PRI-DF afectado, pero no agonizante: Mauricio López

El presidente del partido capitalino afirmó que a 12 días de su llegada, encontró un instituto político desconectado de la sociedad

COMPARTIR 
03/07/2014 13:30 Notimex
Mauricio López anunció que iniciará reuniones con todos los partidos políticos. Foto Archivo
Mauricio López anunció que iniciará reuniones con todos los partidos políticos. Foto Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de julio.- A 12 días de haber llegado a la dirigencia priista en el Distrito Federal, Mauricio López Velázquez, afirmó sentirse muy bien en su nuevo cargo, pese a que encontró un instituto político desconectado de la sociedad.

Aseguró que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la capital está vivo, pero afirmó que a su llegada a la presidencia encontró dos partidos: uno activo y otro ausente, por lo que es necesario reconectarlo con la sociedad.

Quien tuvo como último cargo la coordinación de asesores del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, negó que con su nombramiento al frente del PRI en la Ciudad de México se haya sacado la rifa del tigre.

A pregunta expresa, respondió entre risas que le han insistido tanto sobre eso "que creo que ya no voy a ir a tirarle a los globos ni a las canicas".

Ser el nuevo dirigente del partido tricolor en la capital del país es un reto, una oportunidad y un desafío, y creo que cuento con unas características que me permitirán sumar para construir y generar unidad para ir hacia adelante, afirmó López Velázquez.

En su opinión, un partido fuerte tiene que partir de eso, y si no lo reconocemos los priistas con autocrítica, pues estaremos como el enfermo que quiere negar que está mal y así no se va a poder curar.

Creo, explicó el dirigente local del PRI, que primero tenemos que saber cuál es nuestra realidad para aplicar la medicina correcta y la tenemos que tomar todos y la tenemos que aplicar todos.

Sobre la estrategia para reposicionar al partido tricolor, adelantó que se pretende construir un frente que permita generar equilibrios en la ciudad y alternancia en las delegaciones políticas.

A dónde vamos y hacia dónde queremos ir, eso es lo que más le importa al PRI, destacó el sucesor de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre y quien deberá concluir el periodo de este al frente de esa fuerza política.

Acudiremos, añadió, al esfuerzo de construir una alternativa en la ciudad con candidatos priistas y ciudadanos y, si es necesario, con otras fuerzas políticas, si así lo evalúa el Consejo Político. Claro que podemos ir con todas las fuerzas políticas, pero nos importa sobremanera con la ciudadanía, con sus organizaciones y liderazgos.

Para López Velázquez, las alianzas o construcción de frentes no debería ser sólo el tema que convoque a una mesa porque hay una agenda en la ciudad en la que pueden avanzar juntos Acción Nacional y PRI, pero también los partidos de la Revolución Democrática, el Verde Ecologista, Nueva Alianza, el del Trabajo y Movimiento Ciudadano.

Sobre su llegada al PRI local, comentó que se encontró con un partido con problemas financieros, adeudos y multas en ejercicios fiscales anteriores y la limitante económica en su desarrollo por ser la segunda fuerza política en la capital del país, además de que hay un orden que es necesario revisar.

Asimismo se deben reconstruir mecanismos, protocolos, procedimientos, toda vez que el partido debe reconectarse con la sociedad.

Tras negar que ese partido esté moribundo, acepta que está débil, quizá enfermo, pero que cuentan con una franja de votantes duros de entre 15 y 20 por ciento, que participan y siguen comulgando con éste, por lo que tenemos que ampliar ese margen para construir mayoría social y lograr la primer alternancia en beneficio de los capitalinos.

Es decir, explicó, que con la sociedad civil y con nuevas fuerzas políticas en la capital, jugando en el próximo escenario electoral, queremos construir un frente que nos permita generar equilibrios en la ciudad y alternancia en las delegaciones.

Entrevistado en el restaurante de un hotel de Polanco, entre llamadas a su celular, descartó que haya una operación cicatriz en el PRI-DF.

Lo que hay, sostuvo, es una operación que va caminando, de suma de esfuerzos con todas las expresiones del partido, con todas las tendencias organizativas al interior, con todas las corrientes de opinión, para incorporarlas a la construcción de un Comité Directivo en el Distrito Federal que va a ser grande.

Este Comité Directivo no va ser grande por su tamaño, sino grande por las personas que nos acompañarán y por los temas que vamos a abordar, puntualizó el dirigente local priista.

En este contexto, se dijo convencido que sí es posible hacer un partido diferente en la ciudad "y van a ver cómo con esas expresiones vamos a construir tanto mensaje como estructura, pero con una relación diferente con la sociedad".

Respecto a las acusaciones contra el ex presidente local del partido, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, reconoció que esto sí afectó al instituto. Eso es innegable, pero están siendo analizadas por las instancias respectivas por lo que pidió no prejuzgar.

Esta afectación, continuó, permite también que podamos reconstruir al partido con un mensaje que vaya hacia los temas en los cuales hubo también la atracción mediática.

El PRI con hechos y resultados puede recuperar la confianza ciudadana y lo bueno del instituto político es que es un instrumento laico, progresista, con sentido de la historia, innovador, creativo y audaz en sus propuestas, con lo que podrá recuperar la vanguardia que fue en la capital en la construcción de esta ciudad de México en el Siglo XX.

Por otra parte, Mauricio López anunció que se reunirá con todos los partidos políticos, y que esta semana empezará con el Verde Ecologista de México.

 

mca

Relacionadas

Comentarios