Fiebre por drogas baratas, como Krokodil, se extiende por el mundo

Se cuentan hasta 70 nuevas sustancias sintéticas detectadas en 2012, mientras que de 2000 a 2005, únicamente aparecieron cinco nuevas drogas cada año

COMPARTIR 
20/01/2014 09:52 Agencias
Es así que una improvisada alquimia tiene lugar en las calles, en donde principalmente la pobreza y las adicciones crean una mezcla cuyos resultados han tomado por sorpresa al mundo entero.

Autoridades de Salud en México alertaron que la droga krokodil puede ser fabricada en casa y con ingredientes de fácil acceso, como codeína, un componente que se vende sin necesidad de receta y sirve para aminorar el dolor de cabeza

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de enero.- De acuerdo con el Centro Europeo de Monitoreo de la Drogas y la Adicción a las Drogas, en los últimos meses se ha producido una grave multiplicación en la creación de drogas originales, como el Krokodil que es el sustituto económico de la Morfina.

Esta fiebre por las drogas baratas se extiende por el mundo. 

Se cuentan hasta 70 nuevas sustancias sintéticas detectadas en 2012, mientras que de 2000 a 2005, únicamente aparecieron cinco nuevas drogas cada año.

Dichos estupefacientes pueden ser fácilmente producidos en laboratorios caseros que pueden ser trasladados a otros lugares”, dijo Jaralabos Poulopoulos, director de Kethea, el mayor centro antidroga de Grecia, de acuerdo con el diario español El Mundo.

Es así que una improvisada alquimia tiene lugar en las calles, en donde principalmente la pobreza y las adicciones crean una mezcla cuyos resultados han tomado por sorpresa al mundo entero.

La cocaína de los pobres

La Sisa se ha convertido en una de las drogas preferidas de las personas sin hogar en Grecia.

Tal es el caso de la Sisa, la cual se produce de forma barata, mezclada en muchas ocasiones con ácido de pilas, aceite para vehículos y champú, y la cual ahora causa estragos en Grecia, uno de los países que resultaron más afectados por la crisis europea de 2010.

Su ingrediente básico es la metanfetamina y sus efectos incluyen insomnio, alucinaciones y agresividad”, dijo Poulopoulos.

De esta manera, la Sisa se ha convertido en una de las drogas preferidas de las personas sin hogar en Grecia. Se comercializa en forma de polvo y suele consumirse fumada. Su precio es el mayor secreto de su éxito: la dosis vale tan sólo dos euros (aproximadamente 36 pesos). No obstante, puede llegar a ser mortal en unos meses, de acuerdo con quienes la utilizan.

Sin embargo, para las autoridades el comportamiento violento del individuo es uno de los efectos más preocupantes de la Sisa. “No está claro si se produce por la metanfetamina o por la privación del sueño”, agregó Poulopoulos. “Hay muchos testimonios de adictos sobre muertes resultantes del uso de Sisa”. Mientras tanto, su organización está a la espera de conocer datos oficiales para certificar la veracidad de dichas informaciones de esta aún enigmática droga.

La grave crisis económica es un ejemplo de que la droga no se encuentra fuera de esta inercia. De esta manera, al disminuir su poder adquisitivo, los adictos se ven en la necesidad de paliar su hábito incluso si para ello hay que recurrir a opciones más baratas y riesgosas.

Maullido eufórico

 

En primera instancia “Meow Meow” puede sonar como algo adorable. De hecho es la onomatopeya en inglés para un maullido (miau miau). Sin embargo, en el terreno de las adicciones se trata de un término utilizado en el argot callejero de Reino Unido para nombrar a la mefedrona sintética.

De acuerdo con DrugScope, la mefedrona “es un estimulante que está estrechamente relacionado de manera química con las anfetaminas”. Así mismo, el efecto que el Meow Meow da es comparable al éxtasis o la cocaína. Por otra parte, el medicamento, cuyo precio va de las 10 a las 15 libras esterlinas (entre 215 y 330 pesos), viene en forma de polvo blanco que suele inhalarse, aunque también puede presentarse en forma de pastillas o cápsulas.

Según la organización británica, “muchas personas que han utilizado mefedrona y otros medicamentos similares reportan que sus experiencias son similares a tomar anfetaminas, éxtasis o cocaína, produciendo una sensación de euforia y bienestar, y a sus usuarios más alerta, confiados y locuaces”.

No obstante, en el sitio web de DrugScope también se menciona que el Meow Meow ha sido implicado en varias muertes. “Un papel causal en fatalidades que aún no se ha demostrado de forma concluyente”, agregan.

Por su parte, el Psychonaut Research Project, organización de la Unión Europea que busca información en Internet sobre nuevas drogas, identificó la mefedrona por primera vez en 2008. Su investigación sugiere que la droga se encuentra disponible en el mercado desde 2007.

 

El círculo interminable

A diferencia de otros estupefacientes con los que el mundo está familiarizado por estar –hasta cierto punto– bien identificados por las autoridades y organismos sanitarios en el orbe, las nuevas sustancias comparten entre sí su reciente incorporación al mercado de las drogas.

De igual manera, la demanda ocasiona que nuevas sustancias surjan incluso más rápido que los esfuerzos por controlarlas, por lo que –sin importar que se restrinjan los ingredientes para fabricarlas– siempre habrá una nueva alternativa para los usuarios. Una droga más poderosa de la que nadie sabrá nada hasta que sea demasiado tarde.

La química moderna se ha vuelto tan flexible que puede hacer prácticamente cualquier cosa”, dijo al respecto Craig Motbey, de la Universidad de Sidney, quien se encargó de investigar los efectos de la mefedrona en ratas. Una nueva droga sale, las autoridades la prohíben y toman medidas enérgicas contra la oferta. Entonces otra droga sale, las autoridades la prohíben y tiran abajo en el suministro” agrega, haciendo referencia al círculo interminable en el que se convierte el control de drogas. Sólo se necesita mover un átomo de carbono de un lugar a otro para cambiar a un medicamento de inofensivo a divertido absolutamente letal”, añade el investigador, quien concluye que sólo es una cuestión de tiempo antes de que la comunidad que consume drogas encuentre algo increíblemente peligroso. Una droga incontrolable.

 

pdg

Relacionadas

Comentarios