Roberto Torres crea movimiento con dramaturgia

El bailarín y coreógrafo español presenta en México la obra Los zuecos van hacia sus buenos hábitos, en La Cantera

COMPARTIR 
10/12/2013 03:45 Virginia Bautista
El coreógrafo y bailarín español Roberto Torres ayer durante su ensayo.
El coreógrafo y bailarín español Roberto Torres ayer durante su ensayo.

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de diciembre.- Debido al fuerte vínculo que tiene con África, debido al amor que los habitantes de este continente sienten por el baile, la búsqueda actual del coreógrafo y bailarín español Roberto Torres está en el mundo del animal, en la relación Humanidad-Animalidad, asegura.

El creador considerado uno de los renovadores de la danza contemporánea española comenta que a este tema dedicará su próxima coreografía, en la que también explorará lo que él llama la dramaturgia del movimiento.

“Yo soy una mezcla de lo que estudié, arte dramático, y lo que ejerzo por pasión, bailarín. Mis principios tienen mucho que ver con el hecho teatral. Me interesa mucho la dramaturgia del movimiento.

“Estoy dando un paso distinto. Antes me interesaba el personaje que se movía, el arquetipo. Ahora recreo las distintas formas de ser, que eso te lleva a un tipo específico de movimiento. El guerrero se mueve distinto al huérfano, por ejemplo”, explica en entrevista.

El fundador de la compañía Nómada Danza-Teatro se encuentra por primera vez en la Ciudad de México para interpretar en La Cantera la obra Los zuecos van hacia sus buenos hábitos, escrita y dirigida por Daniel Abreu, y a impartir el taller Humanidad-Animalidad, que comenzó ayer.

“No soy un autor que escribe coreografías cerradas, dejo que respire la obra. Como bailarín, yo sé el lugar donde va a estar mi cuerpo, y el estado en que lo tengo que colocar; pero desconozco cómo me voy a mover. Eso es improvisación, búsqueda. La idea es no analizar el cuerpo, sino sentirlo: ser ‘sintiente’, no pensante”, añade.

Quien estudió Arte Dramático en La Casona, en Barcelona, dice que le gusta dar vida a las coreografías de Daniel Abreu, por el reto que implican para el espectador. “Es un coreógrafo-sicólogo. Coloca e implica al espectador en un lugar de observación. No hay ningún espectáculo suyo donde el espectador permanezca impasible. Él deja muchos espacios en la pieza para que el público los pueda llenar. Los coloca cada vez más cerca, para que bailarines y espectadores compartan una experiencia”, añade.

Después de 13 años de trabajar con la compañía Nómada, Torres admite que la cultura y, en especial, la danza se han visto gravemente afectadas por la crisis que actualmente enfrenta España.

“Es una crisis que no es un cuento, es real, y que ha cambiado mucho los valores. El problema no es el desmoronamiento económico, sino de prestaciones y apoyos sociales que se habían conseguido.

“La danza siempre ha estado en crisis, aquí y en cualquier sitio. Nunca ha tenido dinero excesivo. Ha subsistido, pero, si miras el panorama de España, verás que las compañías prácticamente han desaparecido. No había muchas, pero sí algunas tenían bailarines estables”, agrega.

El también director del Teatro Victoria de Tenerife añade que lo bueno de todo esto es que la creatividad no para.

“El ser humano hace arte no por dinero, sino por una necesidad vital. Entonces, ante panoramas sombríos, busca la forma, en este caso, los formatos pequeños, los solos, los dúos, los tríos. Ningún coreógrafo va a asumir la responsabilidad de una crisis de este calibre en el formato grande.”

Piensa que “cuando asumamos que la cultura en una crisis es más que necesaria, cambiarán las cosas. El teatro, la danza, el arte, tienen la posibilidad de generar una reflexión. Por eso apostamos”, indica.

Torres interpretará, en esta ocasión, una pieza de Abreu estrenada en septiembre de 2008, en la que un hombre se enfrenta a sus gestos y manías en un espacio que imita un hogar vacío y aislado.

¿Dónde y cuándo?

El bailarín y coreógrafo español Roberto Torres interpretará la obra Los zuecos van hacia sus buenos hábitos, escrita y dirigida por Daniel Abreu, el 14 y 15 de diciembre, a las 20:30 horas, en el espacio escénico de La Cantera (Ponciano Arriaga 31, colonia Tabacalera, a un costado del Monumento a la Revolución).

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios