Decretan en Argentina tres días de luto por Juan Gelman

El poeta argentino falleció a consecuencia del síndrome de mielodisplasia que padecía, en su casa del DF, donde vivía desde hace 20 años

COMPARTIR 
15/01/2014 10:21 EFE
Argentina decreta tres días de duelo por la muerte del poeta Juan Gelman. Foto Cuartoscuro
Argentina decreta tres días de duelo por la muerte del poeta Juan Gelman. Foto Cuartoscuro

BUENOS AIRES, 15 de enero.- El Gobierno argentino dispuso hoy tres días de duelo por la muerte del poeta Juan Gelman, fallecido el martes en Ciudad de México a los 83 años y considerado un referente de la literatura en español.

Esta mañana la presidenta (Cristina Fernández) firmó el decreto respectivo, que dispone la bandera a media asta hoy miércoles 15, mañana jueves 16 y el viernes 17 de enero", informó el Ejecutivo a través de su página web oficial.

El secretario de Cultura argentino, Jorge Coscia, subrayó la importancia de Gelman para la poesía en castellano y le reconoció como un escritor que "marcó a fuego la literatura del continente".

Como funcionario y como hombre de la cultura, despido con pesar, inevitablemente, a Juan Gelman", señaló Coscia el martes por la noche tras conocer la noticia de la muerte del poeta.

El secretario de Cultura agradeció "su incansable búsqueda de un país mejor, más justo, libre, digno".

Nacido en Buenos Aires en 1930 en el seno de una familia de emigrantes judíos ucranianos, Gelman es considerado un innovador por su capacidad para reinventar el lenguaje poético y aunar corrientes estéticas sin relación aparente.

Escritor incansable contra el olvido, su vida y su carrera fueron marcadas por el asesinato de su hijo y su nuera y la desaparición de su nieta a manos de la última dictadura militar argentina (1976-1983).

Tras décadas de lucha, Gelman conoció en el año 2000 a su nieta, Macarena, quien había sido entregada a la familia de un policía en Uruguay.

Premio Cervantes 2007 y Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2005, el poeta argentino falleció en su casa de la capital de México, donde vivía desde hacía dos décadas, a consecuencia del síndrome de mielodisplasia que padecía.

 

mca

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios