Desaparece escultura de Fernando Gamboa

El busto de bronce del museógrafo mexicano Fernando Gamboa fue robada de su pedestal de concreto, que se ubicaba desde 1996 en el corredor Gandhi, frente al Museo Tamayo Arte Contemporáneo

COMPARTIR 
04/01/2014 03:05 Sonia Ávila
Fotos: Luis Enrique Olivares y Especial

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de enero.- Un vez más, las esculturas y pedestales de personajes históricos ubicados en Paseo de la Reforma son víctimas de vandalismo. Tocó al busto de Fernando Gamboa, museógrafo y promotor cultural, que hasta hace unos días se encontraba en el corredor Gandhi, frente al Museo Tamayo Arte Contemporáneo.

La pieza de bronce que se colocó en 1996 como un homenaje al también pintor, diplomático y director de museos, y desde entonces había permanecido entre el Bosque de Chapultepec.

Aunque no existe ninguna denuncia formal por un posible robo en la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, tampoco se ha informado si fue retirada por alguna autoridad.

“Tiene varios días que yo no la veo, yo creo que más de una semana. Peo no sabemos a dónde la llevaron”, comentó una empleada de vigilancia del Museo Tamayo que hace rondines por los alrededores del recinto, quien dijo que hay recorridos de la policía capitalina las 24 horas alrededor del bosque.

Mientras que otra persona del equipo de seguridad del museo coincidió en que el busto, develado por el gobierno del Distrito Federal, desapareció de su pedestal hace más de una semana, y dijo que ni policías auxiliares de la zona saben qué sucedió con ella. “Como que yo extrañaba algo ahí, pero la verdad ni cuenta me había dado, pero aquí la gente viene a hacer muchos desastres”, comentó.

Sin ninguna indicación, la plataforma y pedestal de piedra permanecen intactos, junto con una placa metálica que lleva el nombre del museógrafo y los años de su nacimiento y muerte (1909-1990).

La escultura era un diseño de la pintora y escultora Lorraine Pinto, y se colocó para homenajear el trabajo que Gamboa realizó en México en la promoción, difusión y producción del arte nacional no sólo como un proyecto aislado, sino como una política cultural entre la década de los 60 y 70.

Incluso antes de la creación del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA ), Gamboa había colaborado en la difusión de los artistas mexicanos, al realizar su primera exposición internacional en 1937 en el contexto del II Congreso de Escritores Antifascistas en Valencia, España, en el que representó a una agrupación de intelectuales de izquierda.

Le siguieron exposiciones emblemáticas como Arte mexicano, del precolombino a nuestros días en 1952 en París, y Obras maestras del arte mexicano en 1958 en el marco de la Feria Internacional en Bruselas; en sus más de 50 años de trabajo, Gamboa organizó casi mil muestras.

El busto de Gamboa no es el primero en desaparecer de Paseo de la Reforma; en 2011, por ejemplo, se robaron la estatua del doctor Rafael Lucio, en el 2000 fue la escultura El yunque, de arquitecto Fernando González Gortázar que pertenecía a una exposición al aire libre, y ese mismo año hurtaron la escultura Corrunus, de Leonora Carrington que formaba parte de la muestra Libertad en bronce 2000. Además las esculturas ubicadas en el tramo del Paseo de la Reforma, entre el Ángel de la Independencia y Bucareli, carecen de su placa biográfica o están incompletas.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red