De ilusiones místicas y consumismo

El Museo de Arte Carrillo Gil presenta una revisión de una década de producción del artista Benjamín Torres; Los efectos físicos a largo plazo son aún desconocidos

COMPARTIR 
16/12/2013 01:56 Sonia Ávila

CIUDAD DE MÉXICO, 16 de diciembre.- A partir de decodificar Una publicidad, el contenido de una revista cultural o un objeto artístico, Benjamín Torres (Cd. de México, 1969) esboza aspiraciones, caprichos, ambiciones, deseos y preocupaciones sobre una realidad cada vez menos promisoria ante situaciones como la sociedad el consumismo o la crisis ambiental.

“Este emblema de la experimentación puede ser desde una manera muy inmediata y muy sencilla como el recorte de revistas, con lo que intenta descifrar lo que son sus propias ataduras y sus ilusiones de un mundo mejor, pero a la vez es pesimista; entonces hay un juego de deseo y pesimismo, y una actitud crítica frente a la cultura y la sociedad actual”, explica Guillermo Santamarina.

El curador del Museo de Arte Carrillo Gil (MACG) asegura que este pensamiento razonado, que ha marcado la trayectoria del artista, se refleja de manera directa en la exposición Los efectos físicos a largo plazo son aún desconocidos, una revisión de una década de producción de quien estudió en The Art Student´s League de Nueva York.

Se trata de un recorrido por obras que abordan temas como el medio ambiente, la publicidad, el consumismo y las ilusiones místicas; que más allá de seguir un sentido cronológico, se guía por los cuestionamientos sobre la posición “cómoda” que ha tomado el ser humano ante su condición de crisis.

A través de collage, escultura, instalación y objetos encontrados, quien ha expuesto en Alemania, Suiza, Canadá y Estados Unidos hace evidentes las paradojas del entorno en que se desenvuelve el hombre, igual en México que en el extranjero.

Por ejemplo, en la pieza Gusto adquirido (2008) interviene una fotografía de la revista Interview, fundada por el artista Andy Warhol y Gerard Malanga en 1969, en la que se observa a tres mujeres con referentes eróticos.

“Es un recorrido lúdico por lo que ha trabajado; sí están de alguna forma marcadas las distintas facetas temáticas que ha abordado, y en las que se ha enfocado en distintos materiales. Por ejemplo es muy conocido por lo que ha hecho en relación con el collage y el reciclado de imágenes de obra previa”, señala en entrevista Santamarina.

De este proceso creativo, también se exhibe Estática (2011), un conjunto de tres cuadros en gran formato compuestos de recortes de diferentes revistas que hacen una suerte de pintura abstracta. Su intención, dice el curador, es la reinterpretación de dispositivos de la cultura del consumo promocionada en las publicaciones mensuales.

“Lo que se muestra en el museo es su trabajo sobre el reciclaje de revistas de arte y cultura que interviene y con ello cancela sus contenidos, es una intervención experimental conceptual”, agrega al precisar que la revisión de obra de artistas poco difundidos será un nuevo eje en el MACG.

A decir del curador, Torres también ofrece “inyecciones de desazón” para abrir brechas de conciencia y de compromiso sobre el entorno: “Ha dedicado mucho de ese tiempo a estudiar esquemas de sus aspiraciones, ansias, afanes, anhelos, por recuperar algo del pasado, en la elemental nostalgia”.

El recorrido igual enfatiza en el valor que el artista le da a la información, a través de la recolección y reinterpretación de los contenidos de publicaciones no sólo de revistas sino monografías escolares, mapamundis o fotografías de autor; entonces sus intervenciones a este material, como en la pieza High Performance, establecen un pronunciamiento negativo contra el poder de la información.

¿Dónde y cuándo?

Los efectos físicos a largo plazo son aún desconocidos se exhibe en el Museo de Arte Carrillo Gil hasta el 16 de febrero de 2014. Av. Revolución

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios