Trazan renovación para el Antiguo Colegio San Ildefonso

Uno de los principales objetivos de la administración es reunir durante este año los recursos económicos necesarios para la intervención en todas las salas

COMPARTIR 
23/01/2014 03:12 Sonia Ávila
El recinto fue remodelado por Ricardo Legorreta.
El recinto fue remodelado por Ricardo Legorreta.

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de enero.- Desde 1993, cuando el arquitecto Ricardo Legorreta hizo la remodelación del Antiguo Colegio de San Ildefonso para acondicionarlo como espacio museístico, no se ha realizado una intervención de mantenimiento integral, y si bien las salas están en funcionamiento, es necesario proyectar trabajos de renovación en los tres mil metros de espacios de exposición.

Aunque todavía se trata de un plan, uno de los principales objetivos de la actual administración, a cargo de Berta Cea, es reunir durante todo este año los recursos económicos necesarios para la intervención en todas las salas, y así poder presentar un proyecto tangible de la remodelación del lugar. 

“Ha habido restauraciones menores desde su apertura, en ese momento se instaló la infraestructura para ser un museo, y sí se han tenido que hacer trabajos de mantenimiento, pero hay que hacer otro tipo de inversiones de mucho mayor trabajo y de compra de equipos nuevos”, señaló Carlos Enrique Verdura, asesor de la coordinación ejecutiva del recinto, que en marzo próximo cumple 20 años como espacio museístico.

 En entrevista detalló que gran parte de los equipos, como de aire acondicionado y humedad, pronto expirarán no por su estado físico, sino por su antigüedad y no cumplir con las normas de medio ambiente actuales para los museos, lo que obligará a renovar toda la infraestructura.

“Lo que ha sucedido es que tenemos algo de recursos y cambiamos, por ejemplo, los focos de una sala, entonces tenemos que quitar el plafón y hacer todo el cambio, pero luego volvemos a tener un poco de dinero y cambiamos el aire acondicionado, y volvemos a remover el plafón; eso implica mayores gastos y por eso es necesario una inversión integral”, añadió.

Esta renovación, continuó, responde a la necesidad de mantener en condiciones óptimas los espacios para potenciar los intercambios expositivos con museos nacionales y extranjeros, que es otro de los principales objetivos de la actual administración, que si bien ya se ha hecho en el pasado se busca potenciar al museo como sede de propuestas curatoriales internacionales.

Al mismo tiempo se pretende convertir al Antiguo Colegio en un centro de producciones de muestras para itinerar por museos del país. Por el momento ya se tienen pláticas con recintos de Campeche, añadió Verdura.

“Parte del esfuerzo es que las exposiciones sean una combinación de temas para que no sea San Ildefonso un espacio que privilegie el arte contemporáneo o el arte moderno, sino generar balances, no sólo exposiciones de fotografía o históricas. Ese balance es complicado porque se tiene que hacer un proyecto de calendarizar el préstamo.

“Además los mandatos nos pidieron que se privilegiara el espacio como principal recinto de exposiciones internacionales; eso es un punto importante para generar alianzas con otros museos y poder compartir los gastos de embalaje, de producción de mobiliario, de transporte de las obras. Hay exposiciones que empiezan en Francia, van a Nueva York y de ahí van a Chile, pues queremos meternos en ese trayecto”, recalcó.

También se reforzará el programa académico con ciclos de conferencias que no se limiten al tiempo de alguna exposición, y la permanencia de una sala de cine fija, concluyó.

Desmenuzarán a Vivaldi

A partir de un ejercicio didáctico, la orquesta de cámara Ensamble Contemporáneo Independiente ofrecerá el concierto Las cuatro estaciones, para desmenuzar el concepto musical e histórico de las obras de Antonio Vivaldi, que si bien son muy conocidas, poco se comprende su sentido estético.

Con la dirección de Sergio Berlioz y la interpretación de la violinista Marta Olvera, el concierto se ofrecerá en el Antiguo Colegio de San Ildefonso como parte de un programa de actividades para recaudar fondos económicos para proyectos educativos en el recinto.

Berlioz explica en entrevista que las obras, que pertenecen a un grupo de 12 conciertos titulado La lucha entre la armonía y la invención que Vivaldi hizo en 1725, representan la cúspide artística del compositor italiano que, más allá de hacer una descripción llana de las estaciones del año, las colma de sus emociones propias.

“Es una música que cuenta anécdotas y tiene sonetos, pequeñas narraciones, muy simples que se superan por la propia música. Vivaldi crea una página inolvidable de la música barroca, y cuando se escuchan de manera profunda se puede conocer mejor, y descubrir que aún no se conoce todo de él”, comenta.

El concierto tendrá traducción simultánea de cada uno de los cuatro sonetos que acompañan a los conciertos; el director hará una breve introducción de cada composición.

Berlioz considera que a más de tres siglos de publicarse estas obras se mantienen como las máximas composiciones barrocas por contener destreza técnica y conceptual.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios