Fraudes en compra de autos, la amabilidad su arma

Engañan a la gente que de buena fe les entrega su auto sin sospechar que son víctimas de un fraude. Se trata de personas que usan traje y corbata y aparentan ser muy amables

COMPARTIR 
05/07/2014 04:35 Filiberto Cruz
Foto: Quetzalli González/Archivo
Foto: Quetzalli González/Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de julio.- Ricardo Gutiérrez Ortiz, Gregorio Rangel Reza Santiesteban, Ricardo Roberto Ramos y Abel Jacobo Levy Abad tienen algo en común, todos se dedicaban a defraudar personas con la finalidad de despojarlos de sus automóviles.

Gutiérrez Ortiz de 32 años, con domicilio en la colonia Del Valle, gusta de vestir bien y tiene buenos modales, al igual que Rangel Reza Santiesteban, quien tiene al menos seis alias.

Ramos, de 66 años, maestro jubilado, y Levy Abad, de 61, delinquían juntos. Bajo la “protección” de ser personas de la tercera edad, ambos engañaban a la gente que de buena fe les entregaba su auto sin sospechar que eran víctimas de un fraude.

Se trata de personas que usan traje y corbata y aparentan ser muy amables. Esa amabilidad es su mejor arma.

La fiscal para la Atención del Delito de Robo de Vehículo y Transporte de la PGJDF, Penélope Rojas Rodríguez, advierte que son gente inteligente que incluso conoce de leyes. Ellos saben que las penalidades por este delito son bajas.

Dependiendo del costo del vehículo, va desde seis meses hasta 15 años, pero hablaríamos de que los vehículos no exceden tanto del costo; para que fuera más de diez años tendríamos que hablar de uno de 750 mil pesos, entonces por lo regular la penalidad es baja”, señaló la fiscal.

Excélsior publicó el pasado jueves que se realizan cuatro fraudes al día en operaciones  ese compra-venta de automóviles. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) emitió una alerta para que la población tome medidas precautorias.

Este diario conoció el caso de Diana y su esposo Jaime, quienes fueron defraudados hace un par de años y entregaron una camioneta Nissan, Murano, con valor de 300 mil pesos, la cual nunca recuperaron. “Mi esposo anunció la camioneta en el periódico y un señor se contactó con nosotros y nos dijo que le urgía comprarla porque se la regalaría a su hija”, explicó Diana.

Fueron al trabajo de mi esposo y ya llevaban el depósito hecho pero mi marido no les dio la camioneta. Él se fue y revisó su estado de cuenta y aparecía depositado el dinero y se las entregó al día siguiente en la tarde, que era un viernes”, precisó.

El lunes que fueron al banco se enteraron que el depósito era “salvo buen cobro” y el dinero no pudo ser cobrado por el banco, ya que el depósito fue hecho con un cheque sin fondos. Aunque la pareja acudió al Ministerio Público, hasta la fecha sigue sin recuperar su patrimonio.

Aunque la Condusef ha emitido algunos boletines para prevenir a la ciudadanía, no ha ordenado a los bancos que informen de manera más enfática y clara a sus clientes que ese depósito realizado no podrá ser cobrado hasta que la institución lo pueda reclamar al otro banco. Tan sólo en lo que va de 2014 se han iniciado 762 averiguaciones previas vinculadas con el modus operandi de fraude.

Si va a comprar un auto acuda al Módulo de Compra Segura de la PGJDF.

Relacionadas

Comentarios