En el 2014, tres centenarios de autores mexicanos

Se conmemorarán 100 años del natalicio de los escritores Octavio Paz, único Premio Nobel de Literatura del país; Efraín Huerta, famoso por sus poemínimos; y José Revueltas, autor de El apando

COMPARTIR 
31/12/2013 05:47 Virginia Bautista

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de diciembre.- El año de 1914 fue vital para las letras hispanas, pues nacieron en México, feliz coincidencia, tres futuros grandes de la literatura universal: los poetas Octavio Paz, Nobel de Literatura 1990, y Efraín Huerta y el narrador y dramaturgo José Revueltas.

Octavio Paz (1914-1998) vio la luz en la Ciudad de México el 31 de marzo de hace casi 100 años; Efraín Huerta (1914-1982) nació en Guanajuato el 18 de junio, y José Revueltas (1914-1976) en Durango el 20 de noviembre.

En la celebración, en 2014, del centenario del natalicio de estos escritores, el sello paraestatal Fondo de Cultura Económica (FCE), que ha publicado en distintos momentos la obra de los tres, y la Dirección de Publicaciones del Conaculta llevarán la batuta de los festejos.

Pero, sin lugar a dudas, será Paz, el único Nobel de Literatura mexicano, quien se robará los reflectores y tendrá uno de los más grandes homenajes en el país. Desde ya, el Congreso de la Unión declaró al 2014 como “El Año de Octavio Paz” y exhortó a los estados y municipios a inscribir en su papelería esta leyenda conmemorativa.

Se creó además una Comisión Especial que se encargará de los festejos, que incluyen la impresión de un billete de lotería con el rostro del ensayista y diplomático y una moneda del Banco de México.

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) organiza por su parte encuentros de poetas, exposiciones, conciertos, talleres, ferias y mesas de análisis sobre la vida y la obra del autor de El laberinto de la soledad.

“Será muy fuerte”, adelantó Ricardo Cayuela, director de Publicaciones del Conaculta, quien calcula para las celebraciones una participación de al menos siete millones de personas y una “presencia inusitada” de intelectuales mexicanos y extranjeros.

“Habrá algunos premios Nobel incluidos, pero eso se anunciará próximamente con todos sus nombres. Y no sólo habrá muchas actividades sobre Paz, sino también acerca de Efraín Huerta y José Revueltas”, aclaró.

El FCE prepara una reedición de las Obras completas de Paz para América Latina en ocho volúmenes, y no en 16, como el proyecto ya publicado; además de dos títulos nuevos, una iconografía y Japón.

“No sólo es el escritor, sino el intelectual más importante de la segunda mitad del siglo XX, que ha dejado una herencia fundamental como poeta, como editor de revistas y como estudioso de México”, afirmó Tomás Granados, gerente editorial del sello.

Detalló que la iconografía de Paz reunirá cerca de “cien fotos muy valiosas”, entre las cuales “una parte importante será inédita o prácticamente desconocida” que repasará “toda la vida de Paz” e incluirá gráficas “de algunos actos públicos y otros más privados” de uno de los autores más fotografiados.

Y Japón, del poeta Aurelio Asiain, concentra las traducciones que Paz hizo de poetas japoneses, los textos que escribió sobre cultura y literatura japonesas y los artículos de académicos japoneses sobre la obra paciana, detalló Granados.

También se editará una antología de la poesía amorosa del autor de Blanco; una selección de la columna que Paz escribía en la revista Plural de Excélsior, Letras, letrillas y letrones, en la que se muestra la vida cotidiana del autor; y un volumen que integrará la correspondencia que mantuvo con dos editores del FCE, José Luis Martínez y Jaime García Terrés.

Granados adelantó que se creará el sitio electrónico octaviopaz.mx, en el que se podrá encontrar una versión de la bibliografía crítica del también Premio Príncipe de Asturias y Cervantes preparada por Hugo Verani.

Huerta y Revueltas

Del poeta Efraín Huerta, considerado el inventor de los poemínimos, el FCE editará su poesía completa, una antología de poemínimos para jóvenes y una segunda antología llamada El otro Efraín, que incluye sus textos no poéticos, sobre cine y política, dos temas que le apasionaban y que fueron centrales en su labor periodística.

Además, habrá mesas de discusión sobre la obra del autor de Los hombres del alba (1944), uno de los libros cumbre de la poesía hispanoamericana que marca una ruptura con las formas utilizadas hasta ese momento; una de ellas en la librería del FCE que lleva su nombre, en León, Guanajuato.

De quien publicó su primer poemario, Absoluto amor, en 1935, sus hijos Andrea, Eugenia y David Huerta han destacado que lo que es casi desconocido y hace falta revisar y publicar son las cartas que el poeta le escribía diariamente a su esposa, Mireya Bravo, a quien conoció en 1933 y con quien se casó en 1941, que forman parte del acervo que resguarda la UNAM; así como su archivo epistolar y de libretas de apuntes, que él mismo donó a la máxima casa de estudios. (Excélsior, 03/02/2012).

Y del cuentista y novelista José Revueltas, el sello paraestatal publicará la novela Los errores, una apuesta “muy polémica y exitosa”, según Tomás Granados, y un libro de crítica literaria sobre su obra.

Además, el FCE y el Instituto de Cultura de Durango inauguraron el pasado 8 de noviembre la librería “José Revueltas”, ubicada en el edificio del Palacio de los Gurza, en el Centro Histórico de la capital durangueña, con una oferta de 11 mil títulos de diversas editoriales.

En esta librería, explicó en esa ocasión José Carreño, director del FCE, se encontrará especialmente toda la obra de Revueltas, desde Los muros de agua a El apando, pasando por Dios en la tierra y Los errores.

En octubre pasado, el presidente de la Comisión de Cultura del Congreso del Estado de Durango, el diputado Felipe de Jesús Henríquez, presentó una iniciativa ante el pleno para que se declare el 2014 como el “Año del centenario del natalicio de José Revueltas”, refiriéndose al escritor como uno de los interpretes “más profundos” de México.

El festejo de cada uno, diferente como lo fueron ellos, tendrá como objetivo común acercar la obra de los tres a los nuevos lectores de
Iberoamérica.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios