Recibe el cineasta Arturo Ripstein la Medalla Bellas Artes

El Conaculta reconoció anoche la trayectoria de 50 años del cineasta mexicano y anunció apoyos al cine mexicano por más de mil 400 mdp

COMPARTIR 
25/02/2014 11:59 Notimex / Foto Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de febrero.- El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) reconoció anoche con la Medalla Bellas Artes 2013 la trayectoria de 50 años del cineasta mexicano Arturo Ripstein, en una ceremonia en la que anunció además apoyos al cine mexicano por más de mil 400 millones de pesos.

En la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, Rafael Tovar y de Teresa, titular del Conaculta, dio a conocer que para este 2014 se contará con 200 millones de pesos adicionales a los 500 que se tuvieron en 2013 en el renglón de estímulos fiscales al cine.

De ellos, dijo el funcionario, 50 millones se dedicarán al apoyo a la distribución del cine mexicano dentro del país, para lograr una mayor circulación de las producciones nacionales.

Hoy tengo el gusto de anunciar que estaremos dedicando 70 millones más para la conclusión de dos obras fundamentales para la infraestructura y los servicios al cine: la Cineteca Nacional y los Estudios Churubusco.

"Y 10 millones más para un nuevo proyecto: una Escuela de Guión cinematográfico en Morelia, como extensión del CCC (Centro de Capacitación Cinematográfica). Este año, destinaremos a las instituciones del sector cinematográfico y a los mecanismos de apoyo a la producción, más de mil 400 millones de pesos", reveló el funcionario.

Comentó que ese apoyo al cine, "significa otorgar mejores condiciones a las nuevas generaciones de cineastas y mayor presencia de las producciones entre el público. Este es el compromiso de Imcine (Instituto Mexicano de Cinematografía), de Conaculta y del Gobierno de la República", dijo.

Sobre la presea, Rafael Tovar y de Teresa mencionó que a partir de anoche "Arturo Ripstein inaugura, en la larga tradición y prestigio que representa la Medalla Bellas Artes, el reconocimiento al Séptimo arte".

Es la primera vez que esta distinción, otorgada a muchos de los más destacados creadores de México, honra la trayectoria de un cineasta", señaló.

Para el Conaculta, refirió, la entrega de la Medalla Bellas Artes a Ripstein es un reconocimiento al profesionalismo, al talento y también al cine.

Es, agregó, "una oportunidad para confirmar nuestro deseo de que con los esfuerzos de todas las instituciones y de todos los cineastas mexicanos, que viven y trabajan dentro y fuera del país, logremos tener una industria fuerte e incluyente, respetando siempre la libertad de expresión de cada uno de sus creadores".

Queremos mantener a nuestro cine como el más destacado de Iberoamérica, que la presencia de nuestras producciones en eventos a nivel nacional e internacional sea cada vez mayor y de más peso.

"Tan sólo el año pasado el cine mexicano participó en 367 eventos internacionales y obtuvo 118 premios a películas apoyadas por Imcine. Son logros, desde luego, de la comunidad cinematográfica", indicó.

Respecto al trabajo del realizador mexicano, consideró que su cine posee la capacidad para descubrirnos las cosas de un mundo abigarrado, complejo, y sus personajes nos revelan con humor e ironía la naturaleza humana.

"Ripstein ha sido, en este sentido, uno de los primeros cineastas en experimentar con las posibilidades creativas que abren las nuevas tecnologías.

"La agilidad del le ha permitido tener ´una cámara con alas´: un aliado en el difícil proceso que significa realizar una película, tanto como un nuevo medio de expresión y búsqueda creadora", señaló.

El titular del Conaculta subrayó que a sus 70 años, Arturo Ripstein es uno de los autores que mayor coherencia han dado a su trabajo creativo.

"Disciplinado, apasionado, dueño de un estilo personal y que define la trayectoria y el excepcional talento que hoy celebramos con la Medalla Bellas Artes", dijo.

Por su parte, el cineasta galardonado afirmó que el cine mexicano se encuentra en el abandono, por lo que pugnó porque éste se reivindique.

"Por el abandono a que ha sido relegado cierto cine mexicano, hoy estoy contento, pues por primera vez se entrega la Medalla Bellas Artes a un cineasta, me enorgullece.

"Me gustaría lograr que con esta presea el cine se reivindicará, pero es absurdo pensarlo a anhelarlo, espero que esta medalla signifique un paso más en la búsqueda desesperada que lleva a cabo el mejor cine mexicano desde hace años, cuando padeció el divorcio de su sociedad", dijo.

Consideró que el cine es espejo de ese público que lo ignora y pidió poner un alto ya al desprecio, "para acabar con el divorcio del cine mexicano y su público".

En su intervención, Ripstein habló además, "del cine que a mí me gusta, el que me alude, el que me justifica, con un poco de más de 100 años de edad, solo un puñado de películas son arte, el pobre cine suele ser una artesanía de segunda. La noción de cultura casi ni la rosa".

Señaló que en este momento hay dos tipos de cine, aquel que se hace pensando con el corazón, con las tripas y los ojos, y el otro que se hace pensando con la cartera.

"Antes no era así, había películas y punto, el arte lo incluían a veces, el gran talento de los que filmaban y el arte es peligroso y este cine que hoy defiendo, tiene cada vez menos opciones de sobrevivir. Hay nuevos formatos y plataformas que ayudan mucho, no obstante, su existencia es cada vez más tenue y eso es grave", indicó.

Finalmente, el realizador dijo que a 120 años de su existencia, el cine mexicano no ha logrado vencer la mirada condescendiente y despectiva de los mexicanos y afirmó que para muchos, se trata de un entretenimiento y no de un arte.

 

mca

Comentarios

Lo que pasa en la red