La tormenta azotó la ciudad, sobre todo en el sur

En el cuarto día consecutivo de lluvias se cuentan ya 723 encharcamientos; afectaciones y el caos vehicular por el cierre de vialidades volvieron a vivirse

COMPARTIR 
21/06/2014 05:12 Arturo Páramo

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de junio.- Por cuarto día consecutivo, la Ciudad de México sufrió colapsos en la circulación vial debido a la lluvia, en este caso en el sur de la capital, donde el Circuito Interior Río Churubusco y la Calzada de Tlalpan debieron ser cerradas por la acumulación de agua en los bajopuentes.

El cierre más drástico fue el de Circuito Interior en el paso a desnivel debajo de Tlalpan, donde la acumulación de agua provocó el cierre completo de la circulación en el sentido del Centro Nacional de las Artes hacia División del Norte.

En ese punto, la precipitación fue de 40 milímetros, es decir, de 40 litros por metro cuadrado por segundo, que no pudo ser
desalojado por el drenaje y provocó un encharcamiento de casi 50 centímetros de altura y el cierre
de la vialidad.

Otro de consideración sucedió en el bajopuente de Eje 7 Municipio Libre,  donde el nivel del agua obligó a que sólo un carril se mantuviera parcialmente abierto. El impacto fue en toda la Calzada de Tlalpan, donde en total se registraron ocho puntos de agua, y Circuito Interior, con cuatro, entre las colonias Anzures y Portales.

El congestionamiento fue tan grave en esas vialidades, que por la noche y pese a que ya había sido desalojada el agua, el tránsito seguía detenido debido a la gran cantidad de automovilistas que se dirigían hacia la autopista a Cuernavaca.

Por la noche, llovió en la zona norponiente de la capital, en la delegación Azcapotzalco, llegándose a un total de 113 encharcamientos en la ciudad de México a lo largo del día.

En el transcurso de la semana se han registrado anegaciones pocas veces vistas en la Ciudad de México, aunque no se dieron casos de que duraran más de 24 horas, por lo que no pueden considerarse como inundaciones.

Las precipitaciones fuertes iniciaron desde la madrugada del martes, y continuaron por la noche. Ese día el Sistema de Aguas de la Ciudad de México contabilizó 230 afectaciones por la lluvia en diversos puntos de la capital; sin embargo, fue en la zona del Aeropuerto y Oceanía donde hubo las mayores acumulaciones de agua que obligaron al cierre del Circuito Interior.

El miércoles la lluvia azotó principalmente la zona norponiente de la Ciudad, al provocar anegaciones en casas de la colonia Obrero Popular; las principales anegaciones fueron en Circuito Interior a la altura de Marina Nacional y en la avenida Camarones. Ese día se registraron 210 puntos de encharcamiento.

El jueves, la lluvia afectó sobre todo la zona del Bosque de Chapultepec, Polanco, las colonias Cuauhtémoc, San Miguel Chapultepec, así como los municipios de Naucalpan y Tlalnepantla. En total se contabilizaron 170 encharcamientos.

Ayer, tras la precipitación en la ciudad se sumaron 113, siendo el punto de mayor anegamiento el cruce de Circuito Interior y Calzada de Tlalpan.

La vialidad que ha sido más afectada a lo largo de la semana ha sido el Circuito Interior con anegaciones en el paso a desnivel de Oceanía, y en los bajopuentes de Marina Nacional, Reforma
y Tlalpan.

En total, en la Ciudad de México, se han sumado 723 encharcamientos reportados por el Sistema de Aguas entre el martes y el viernes, y es probable que la acumulación continúe.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, la humedad proveniente del Océano Pacífico y del Golfo de México en combinación con un canal de baja presión localizado desde el norte del país y que abarca hasta el centro seguirán provocando lluvias intensas en el Valle de México.

Ante este nivel de inestabilidad, el Meteorológico emite cada tres horas avisos de tiempo severo de corto plazo para el Valle de México.

 

Todo igual 50 años después

En 1964, el entonces presidente Adolfo López Mateos prometió que no se volvería a inundar la Ciudad de México, al menos la zona poniente.

Este 25 de junio se cumplirán 50 años de que López Mateos inauguró la segunda y última etapa del Interceptor Poniente, con una capacidad de desalojo de 30 metros cúbicos (30 mil litros) de agua por segundo.

Esta etapa contaba con 12.4 kilómetros de longitud, tuvo un costo de 190 millones de pesos (previamente se había dicho que costaría sólo 115 millones) y el túnel tenía entre 4.5 y 6.3 metros de diámetro.

Para la obra monumental se emplearon 250 mil metros cúbicos de concreto y 550 mil toneladas de acero. Y fue necesario construir 17 puentes para librar la obra.

El agua reunida por colectores y llevada al Interceptor desemboca en el Gran Canal del Desagüe y de ahí a la Laguna de Zumpango.

En su momento, López Mateos aseguró que con esto se acabarían las anegaciones en los municipios de Tlalnepan-tla, Naucalpan y Atizapán.

Era el tiempo en que el jefe del Ejecutivo inauguraba obras a diario, lo mismo unidades habitacionales monumentales como Tlatelolco, o el Museo Nacional de Antropología.

La primera etapa del Interceptor, inaugurada en 1960, costó 125 millones de pesos.

A medio siglo de distancia, el crecimiento de la ciudad ha hecho insuficiente el Interceptor, la zona de Valle Dorado ha sufrido de inundaciones severas, siendo la de 2009 la más intensa.

El 9 de septiembre de ese año, dos mil 500 casas resultaron anegadas tras el colapso del Interceptor Poniente. Los seis mil 500 habitantes de 60 manzanas de esa colonia exigieron al entonces gobernador, recursos para reconstruir sus propiedades y garantías de que el interceptor no volvería a reventar.

Tras los 50 años de vida del Interceptor Poniente, el presidente municipal de Tlalnepantla, Pablo Basáñez, anunció la instalación de un campamento en Valle Dorado tras la inundación registrada el jueves para atender afectaciones, y para esperar las anegaciones que, se da por descontado, ocurrirán durante la actual época de lluvias.

En la lluvia del jueves pasado de 45 milímetros por metro cuadrado, resultaron dañadas 28 viviendas y la circulación colapsó en la zona de Valle Dorado y Arboledas, afectando al Periférico y otras vialidades de la zona.

 

Abrirán el 2° piso en lluvia fuerte

El segundo piso de Periférico será abierto a todos de manera gratuita en caso de anegaciones que colapsen los carriles inferiores,  como sucedió el jueves pasado.

Esa apertura esta contemplada para pasar a formar parte de un  protocolo de actuación para casos en que la lluvia sature las redes de drenaje de la Ciudad de México, como ocurrió a lo largo de la semana,  y que está preparando el Gobierno del Distrito Federal, anunció el secretario de Seguridad Pública,  Jesús Rodríguez Almeida.

Independientemente del Operativo Tormenta con que contamos en la ciudad vamos a hacer un protocolo para lluvias extraordinarias como la del jueves y se genere mejor vialidad y tener como alternativa los segundos pisos”, dijo.

El protocolo se dará a conocer una vez que esté listo, y adelantó que además de la Secretaría de Seguridad Pública se incluirá al Heroico Cuerpo de Bomberos, a Protección Civil y al Sistema de Aguas de la Ciudad de México, entre otras dependencias.

Añadió que los principales problemas de tránsito ocurridos la tarde y noche del jueves se produjeron en la delegación Miguel Hidalgo, y destacó que la policía llegó en cuanto pudo a los puntos más conflictivos debido al intenso tránsito.

Almeida aseveró que siguió los conflictos viales desde el sistema de monitoreo con que cuenta el gobierno de la ciudad.

Ayer tuvimos una lluvia inusual, extraordinaria, que generó más de 160 encharcamientos y logramos sacar diez vehículos totalmente inundados, con personas a bordo, en Chivatito”, dijo.

Durante la lluvia del jueves, además, hubo 20 árboles caídos en diversos puntos de la ciudad. Las zonas más afectadas en el Distrito Federal fueron Periférico, Circuito Interior y Paseo de la Reforma.

La lluvia que cayó en cinco minutos provocó las inundaciones y los encharcamientos, fue demasiada agua y esto complica (sobre todo en) los bajopuentes, a donde no llega rápido el sistema de aguas debido al tráfico.

Pude constatar (la acción de la policía) a través del monitoreo, llegó  rápidamente para eficientar las cosas tanto en tránsito como en seguridad”, destacó Rodríguez Almeida.

Comentarios

Lo que pasa en la red