Tarjetas pirata: cumplen su pena... libres

Consignados por vender TDF clonadas sólo firmarán en reclusorio porque su delito no es grave

COMPARTIR 
03/09/2014 05:41 Filiberto Cruz Monroy
Luego que se detectó la venta irregular de tarjetas, el Metro y el Metrobús sacaron de circulación la edición verde de los plásticos.

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de septiembre.- Un juez penal sentenció a los dos hombres detenidos y consignados en julio pasado por vender Tarjetas Distrito Federal (TDF) clonadas a través de internet, sin embargo ambos salieron en libertad, ya que el delito por el cual fueron condenados no es considerado grave.

Autoridades del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) explicaron que Jair Gabriel Sánchez Soria y Jacobo Bello Rivera fueron sentenciados por el juez Séptimo Penal, con sede en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte, a una pena menor a cinco años de prisión.

El delito de “posesión de tarjeta para el pago de servicios a sabiendas que son alteradas” es considerado no grave, según el artículo 336 del Código Penal para el Distrito Federal, por lo que ambos sujetos obtuvieron su libertad aunque deberán acudir a firmar al centro de reclusión y realizar algún tipo de labor social que no ha sido especificada.

Excélsior informó en días pasados que ambos sujetos fueron detenidos por elementos de la Policía de Investigación luego de que el apoderado legal del Sistema de Transporte Colectivo Metro acudiera a iniciar una averiguación previa por la venta de las TDF a través de la página de internet Mercado Libre.

Los investigadores de la PGJDF corroboraron que los plásticos se vendían en 175 pesos, pero con una recarga de 299 pesos.

Los agentes contactaron al vendedor y lo citaron en la estación Indios Verdes de la Línea 3 del Metro, donde fue detenido Sánchez Soria en posesión de tres tarjetas. El joven se identificó como estudiante de la carrera de Ingeniería Mecánica Eléctrica de la UNAM.

Después, los policías detuvieron a Bello Rivera en una casa de  la delegación Gustavo A. Madero  y aseguraron más de 100 tarjetas piratas.

También, Excélsior informó que en calles de la ciudad sujetos venden la TDF, la cual desbloquean para cargarle 500 pesos de crédito y venderla a los usuarios por un costo de 350. La tarjeta fue adquirida a los vendedores de software pirata que se despliegan en el Eje Central Lázaro Cárdenas, afuera de la Plaza de la Computación y de Plaza Meave.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red