Revelan la censura a obra de María Izquierdo

Una exposición reconstruye, a través de fotos y documentos hemerográficos, el veto que artistas como Diego Rivera hicieron contra la artista en los años 40

COMPARTIR 
05/12/2013 03:22 Luis Carlos Sánchez
María Izquierdo retratada por Manuel Álvarez Bravo, 1932.
María Izquierdo retratada por Manuel Álvarez Bravo, 1932.

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de diciembre.- “María Izquierdo, la pintora indiscutible de más categoría de México, ha sido otra víctima del monopolio ejercido por los comunistas en nuestro arte”, señala una nota periodística de los años cuarenta. Como muchos artistas de la época, la pintora jalisciense padecía el poder avasallante que los muralistas. “Diego Rivera personalmente saboteó un proyecto de ella”, cuenta Sylvia Navarrete, directora del Museo de Arte Moderno (MAM).

“Hubo una comisión para que decorará los plafones del Departamento Central que era el Ayuntamiento. Hicieron todo Diego Rivera y otros para no dejar que ella los pintara y finalmente esgrimieron argumentos de que la calidad iba de la baja, que no era una pintora hecha y derecha y que por lo mismo no tenía derecho a tener una comisión de un mural, frente a eso se hizo una especie de coraza para defenderse”, agrega.

Los bocetos de aquellos murales que ya había empezado y que después recortó para venderlos como pintura de caballete, así como las notas de prensa que dan testimonio de aquella rivalidad, se exhiben por primera vez, junto a otros documentos y fotografías personales como parte de la exposición Archivo María Izquierdo del Museo de Arte Moderno, que conjuga unos 150 documentos y más de 100 fotografías en diálogo con las pinturas de la artista que el museo conserva.

Se trata, explicó Navarrete; “de mucho material inédito, es la dimensión más personal, más íntima de María Izquierdo, a través de este material hemos hecho puentes con su obra pictórica. No se trata solamente de mostrar documentos, sino de complementarlos con obra de ella para  hacer un enlace entre lo que se puede rastrear en sus documentos, en sus conferencias, en los artículos que escribió en su faceta de crítica de arte, de promotora”.

El archivo de la artista, fue adquirido por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) en 2005 para ser resguardado por el MAM. A la muerte de Izquierdo en 1955, su hija continuó el trabajo de recolectar todo lo que sobre su madre se publicaba. Pero durante siete años, el archivo permaneció prácticamente guardado en las bodegas del museo y ha sido hasta ahora que comenzó nuevamente a revisarse y catalogarse.

Gustavo Martínez, curador de la muestra y encargado de la catalogación del acervo, explicó que en el pasado se hicieron algunos ordenamientos, “pero no tenían un mismo criterio, ahora se piensa tener un criterio unificado de ordenamiento y empezar con las labores de conservación, los documentos que necesitan mayor trabajo son las notas periodísticas que fueron añadidas a papeles que no están libres de ácidos”.

El archivo está conformado por más de 953 documentos hemerográficos y unos 900 documentos oficiales y cartas y telegramas (enviadas con artistas como Lola Álvarez Bravo o Juan Soriano y políticos como Manuel Ávila Camacho), así como más de 350 fotografías entre retratos personales y de obra que van desde 1928 a muchos años después de su muerte.

Además de su fuerte convicción feminista, agregó Navarrete, en el archivo “se ve la enorme ambición de Izquierdo.

¿Dónde y cuándo?

La exposición Archivo María Izquierdo del Museo de Arte Moderno se exhibe hasta el 13 de abril de 2014.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios