Preparan vigilancia vecinal en Tláhuac

Mantas colgadas en varias colonias advierten que se linchará a quien cometa delitos

COMPARTIR 
18/08/2014 06:43 Gerardo Jiménez

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de agosto.- En sus calles todavía se pueden observar caballos, carretas y campos dedicados a la siembra ejidal. El olor a establo confirma lo que dicen sus habitantes: aquí es provincia dentro del DF. Sin embargo, por sus calles se repiten historias de inseguridad y violencia.

En los últimos días han aparecido media docena de lonas de color rojo en las que se señala que hay un grupo vecinal de seguridad que advierte con hacer justicia por propia mano si sorprenden a alguien delinquiendo en el pueblo de San Juan Ixtayopan, en la delegación Tláhuac.

“Delincuente: si te agarramos, ni cenizas quedarán de ti...”, se lee en un mensaje colocado en una barda de la colonia Francisco Villa.

A unos pasos de donde se encuentra colgada la manta, Rosa González relata que hace aproximadamente cuatro meses asesinaron en ese lugar a un hombre que venían siguiendo después de salir de una sucursal bancaria.

“Hace no mucho asaltaron a un señor y lo mataron ahí, hace como unos cuatro meses más o menos. Dicen que lo venían siguiendo gente desde el banco, traía dinero. Como no les quiso dar un portafolio, entonces lo mataron, lo dejaron muerto y se fueron huyendo”, cuenta la vecina, acompañada de un niño.

En otra esquina, en la colonia La Soledad, un comerciante relató lo sucedido el fin de semana pasado, cuando en una caseta del comisariado ejidal trataron de abusar sexualmente de una mujer.

“Hace tres días (el domingo 10 de agosto) gritaban: ‘¡Ayúdenme, ayúdenme!’. Salimos los vecinos y vimos que tenían a una mujer retenida. Lo que queremos es que haya seguridad todas las noches, que pongan un módulo de policía”, relató el hombre de lentes, quien pidió el anonimato.

El denunciante dice que ya se hizo una petición por escrito a la delegada Angelina Méndez Álvarez para que procure mayor vigilancia en ese lugar que hace honor a su nombre: todas las noches, la soledad invade las calles porque a partir de las 20:30 horas los comercios cierran y la gente ya no sale de sus viviendas.

En esta zona de San Juan Ixtayopan habitan más de 50 mil personas distribuidas en seis barrios, 11 colonias y dos unidades habitacionales.

De acuerdo con la denuncia de los vecinos, las colonias Jaime Torres Bodet, Peña Alta, El Rosario, Tierra Blanca y parte del ejido de la comunidad son los lugares donde se han reportado homicidios, asaltos y secuestros.

Hechos violentos

Desde el mes de abril, en la delegación Tláhuac se han reportado diversos hechos delictivos relacionados con grupos criminales, según datos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

El pasado 5 de agosto, Víctor Manuel Pérez fue ejecutado a balazos en su casa, en la colonia Zapotitla, mientras que el 3 de agosto, el policía auxiliar Alejandro Torres Espinoza fue asesinado en el barrio La Conchita.

Días antes, el 31 de julio, los cadáveres de un comerciante de la Ceda y de otro hombre aparecieron embolsados en la colonia Zapotitla.

El 27 de junio, un exagente del Estado de México fue asesinado en la colonia Ojo de Agua. El 23 de abril, un líder de comerciantes fue acribillado en la colonia Tempiluli y el 3 de ese mismo mes un agente federal fue plagiado y su cadáver localizado en la Unidad Villa Centroamericana.

Vecinos se organizan

La aparición de las lonas en  varias zonas de la demarcación no es casual, dicen algunas voces de inconformes.

Un hombre de piel morena, supuestamente ejidatario, dice ser parte de una “dirigencia” de vecinos que están conformando una guardia comunitaria.

Accede a hablar unos minutos con Excélsior  y sostiene que la ola de violencia que se vive en Tláhuac tiene al menos cinco años, por lo que consideran que llegó el momento de tomar el control de la seguridad.

“Ha habido robos, secuestros, robos a casa habitación, violaciones a mujeres y no pasa nada para ellos, que se haga la denuncia y que siga la averiguación. Pero ¿qué hacen nuestras autoridades?”, pregunta al pie de un pirul, mientras a lo lejos se observa una gran alfombra verde de pasto.

Este hombre asegura que son más de 500 personas las que ya están organizadas a través de códigos, los cuales no revela para no ser identificados o sufrir
represalias.

Cita el caso de una mujer que denunció un secuestro y días después apareció una corona de flores al lado de la puerta de su hogar.

- ¿Si encuentran a un delincuente, lo van a linchar?, se le cuestiona.

“Pues esa es la propuesta, porque estamos organizados y la gente está muy molesta y sea cual sea la reacción de la gente, ya estamos indignados, ya no soportamos, tenemos que hacer justicia por nuestras propias manos”, advierte.

Al respecto, el coordinador territorial, representante delegacional en la comunidad, Óscar Garcés Jiménez, reconoció en entrevista que la inseguridad ha rebasado a las autoridades, por lo que pide que el gobierno de la ciudad sume esfuerzos con el federal para realizar patrullajes en esa demarcación.

“Hoy amanecieron esas lonas porque la gente ya está inconforme, la autoridad delegacional quedó rebasada en inseguridad. Sí se puede decir que son una especie de guardias comunitarias los que se están conformando, los vecinos se están organizando, pero debería existir un patrullaje del gobierno federal”, sostiene Garcés Jiménez.

Tanto líderes de este movimiento vecinal como colonos  en general advierten que esta no es una simple amenaza y citan los hechos registrados en noviembre de 2004, cuando dos policías federales fueron quemados vivos y uno más herido gravemente durante un linchamiento perpetrado por más de 300 pobladores de San Juan Ixtayopan.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red