, sobre las paredes se proyectan extractos de películas de Elvis Presley, César Costa o Alberto Vázquez y cuelgan cuadros que recuerdan los festivales masivos de Avándaro o Woodstock, los pantalones acampanados y la moda hippie que imperó, así como el exilio del pudor que dio entrada a la liberación sexual.  

José Luis Paredes Pacho, director del museo, consideró que la exposición revela además una época de cambios radicales en la forma de vida cotidiana de los mexicanos, principalmente en las mujeres y su concepción de la vida.

Por ello, la muestra se inscribe en el marco del programa Desafío a la estabilidad. Procesos artísticos en México 1952-1967, que incluye una exposición en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) e incluye un programa de actividades en el que participan diferentes espacios universitarios.

Como parte de la muestra, se exhiben también cinco proyectos de artistas contemporáneos que revisan de manera crítica los temas que definieron la época de las cabelleras largas. Diego Berruecos, Ximena Cuevas, Iván Edeza, Ricardo Velmor y Naomi Rincón Gallardo, preparan cinco videos en los que muestran, desde su punto de vista, los efectos que el cuerpo y la mente experimentan con diferentes drogas.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red