Excélsior en la Historia: Buen día para recordar a Simone de Beauvoir

Esta pensadora falleció en París el 14 de abril de 1986 a los 77 años, tras haber escrito entre ensayos, memorias y novelas un total de 28 títulos

COMPARTIR 
09/01/2014 11:25 Redacción

Falleció en París el 14 de abril de 1986 a los 77 años, tras haber escrito entre ensayos, memorias y novelas un total de 28 títulos

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de enero.- Un día como hoy, en 1908, nació en París la filósofa y escritora existencialista Simone de Beauvoir, quien junto a Jean Paul Sartre, se convirtieron en dos de los grandes filósofos que más influyeron en el pensamiento francés en el siglo XX.

De Beauvoir creció en el seno de una familia burguesa de moral cristiana, muy presente en su educación durante sus primeros años de vida. Para la escritora parisina dejar de creer en Dios fue una de las impresiones más importantes de su vida.

Entre sus frses célebres tenemos, por ejemplo, la siguiente: 

El hombre no es ni una piedra ni una planta, y no puede justificarse a sí mismo por su mera presencia en el mundo. El hombre es hombre sólo por su negación a permanecer pasivo, por el impulso que lo proyecta desde el presente hacia el futuro y lo dirige hacía cosas con el propósito de dominarlas y darles forma. Para el hombre, existir significa remodelar la existencia. Vivir es la voluntad de vivir"

La escritora, filósofa y profesora estudió en la Sorbona donde, en 1929, conoció a su pareja intelectual y sentimental Jean Paul Sastre. Ambos existencialistas, basaron sus trabajos en la condición humana, la libertad o el significado mismo de la vida.

Su faceta como profesora comenzó con el estallido de la Segunda Guerra Mundial y la ocupación alemana de la capital francesa. Durante este tiempo escribió sus primeras novelas en donde se exploran muchos de los problemas de la condición humana. 'La invitada', 'La sangre de los otros' o 'Los mandarines' son algunos de los títulos más famosos de Beauvoir.

En ocasiones, se habla solo de la 'cara' feminista de esta autora, sin embargo, en obras autobiográficas como 'Memorias de una joven formal' no solo habla de su condición de mujer sino que también se habla del dolor, del psicoanálisis o de la sociedad.

La pensadora falleció en París el 14 de abril de 1986 a los 77 años, tras haber escrito entre ensayos, memorias y novelas un total de 28 títulos.

El hombre no es ni una piedra ni una planta, y no puede justificarse a sí mismo por su mera presencia en el mundo. El hombre es hombre sólo por su negación a permanecer pasivo, por el impulso que lo proyecta desde el presente hacia el futuro y lo dirige hacía cosas con el propósito de dominarlas y darles forma. Para el hombre, existir significa remodelar la existencia. Vivir es la voluntad de vivir".

pdg

 

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red