Salvan mural de Diego Rivera

La obra Detroit Industry no está incluida en la subasta que organiza la casa Christie’s

COMPARTIR 
19/12/2013 06:26 Sonia Ávila

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de diciembre.- El mural Detroit Industry que Diego Rivera realizó en 1932 ex profeso para el Instituto de las Artes de Detroit (DIA por sus siglas en inglés) se descartó para la valuación que hizo la casa de subastas Christie’s a la colección de arte del museo.

Al entregar el informe final sobre la cotización del acervo del DIA, la rematadora explica que por órdenes del gobierno sólo se revisaron las obras clasificadas como compras directas de la ciudad, “City of Detroit (COD)”, y no se contemplaron piezas adquiridas por donación o compras de fundaciones privadas.

El mural de Rivera, compuesto de 27 paneles, fue un regalo de la familia Ford al Instituto,  luego de financiar el trabajo del muralista. Incluso, para la producción del fresco se formó una comisión encabezada por Edsel Ford, hijo de Henry Ford, y empresarios que aportaron una inversión de diez mil dólares para cubrir el costo de materiales y aplanado con yeso del muro en el que el pintor mexicano trabajó de julio de 1932 a marzo de 1933.

Desde julio pasado, cuando la ciudad se declaró en bancarrota y las autoridades vieron en el acervo del DIA un activo para pagar las deudas millonarias, se ha comentado del riesgo de vender la obra de Rivera que es un retrato de la vida cotidiana e industrial de la ciudad en la década de los 30.

Ante la insistencia del director de emergencias de Detroit, Kevyn Orr, de obtener al menos 500 millones de dólares del acervo del DIA, las autoridades del museo han asegurado en reiteradas ocasiones que ni el mural ni el resto de pinturas, esculturas o fotografías de la colección pueden considerarse bienes en venta, e incluso han buscado que el edificio se sume al Registro Nacional de Lugares Históricos para su protección.

“La colección de arte es un recurso cultural de la gente de Detroit, del área de los tres condados y todo el estado de Michigan. La colección del museo es el resultado de más de un siglo de aportes de beneficencia pública y privada para el beneficio del público; ha sobrevivido a varias crisis municipales fiscales, incluida la Gran Depresión”, afirma el DIA en un comunicado publicado la semana pasada.

Ayer, la casa de subastas entregó a Kevyn Orr el informe final de la valuación que hizo al acervo del DIA, junto con cinco propuestas para evitar su venta. Aunque el reporte se hará público luego de ser revisado por la oficina de Orr, la rematadora con sede en Nueva York difundió la versión preliminar en la que señala que sólo se cotizaron dos mil 781 obras de las 66 mil que integran la colección, pues éstas corresponden a compras directas del gobierno.

El valor de este conjunto es de entre 454 y 867 millones de dólares, de acuerdo con las estimaciones de Christie’s que tomó como referencia el precio más bajo y el más alto en que las piezas se pueden comerciar en el mercado del arte. Los objetos valorados, en su mayoría adquiridos entre 1920 y 1930, representan apenas el cinco por ciento de toda la colección.

La rematadora detalla que la valuación se concentró en las obras clasificadas como “City of Detroit”, que son las compras con recursos del gobierno estatal; que en un conteo inicial eran tres mil 300 pero al final se contabilizaron sólo dos mil 781.

De este universo, la cotización se dividió en tres fases. La primera fue una valoración de las obras “COD” expuestas en las galerías del museo; en la segunda se analizaron las piezas con esta clasificación almacenadas en bodegas, pero con un valor mayor a 50 mil dólares, y la tercera, fue tasar las obras en bodega con un valor inferior.

“Christie’s proporciona tanto una baja y alta gama del valor de cada trabajo de tasación. Se hace constar que los valores son individuales y no estimaciones de subastas. Los precios son un reflejo de la demanda y la competencia, y no reflejan necesariamente el valor justo de mercado”, señala el documento.

En la revisión de obras también participaron dos especialistas del museo, quienes decidieron que las piezas en exhibición no se desmontaran, las cuales representan el 75 por ciento del valor total del acervo clasificado como COD, detalla el informe.

La subastadora anexa en el reporte cinco sugerencias para evitar la venta de obra, y conseguir recursos para solventar los gastos del museo y apoyar en la crisis financiera de la ciudad.

Propone usar la colección como garantía para un préstamo o línea de crédito, asociarse con otros museos que pueden arrendar obras específicas, establecer un “fideicomiso de obra maestra”  para vender acciones a inversionistas, vender arte a un comprador dispuesto a dejarlo en resguardo en el DIA,  y recaudar dinero a través de exposiciones itinerantes.

Sin embargo, en un comunicado autoridades del museo se mantienen en la negativa de comercializar con el acervo al asegurar que es un recurso cultural, no un bien municipal, por lo que su valor se encuentra en que sirva para la educación y disfrute del público.

“A través del apoyo de los donantes del museo y los residentes de Macomb, Oakland, y los condados de Wayne, el DIA seguirá funcionando sin el apoyo financiero de la ciudad, y el ahorro a Detroit será de 350 millones en gastos en los próximos diez años”, explica el comunicado.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios