Cinco comidas que no debes refrigerar

Contra la creencia popular no todos los alimentos se refrigeran, continua leyendo y entérate de cuáles son

COMPARTIR 
06/05/2014 14:13 Me lo dijo Lola

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de mayo.- Ahora que por fin la primavera ha hecho su gloriosa aparición, también la verdura se presenta más fresca y apetitosa. Pero para poder conservarla por más tiempo, y sobre todo que no pierda sus propiedades nutricionales, es importante saber cómo guardarla bien.

A continuación te presentamos cinco vegetales que no deben estar en el refrigerador y los motivos de por qué no hacerlo:

Tomates:  técnicamente el tomate es una fruta, cierto, pero sus usos hacen que se acerque más a ser un vegetal. Si alguna vez has cosechado tomates, sabrás que aman el calor y detestan el frío. Incluso después de haber sido cosechados, mantienen su amor por las altas temperaturas. El refrigerador, entonces, no es el mejor lugar para conservarlos. Si los guardas en el cajón de las verduras, te darás cuenta que su sabor disminuye así como su consistencia. Sí te servirán para cocinar y quizá muchos no noten cambios en su sabor pero sus propiedades y su consistencia sí cambiarán. Es mucho mejor tenerlos en un cajón exterior o bien sobre la barra y consumirlos cuando estén maduros, que es su mejor momento.

Albahaca: una pareja sin duda explosiva en la cocina son el tomate y la albahaca y resulta que tienen similares necesidades –y gustos-. La mata de la albahaca también adora el calor, por lo cual períodos extendidos de frío dentro del refri la apachurran y hace que se marchite prematuramente. La mejor manera de tratarla es como si fueran flores que compraste en el puesto. Con agua fresca que se cambie cada segundo día y lejos de la luz directa del sol. Cubrirla con una bolsa de plástico que quede floja ayudará a mantener la humedad (pero asegúrate que la bolsa tenga hoyitos o alguna abertura para que el aire fresco entre).

Papas: a las papas, a diferencia de las anteriores, les gusta lo húmedo más no frío. La temperatura ideal para guardarlas es alrededor de 7 grados. Como sabemos que es muy difícil estar midiendo la temperatura ambiente y tener un espacio con los grados exactos para ellas, te sugerimos guardar las papas en una caja de cartón o bien una bolsa de papel dentro de la alacena. Mejor papel que plástico puesto que no generará humedad que pueda pudrir a la papa. ¿Y por qué no en el refri en el cajón húmedo de verduras? La humedad y el frío convierten el almidón de las papas en azúcar, alterando su composición, sabor y textura así como la forma en que se cocinarán.

Cebollas: Las cebollas cuando se cosechan no traen ya esa pielecita característica como de papel. Para desarrollarla y mantenerla, deben ser “curadas” y mantenidas en un ambiente seco como la alacena, que no es tan húmeda como el refrigerador. También la falta de circulación de aire en el refrigerador provocará que las cebollas pues las pudre y guardarlas cerca de las papas genera una combinación de humedad y gases que pueden provocar que se pudran rápidamente. Sin embargo el cebollín y las cebollitas de rabo, que tienen una mayor cantidad de agua, se mallugan más rápidamente y tienen una vida de anaquel más corta, por lo cual sí toleran ser almacenadas en el refrigerador.

Aguacates: Los aguacates no se maduran sino hasta que son cortados del árbol, así que si compraste un aguacate que está duro, jamás lo almacenes en el refrigerador, pues interrumpirás su proceso de maduración. Por el contrario, envuélvelo en papel o periódico y guárdalo en un lugar calientito (el horno puede ser una buena opción). En la misma medida, si tienes un aguacate muy maduro, mételo lo más pronto posible al refri pues así retardarás su proceso.

¿Quieres saber más? Da click aquí

 

mef

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red