¿Existe la adición al porno?

No puede ser considerada una enfermedad a pesar de que es frecuente ver el término “adicción al porno” en artículos de prensa, e incluso en informes sicológicos o siquiátricos

COMPARTIR 
20/02/2014 13:37 Redacción
“No hay ninguna investigación científica sólida que muestre que este tipo de adicciones en realidad existe”, señala David Levy, de Sexual Health Reports. Foto: ESPECIAL
“No hay ninguna investigación científica sólida que muestre que este tipo de adicciones en realidad existe”, señala David Levy, de Sexual Health Reports. Foto: ESPECIAL

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de febrero.- Durante años nadie puso en dudas, entre el amplio espectro de adiciones conocidas, que sin lugar a dudas la adición al porno era una de ellas.

Sin embargo, probablemente esto no sea cierto, o al menos no aparece en Diagnostic and Statistical Manual (DSM) deenfermedades mentales, que acaba de ser revisado y actualizado.

Al respecto David Levy, de Sexual Health Reports señala que no puede ser considerada una enfermedad a pesar de que es frecuente ver el término “adicción al porno” en artículos de prensa, e incluso en informes sicológicos o siquiátricos.

No puedes dejar de ver…

“No hay ninguna investigación científica sólida que muestre que este tipo de adicciones en realidad existe”, señala. Y agrega: “En un exhaustiva revisión de artículos sólo dos de cada cinco artículos de investigación (37%) sobre un comportamiento sexual de alta frecuencia, lo describen como una adicción”.

La revisión que señala Levy pone de manifiesto que la mayoría de los estudios sobre el tema están basados en diseños experimentales carentes de rigor metodológico, y pecan de falta de especificación del modelo de estudio.

Afirma que, “existen muy pocas evidencias, o ninguna en absoluto, para apoyar a algunos de los efectos secundarios negativos que se le suponen a la adicción a la pornografía, descartando totalmente la relación de la disfunción eréctil con el excesivo consumo de porno”.

Por el contrario Levy  sugiere algunos efectos beneficiosos de lapornografía. “Puede mejorar ciertas actitudes hacia la sexualidad, aumentar la calidad y la variedad de los comportamientos sexuales e incrementar el placer en las relaciones a largo plazo”.

Además, señala que “el porno proporciona una salida legal para comportamientos o deseos sexuales ilegales, y su consumo o disponibilidad se ha asociado a una disminución de los delitos sexuales, especialmente el abuso de menores”.

Finalmente el experto señala que en muchos casos la supuesta adición tiene como mayoría aplastante en los varones, con una orientación noheterosexual, una libido elevada y con valores religiosos en conflicto con su conducta y deseos sexuales. Por lo que señala la necesidad de “mejores métodos para ayudar a las personas que luchan con este problema, pero siempre sin patologizar”.

Hay terapias pseudocientíficas y lucrativas que rodean el tratamiento de la llamada adicción a la pornografía. En lugar de ayudar a los pacientes que pueden tener problemas para controlar la visualización de imágenes de carácter sexual, el concepto de adicción a la pornografía parece alimentar una industria con intereses económicos”, concluye.

 

¿Quieres saber más? Da click aquí

 

mef

Comentarios

Lo que pasa en la red