43% aprueba la administración del presidente Peña Nieto según encuesta

Se avala el combate al narcotráfico (62%) y las acciones en materia de educativa (61%); la economía, asignatura pendiente

COMPARTIR 
25/08/2014 00:04 Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de agosto.- Baja el nivel de acuerdo con la gestión del presidente Enrique Peña Nieto. La desaprobación prevalece alimentada por la percepción de falta de mejoría, particularmente económica, incumplimiento de promesas y aprobación de medidas como la Reforma Energética y la Fiscal. Todavía se observa insuficiente control gubernamental sobre lo que pasa en el país. Se aprecia la labor presidencial para construir carreteras y la Reforma Educativa, pero se objeta el manejo económico, de acuerdo con la más reciente encuesta nacional en vivienda  BGC-Excélsior.

Retrocede cuatro puntos el porcentaje de personas que aprueban la gestión del presidente Peña Nieto, pues pasa de 47% a 43% (gráfico 1). El desacuerdo con la labor del mandatario es compartido por 54%.

Quienes están de acuerdo con su gobierno lo sustentan en que lo ven trabajando bien o con ganas de sacar adelante al país, en que lo ven sacando reformas y promoviendo cambios, así como también en que ayuda a sectores vulnerables. Las personas que están inconformes argumentan, sobre todo, que Peña no cumple lo que promete, que no se ven avances, que persiste la inseguridad y que continúan las alzas de precios. También se mencionan las reformas, la pobreza y los impuestos como causa.

Peña Nieto sigue sin cumplir con las expectativas que se tenían de su gobierno. 52% dice que ha hecho menos de lo esperado y sólo 14% cree que ha hecho más (gráfico 2). Asimismo (gráfico 3), le afecta la percepción de falta de control sobre lo que ocurre en el país (52%).

Como acciones más reconocidas positivamente  destacan las referidas a la educación, especialmente la Reforma Educativa. Las demás que se mencionan son muy diversas sin sobresalir alguna en especial. Las más ilustrativas son varias de las demás reformas (Energética, Telecomunicaciones), las acciones contra el narcotráfico, los programas contra la pobreza como la Cruzada contra el Hambre y las obras de infraestructura como  carreteras (gráfico 4).

Hay áreas de la gestión del gobierno que son bien evaluadas. La mayoría está de acuerdo con el trabajo presidencial en materia de construcción de carreteras y puentes (74%), combate al narcotráfico y crimen organizado (62%), educación pública (61%), servicios de salud (58%) y seguridad (56%). En todos estos ramos, la evaluación mejora respecto de abril pasado (gráfico 5).

En cambio, como ha sido la tónica en este sexenio, la desaprobación prevalece significativamente en las cuestiones económicas. Así, la mayoría está especialmente en desacuerdo con la labor presidencial en el control del alza de precios (73%), la economía en general (68%) y la creación de empleos (60%).

Las acciones que más han molestado han sido la aprobación de la Reforma Energética  en particular y otras reformas como la Fiscal y la de Telecomunicaciones, así como la persistencia de la inflación y el alza de precios de energéticos (gráfico 6).

El Presidente no está logrando transmitir atributos positivos que una sólida mayoría reconozca (gráfico 7). En los aspectos en que mejor se posiciona, como conocimiento y preparación, actitud de cambio y firmeza para tomar decisiones, las opiniones están divididas. En otros renglones, prevalecen las opiniones negativas en cuestiones como honestidad, independencia para tomar decisiones, sinceridad, cercanía y liderazgo.

Comentarios

Lo que pasa en la red