Celebran a Edvard Munch a 150 años de su nacimiento

El pintor, considerado el "padre" del expresionismo, es homenajeado con una exposición en la Galería Nacional noruega

COMPARTIR 
12/12/2013 05:16 Notimex

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de diciembre.- Considerado el pintor noruego más importante y "padre" del expresionismo, Edvard Munch es homenajeado en su país con la exposición "150 años de Edvard Munch", que se exhibe en la Galería Nacional noruega.

La muestra, compuesta por 250 obras del artista, forma parte de los festejos que este año el gobierno noruego organiza en torno a uno de los pintores fundamentales del siglo pasado.

Exposiciones, obras de teatro, piezas musicales, películas, conferencias, simposios y libros, forman parte del amplio programa multidisciplinario con el que este año se recuerda al autor de "El grito", en el 150 aniversario de su nacimiento, que se celebra mañana.

El pintor y grabador nórdico se especializó en la estilización de la figura, la prolongación de las líneas y, en ocasiones, en el dramatismo y la intensidad cromática, lo que hizo de su estilo, uno de los modelos estéticos del expresionismo del siglo XX.

Edvard Munch nació el 12 de diciembre de 1863

De acuerdo con sus biógrafos, Munch nació el 12 de diciembre de 1863, en una familia de clase media plagada de problemas de salud, por lo cual su madre murió cuando él tenía cinco años y su hermana mayor, cuando tenía 14 años, ambas por tuberculosis.

De acuerdo con la biografía del pintor publicada en la Enciclopedia Británica, cuando aún era joven, su padre y hermano también murieron y su otra hermana desarrolló una extraña enfermedad mental.

Pese a los problemas, el pintor mostró talento para dibujar a una edad temprana, pero recibió poca formación formal. Fue en 1885 cuando llevó a cabo el primero de sus numerosos viajes a París, donde conoció los movimientos pictóricos más avanzados.

En la capital francesa se sintió especialmente atraído por el arte de Paul Gauguin y Henri de Toulouse-Lautrec, así que no tardó en crear un estilo sumamente personal, basado en acentuar la fuerza expresiva de la línea, reducir las formas y hacer un uso simbólico del color.

En 1892 se fue a erradicar a Alemania, aunque continuaba viajando a Noruega y París, donde montó una exposición que tuvo que ser retirada por el escándalo que suscitó y que dio pie a la creación de la Secesión Berlinesa.

En Noruega, Munch contó con grandes amistades en el ámbito político y literario y tuvo particular afinidad con el realismo social de la creación de Henrik Ibsen, con quien trabajó realizando los escenarios y el vestuario de la obra "Peer Gynt", en 1896.

Entre sus obras más reconocidas se encuentran: "El Grito" (1893), "Ansiedad" (1894), "Las cuatro edades" (1904) y "Asesino en la alameda" (1919).

En 1908, Munch cayó víctima del alcohol y sufrió una grave enfermedad nerviosa, por lo que tuvo que ser recluido en el psiquiátrico del doctor Jacobsen, en Copenhague, señala el portal en Internet "biografiasyvidas.com".

Tras su salida de la clínica, el pintor volvió definitivamente a Noruega donde recibió algunos encargos oficiales y pasó sus últimos años en soledad.

La obra de Edvard Munch se caracteriza por un sentido trágico de la vida y de la muerte, así como por exteriorizar las sensaciones de angustia y soledad, pese a sus primeras pinturas muestran una fuerte influencia de los impresionistas, pues conoció bien la obra de Gauguin y Van Gogh.

A su muerte, el 23 de enero 1944, Edvard Munch legó su patrimonio y todas las pinturas, grabados y dibujos en su poder a la ciudad de Oslo, que construyó el Museo Munch en 1963, aunque muchas de sus mejores obras se encuentran en la Galería Nacional de Oslo.

Tras el famoso robo de "El Grito", en 2005, el cuadro fue recuperado con desperfectos menores, y las medidas de seguridad que lo custodian fueron reforzadas de manera inmediata.

 

mca

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios