Ofrece Poniatowska charla sobre su esposo Guillermo Haro

La escritora habló de su compañero de vida, el astrónomo Guillermo Haro, el Primer Festival de Soles y Estrellas en la Biblioteca Vasconcelos

COMPARTIR 
22/12/2013 08:02 
La escritora habló de su compañero de vida, el astrónomo Guillermo Haro. Foto Cuartoscuro
La escritora habló de su compañero de vida, el astrónomo Guillermo Haro. Foto Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de diciembre.- La escritora y periodista Elena Poniatowska Amor se dijo “muy sorprendida” por el recibimiento que le dio la Banda Tobala, de Oaxaca, al llegar a la Biblioteca Vasconcelos para ofrecer una charla sobre quien fuera su marido, Guillermo Haro, un brillante astrónomo mexicano.

“No me esperaba esto para nada”, añadió sonriente la autora de diversos libros y artículos antes de entrar al recinto para ser atendida por las autoridades del lugar, quienes la llevaron por un paseo. Así conoció la amplia estantería con miles de volúmenes, el jardín botánico, la sala de música y las diversas aulas y salones.

Tras el periplo, el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, se incorporó al grupo para, junto con sus dos pequeñas hijas, guiar a la escritora hasta el sitio donde habría de ofrecer la charla que fue atendida por decenas de niños y niñas, papás, mamás y abuelos.

Tras instalarse cada cual en su respectivo sitio, adultos en sillones, niños y niñas en el piso sobre cómodos y coloridos cojines, Tovar y de Teresa dio, “de un modo muy sencillo, como es nuestra querida Elena Poniatowska, la bienvenida al sitio donde se celebra ahora el Primer Festival de Soles y Estrellas”.

Explicó a los asistentes que ese encuentro se inscribe dentro de otro todavía más grande, el Primer Festival Luces de Invierno. “Con estos eventos hemos creado una programación en todo el país con más de 300 actividades para que mucha gente pueda disfrutar en estas fiestas decembrinas en compañía de su familia”.

Agregó que este festival tiene un gran significado, “al acercar ese maravilloso, lejano y cercano mundo de las estrellas, de los planetas y de las nebulosas a los niños, para despertar en ellos la imaginación, la fantasía y la poesía. También, para saber que en el origen de todo eso está el origen de todo”.

Tovar y de Teresa recordó que uno de los mexicanos que mejor ha conocido todo lo señalado líneas arriba, “fue precisamente el esposo y pareja de vida de Elena Poniatowska, el maestro y doctor Guillermo Haro, quien este año habría cumplido 100 años”. Dicho eso, el rostro de los asistentes se dibujó de asombro.

Subrayó que “él fue el más joven miembro que entró a El Colegio Nacional, que es el lugar donde se les hace un reconocimiento y donde pertenecen las grandes inteligencias y los grandes talentos mexicanos. Él fue un hombre que ayudó a la investigación en México para poder conocer y dialogar con el eterno universo”.

El responsable de la política cultural del país abonó a su discurso que “qué mejor ocasión que en este festival lo recordemos y festejemos, y en voz de su propia esposa, Elena Poniatowska, recientemente acreedora del Premio Cervantes, el más importante que se otorga a la lengua española, sepamos más de él”.

Elena Poniatowska habló de los orígenes de la que llegó a ser la brillante carrera astronómica de Guillermo Haro, a quien ella llama hace ya muchos años, con gran cariño, “El estrellero”, y leyó algunos fragmentos de su más reciente libro, dedicado a ese científico. La Biblioteca Vasconcelos se vistió de estrellas.

 

mca

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios