Matos confirma la tumba de Ahuízotl frente a Templo Mayor

De acuerdo con el arqueólogo, en el costado sur del predio de las Ajaracas, donde se localizó el monolito de Tlaltecuhtli, está la tumba del monarca azteca

COMPARTIR 
20/12/2013 03:04 Luis Carlos Sánchez
Eduardo Matos Moctezuma publicó el libro Grandes hallazgos de la arqueología. De la muerte a la inmortalidad.
Eduardo Matos Moctezuma publicó el libro Grandes hallazgos de la arqueología. De la muerte a la inmortalidad.

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de diciembre.- Tanto las diferentes losas de piedra volcánica talladas en altorrelieve como los restos del cuauhxicalco o edificio circular adosado con cabezas de serpiente, que fueron encontrados en las inmediaciones del Templo Mayor, podrán apreciarse en el nuevo vestíbulo que se construye para la zona arqueológica de lo que fue la antigua Tenochtitlán, señaló el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, coordinador del Proyecto Templo Mayor.

La obra que se realiza desde 2011, cuando el área fue cerrada a la circulación, “quizá quede lista el año próximo”, agregó.

“La obra va avanzando se sigue trabajando en ese nuevo acceso, una vez que se abra, quizá el próximo año, se podrán apreciar algunos vestigios que salieron ahí al estar haciendo las  obras como el cuauhxicalco, un edificio circular con cabezas de serpiente adornándolo y que se menciona en las fuentes de que ahí se encontraban los restos de algunos gobernantes mexicas”, dijo. El arqueólogo agregó que “esta prevenido” que también se pueda ver “el piso que apareció con grabados de serpientes y otros personajes”.

Se trata de al menos unas 25 lápidas con representaciones diversas que fueron encontradas en una extensión aproximada de 20 por 2.3 metros, justo en el costado sur del predio de las Ajaracas, donde el 2 de octubre de 2006 se localizó el monolito de Tlaltecuhtli, considerado la lápida mortuoria de la tumba de Ahuízotl.

Matos Moctezuma afirma por primera vez en su nuevo libro Grandes hallazgos de la arqueología.

De la muerte a la inmortalidad (Tusquets Editores, 2013) que bajo el monolito azteca se encuentra la tumba de Ahuízotl.

Antes, sólo se mencionaban como simples especulaciones, tanto Matos como Leonardo López Luján, quien realiza la exploración en el sitio, se cuidaron de hablar sólo de hipótesis.

En el libro, el arqueólogo titula el capítulo VI como La tumba de Ahuízotl frente al Templo Mayor, y presenta datos, tanto de documentos históricos como arqueológicos, para sustentar su afirmación.

“En las fuentes se menciona como es que se enterraba a los gobernantes y en qué lugar se enterraban, está toda la descripción del entierro de Ahuízotl y cómo fue quemado y depositado en una olla frente al Templo Mayor.

“Después tenemos un dato interesante que está en la enorme lápida mortuoria, el glifo Diez Conejo que corresponde al año en que muere Ahuízotl y al que sucede en el trono Moctezuma II en el año 1502, además la lápida se encontró en la etapa constructiva que mandó hacer Ahuízotl”, explicó.

En su nuevo libro Matos Moctezuma vuelve a ocuparse de la muerte, un tema al que siempre ha recurrido.

“El libro trata de esas cinco grandes tumbas que fueron hechas por culturas muy diferentes y muy alejadas en el tiempo, empezamos con la Tutankamón encontrada en 1922 por Howard Carter; después tenemos la tumba imperial china que fue encontrada en la década de los 70 del siglo pasado y luego llegamos a Mesoamérica donde escogí tres tumbas”, indica.

La primera de ellas es la mixteca, localizada en Monte Albán por Alfonso Caso y denominada Tumba 7; después la Tumba de Pakal encontrada en Palenque a mitad de la década del siglo XX y por último la de Ahuízotl, que se comenzó a excavar en 2006 en el Templo Mayor.

Matos dice que “el arqueólogo no es un buscador de tesoros, no le interesa encontrar tesoros, esa no es su meta, pero sí poder encontrar y a través de las obras del hombre mismo ya sean palacios, tumbas, casas habitación, tratar de reconstruir la historia de los pueblos que nos antecedieron.

“Lo que estamos tratando aquí, es conocer más lo que era el pensamiento de estas culturas acerca de la muerte, sobre el más allá, cómo se enterraron a esos poderosísimos señores”, señaló.

Libro

Título: Grandes hallazgos de la arqueología. De la muerte a la inmortalidad

Autor: Eduardo Matos Moctezuma

Editorial: Tusquets Editores, México, 2013, 282 pp.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios