Excélsior en la Salud: Fumar también daña articulaciones

Un especialista del IMSS aseguró que el tabaco contiene agentes capaces de alterar moléculas a nivel orgánico y favorece la inflamación articular

COMPARTIR 
18/06/2014 10:10 Notimex
El consumo de tabaco crónico no sólo afecta pulmones y otros órganos vitales, sino además tiene repercusiones en las articulaciones, señala un experto. Foto Especial

GUADALAJARA, 18 de junio.- El especialista Mario Salazar Páramo indicó que el consumo de tabaco crónico no sólo afecta pulmones y otros órganos vitales, sino además tiene repercusiones en las articulaciones.

30% de pacientes con artritis u osteoartritis tiene antecedentes de tabaquismo

El jefe del Departamento de Investigación en Salud del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco agregó que el humo del cigarro contiene agentes capaces de alterar moléculas a nivel orgánico, lo cual, aunado a otros factores, fungiría como detonante para las enfermedades articulares.

Se sabe que el tabaquismo puede estar asociado al cambio en la conformación de ciertas proteínas o aminoácidos que posteriormente se expresan como anticuerpos y favorecen la inflamación articular”, afirmó.

Expresó que estas alteraciones se producen al modificarse un aminoácido y convertirse en una proteína citrulinada como una reacción del organismo ante el ingreso repetido del humo de tabaco por la vía pulmonar.

Dijo que otro aspecto a considerar es que el consumo de tabaco generalmente produce enfermedades dentales como la periodontitis, “esta al producir inflamación de las encías y albergar microorganismos, potencializa los cambios moleculares, e incrementa a su vez riesgos de desarrollar artritis reumatoide y osteoartritis”.

Subrayó que la susceptibilidad para desarrollar problemas articulares está relacionada con el hábito del tabaquismo, “tanto con el tiempo en que una persona fumó como con la cantidad de cigarrillos que consumía, aunado a otros factores como predisposición genética y cuestiones ambientales”.

Destacó que se ha documentado en la consulta de reumatología de este nosocomio, que por lo menos 30% de pacientes con artritis u osteoartritis tiene antecedentes de tabaquismo, ya sea como ex fumador o consumidor vigente.

Detalló que aunque la artritis reumatoide tiene mayor prevalencia en la mujer con una incidencia de tres casos por cada varón, se sabe que la prevalencia de tabaquismo es sólo ligeramente mayor en los hombres hoy en día.

Precisó que el grupo etario en donde con mayor frecuencia debutan las enfermedades articulares es entre los 20 y 40 años de edad.

Manifestó que comúnmente la artritis reumatoide inicia con sintomatología como dolor focalizado en las articulaciones más grandes (cadera, rodillas, codos).

Subrayó que ante la aparición de este tipo de dolor y persistencia del mismo, además de ser fumador y tener antecedentes familiares, se debe acudir a revisión médica para descartar cualquier afectación a nivel articular.

Puntualizó que la artritis activa mejor conocida como artritis reumatoide, ataca las articulaciones causando dolor y rigidez, de manera principal en manos, rodillas, hombros, codos y cadera.

 

mca

Relacionadas

Comentarios