Aplica la PGJDF Operativo ‘Mala Copa’ en la Roma

Dos establecimientos de dicha colonia fueron inspeccionados y suspendidos toda vez que excedían el nivel de ruido permitido y no contaban con la Licencia Única Ambiental

COMPARTIR 
15/06/2014 12:33 Notimex
El operativo se realizó el pasado 11 de junio y participaron también la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal, la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial. Foto: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de junio.- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) participó en el operativo permanente denominado “Mala Copa”, donde dos establecimientos de la colonia Roma fueron inspeccionados y suspendidos.

Mediante un comunicado, la PGJDF destacó que estos dos establecimientos fueron suspendidos toda vez que excedían el nivel de ruido permitido y no contaban con la Licencia Única Ambiental, además en la supervisión participaron diversas autoridades administrativas locales.

En este caso, la Fiscalía Desconcentrada en Materia de Investigación en Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana, informó que los lugares están ubicados en avenida Álvaro Obregón, número 100 y 106, en la delegación Cuauhtémoc.

La PGJDF participó en el operativo permanente denominado “Mala Copa”, donde dos establecimientos de la colonia Roma fueron inspeccionados y suspendidos

El operativo, informó la PGJDF se realizó el pasado 11 de junio y participaron también la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal, la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, ente otras.

Asimismo acudió personal de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y de las fiscalías centrales para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes, y de Investigación para la Atención del Delito de Narcomenudeo, además del Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal (INVEA).

Durante la inspección, en el establecimiento registrado con el número 100, la Cofepris, procedió a la destrucción de seis botellas de vino vacías, debido a que sus etiquetas estaban cubiertas y de esta manera se evitó que fueran rellenadas posteriormente.

Por su parte, la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal, realizó la suspensión total de actividades de los dos establecimientos mercantiles, toda vez que no contaban con Licencia Única Ambiental y por exceder el nivel de decibeles permitidos por la Ley, pero las demás autoridades administrativas, no reportaron anomalías.

jgl

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red