Llueven críticas al PAN por miembros detenidos por acoso en Brasil

Diputados de la ALDF han llamado al Grupo parlamentario del blanquiazul a emitir una postura respecto de lo ocurrido el fin de semana

COMPARTIR 
02/07/2014 16:17 Kenya Ramírez / Foto: Especial
Sergio Eguren, director general de Desarrollo, y Rafael Medina, coordinador de Gabinete y Proyectos Especiales en Benito Juárez son acusados de los delitos de acoso sexual y lesiones corporales graves por tocamientos a una mujer y agresión a su acompañante.
Sergio Eguren, director general de Desarrollo, y Rafael Medina, coordinador de Gabinete y Proyectos Especiales en Benito Juárez son acusados de los delitos de acoso sexual y lesiones corporales graves por tocamientos a una mujer y agresión a su acompañante.

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de julio.- A cuatro días de que se dio a conocer la noticia de la detención de dos ex asambleístas del PAN, el Grupo Parlamentario en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) no ha emitido ninguna postura ni comentario oficial sobre lo ocurrido en Brasil.

Esto ha provocado críticas de algunos diputados de oposición, sobre todo del PRD, pues a decir de ellos, los blanquiazules no miden con la misma vara, como lo hicieron cuando se dio a conocer el  escándalo sexual que involucró al legislador y ex delegado Rubén Escamilla, que las diputadas panistas abandonaron una sesión pidiendo su salida del recinto de Donceles y Allende.

El vicecoordinador del PRD en la ALDF, Daniel Ordóñez se refirió al silencio que mantienen los integrantes de la bancada panista en torno a la detención de Sergio Eguren y Rafael Medina, funcionarios de la delegación Benito Juárez, acusados de los delitos de acoso sexual y lesiones corporales graves por tocamientos a una mujer y agresión a su acompañante.

Los panistas están acostumbrados a ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. La bancada blanquiazul ha optado por aplicar la política del avestruz ante este bochornoso caso que avergüenza a todos los mexicanos”, manifestó el perredista.

Ordóñez dijo que el hecho de que siga hospitalizado uno de los agredidos por Sergio Eguren, director general de Desarrollo, y Rafael Medina, coordinador de Gabinete y Proyectos Especiales en Benito Juárez, se contrapone con lo dicho por el dirigente del PAN-DF, Mauricio Tabe, en el sentido de que los detenidos “no son violentos”.

La diputada Dinorah Pizano fue más allá en su crítica y dijo que el gobierno delegacional encabezado por Jorge Romero, refleja  “doble moral y falta de respeto hacia las mujeres”.

No sé qué está esperando Romero para destituir a los ex diputados locales, es obvio que si las autoridades brasileñas los tienen detenidos, es por haber incurrido en una conducta ilegal, por lo tanto le exijo la destitución inmediata”, externó Pizano.

La actual presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en la ALDF, lamentó que quienes aprobaron reformas a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia del DF, durante la V Legislatura, sean los que incurren en actos violentos contra las mujeres.

Rocío Sánchez, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género en la ALDF reprobó los delitos que se les imputan a los ex asambleístas, pues de comprobarse los hechos, “se habrían comportado de forma ruin frente a una mujer”.

Habló de lo preocupante que “esa clase de cuadros políticos” ocupen cargos de alta responsabilidad pública, pues habla de débiles mecanismos de formación ética, de selección de personal y respeto a las leyes.

Dijo que si estas acciones se hubieran cometido en el DF, los ex asambleístas habrían incurrido en actos de violencia sexual y psicoemocional, en los términos de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia local, la cual ellos deben conocer muy bien, pues legislaron en el tema.

Ese ataque en pandilla contra una mujer y su pareja merece un abierto rechazo de nuestro país, especialmente de la dirigencia de Acción Nacional, porque no debemos olvidar que Eguren Cornejo y Medina Pederzini son parte del Consejo Directivo del PAN en el DF”, apuntó la asambleísta.

“La dirigencia del PAN, lo mismo la nacional que la local, deben deslindarse tajantemente de estos comportamientos, y en su caso aplicar las sanciones internas que correspondan, revisar a fondo su sistema de formación de cuadros y de postulaciones a cargos públicos, para evitar que personas así  ocupen espacios en donde se debe velar por la no violencia hacia las mujeres”, opinó la legisladora.

 

asj

Comentarios

Lo que pasa en la red