Dejan citatorio para 2 escoltas; presuntos agresores de escritor

El representante legal de Bell Autopartes debe señalar ante el Ministerio Público a los guardias

COMPARTIR 
08/07/2014 04:47 Filiberto Cruz Monroy
El escritor Maruan Soto Antaki denunció que los tripulantes de dos camionetas, una Durango y la otra Land Rover, lo agredieron físicamente y dañaron su motocicleta.

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de julio.- Agentes de la Policía de Investigación adscritos a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) dejaron en la empresa Bell Autopartes, con domicilio fiscal en la delegación Tlalpan, citatorios para que el representante legal de la compañía acuda al Ministerio Público de la Fiscalía Desconcentrada en la demarcación y señale quiénes eran los ocupantes de las camionetas Durango y Land Rover cuyos supuestos escoltas agredieron físicamente la semana pasada al escritor Maruan Soto Antaki en Insurgentes Sur.

La PGJDF detalló que gracias a la foto que tomó el escritor tras ser golpeado fue posible la identificación de la camioneta Durango con placas 259-XZK y cuya dueña es la empresa Bell Autopartes.

Agentes cercanos a la investigación advierten la posibilidad de que los escoltas que bajaron de la camioneta Durango cuidaban a uno de los dueños o directivos de esa empresa, quien viajaba en la Land Rover.

El martes pasado, Maruan Soto Antaki iba a bordo de su moto cuando observó que ambas camionetas eran conducidas imprudentemente por Insurgentes Sur a la altura del monumento a El Caminero.

El autor de Casa Damasco se hizo de palabras con los ocupantes de los vehículos, pero los rebasó y se orilló en un semáforo para tomarle foto a las camionetas y denunciarlos.

Sin embargo, el conductor de la Land Rover le “aventó” el vehículo provocando que su moto cayera al piso.

“En ese momento siento que ya tengo encima a uno de los dos escoltas (que se bajaron de la Durango) y me golpearon”, precisó Soto.

La ley advierte que el patrón de los escoltas debe presentarlos ante el MP para deslindar responsabilidades, pero el conductor de la Land Rover no lo hizo y también agredió al autor.

Relacionadas

Comentarios