Ley dará autonomía a los discapacitados

La normativa aprobada obliga a todos los espacios, tanto públicos como privados, a que cuenten con accesibilidad

COMPARTIR 
14/06/2014 05:20 Kenya Ramírez
 Hace 25 años, en la Ciudad de México no había ni una sola rampa, ni cajón de estacionamiento para personas con discapacidad. Foto: Luis Enrique Olivares
Hace 25 años, en la Ciudad de México no había ni una sola rampa, ni cajón de estacionamiento para personas con discapacidad. Foto: Luis Enrique Olivares

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de junio.- El Gobierno capitalino, las delegaciones y hasta la Asamblea Legislativa (ALDF) estarán obligados a garantizar la accesibilidad a los inmuebles y espacios públicos.

La nueva Ley de Accesiblidad del Distrito Federal, recientemente aprobada en la ALDF, busca dar a las personas con discapacidad, plena movilidad y autonomía, y que la ciudad sea ciento por ciento accesible bajo estándares nacionales
e internacionales.

Jorge Zepeda, presidente de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables de la Asamblea Legislativa informó que corresponde al mandatario local, Miguel Ángel Mancera, por conducto de sus dependencias, así como a las delegaciones en el ámbito de sus facultades, hacer cumplir esta disposición.

La ley incluye una campaña de sensibilización para promover el conocimiento y reflexión de las necesidades, avances y propuestas a favor de las personas con discapacidad intelectual, motriz, visual y auditiva, y promover la accesibilidad universal.

En lo cotidiano, hay barreras físicas que impiden el acceso a espacios públicos como teatros, deportivos, oficinas de gobierno que no cuentan al cien por ciento con accesibilidad para las personas con discapacidad y esta ley obliga a todos los espacios, tanto públicos como privados, A QUE cuenten con dicha accesibilidad”, dijo el diputado del PRD.

El Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad capitalino (Indepedi) será el encargado de visitar los lugares, principalmente los edificios de reciente creación, para supervisar que dentro de su proyecto de construcción cuenten con los esquemas de accesibilidad que ya aparecen en el manual y obligar a que se cumplan con
esas normas.

Calificará, evaluará y certificará los inmuebles para que tengan rutas accesibles, rampas, puertas adecuadas, rutas táctiles, sanitarios con adecuaciones y cajones de estacionamiento, entre otros.

También será el verificador de aspectos relativos a la comunicación, como recursos de apoyo táctil referentes al sistema de lectura Braille y acceso a las tecnologías de la información.

​La legislación habla también de la instrumentación de los procedimientos para la certificación de intérpretes en lengua de señas mexicana.

Fidel Pérez de Léon, director general del Indepedi dijo que con esta ley se da un paso importante para cambiar la percepción de la discapacidad y eliminar obstáculos, pues “la discapacidad no es contagiosa, la discriminación sí”.

Ejemplo desde la academia

Desde hace 15 años, la Universidad Iberoamericana y la Asociación Civil Libre Acceso trabajan en la inclusión social de las personas con discapacidad, para alcanzar entornos arquitectónicos y urbanos dignos, incluyentes y accesibles.

Esto es a través del convenio de colaboración Espacios dignos con el cual pusieron en operación los dos primeros programas públicos de evaluación masiva de la accesibilidad en México, Establecimiento Amigo 1999 y 2000, de los cuales el campus de la Ibero obtuvo un reconocimiento.

En estos programas están inscritos 437 establecimientos, y el modelo se replicó en 2006 en el Programa Restaurantes Accesibles, que evaluó 96 inmuebles.

A la fecha, Espacios dignos ha realizado más de 800 evaluaciones sobre accesibilidad a edificios de instituciones públicas y privadas, como los del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), el Instituto Nacional de Migración, la Basílica de Guadalupe, la Alberca Olímpica Francisco Márquez, el Palacio de los Deportes, el Teatro Metropólitan y el Foro Sol, entre otros.

José Luis Gutiérrez Brezmes, académico del departamento de arquitectura de la Universidad Iberoamericana señaló que los diseños arquitectónico y urbano deben favorecer la inclusión, algo que se logra cuando se hacen a un lado los estereotipos antropométricos (referentes al estudio de las dimensiones y medidas humanas) y se comprendan las características físicas de los usuarios de los espacios.

Federico Fleischmann, presidente de Libre Acceso, reconoció que hace 25 años, cuando se fundó esta Asociación Civil, en la Ciudad de México no había ni una sola rampa, ni cajón de estacionamiento para personas con discapacidad, lo que era una evidencia de una total exclusión social, que se extendía a la educación y al empleo.

 

Medio millón vive en el DF

Casi medio millón de personas viven con alguna discapacidad física o mental en la Ciudad de México.

 De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2010, en el Distrito Federal  habitan 483 mil 45 personas con discapacidad lo que representa, 5.46 por ciento del total de la población.

De ellos, 56.9 por ciento son mujeres, y 43.1,  hombres, y son los grupos de mayor edad los que más adolecen.

La población menor a 15 años con alguna discapacidad es de 1.8 por ciento; entre 15 y 29 años de 1.9; entre 30 y 59 años de 4.5; entre 60 y 84 años de 19.9; y para los mayores a 84 años de 54.2.

El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred)señala que por condición de limitación en la actividad, la de movilidad es la más frecuente, representando 60.2 por ciento.

Le siguen los problemas con la vista, incluso usando anteojos, con 25 por ciento; de audición con 12.9; mental 9.2; y para hablar y comunicarse con 7.4. De todo el universo de discapacitados en la ciudad, 85.4 por ciento sólo tiene una limitación; 9.9 dos; 2.9, tres; y 1.9 cuatro o más.

La primera causa de limitación en la actividad de las personas con discapacidad es la enfermedad, con 39 por ciento; la segunda, la edad avanzada, con el 23.6; la tercera por accidentes, con 16.2; y la cuarta, por nacimiento, 15.6.

De acuerdo con el Censo de 2010, 29 por ciento de las personas con discapacidad en el DF no eran derechohabientes a ningún servicio de salud, por lo que las condiciones de vulnerabilidad en este segmento son mayores.

Las personas que viven con alguna discapacidad además son sometidas a discriminación por parte de la población que no la padece, y además padecen pobreza.

En la encuesta sobre discriminación realizada por el propio Copred, 31 por ciento de los entrevistados dijo que no darían empleo a una persona con discapacidad.

El 45 por ciento de las personas sin discapacidad son pobres, mientras que ese porcentaje crece a 51 por ciento en las personas que tienen alguna.

En la Ciudad de México los programas de atención a las personas con alguna discapacidad incluyen Educación Garantizada, que consiste en un apoyo económico para los niños que tienen a alguno de sus padres, o a ambos, en esa condición, o bien han fallecido.

Las personas con discapacidad que son mayores de edad reciben un apoyo mensual de 787.5 pesos al mes, que equivale a 60.5 dólares por parte del gobierno de la Ciudad de México.

Además se les brinda atención médica, rehabilitación y transporte gratuito.

–Arturo Páramo

 

Elaboran un mapa de los defeños

En casi seis años la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) recibió 623 quejas de 911 personas, en la que quienes padecen algún tipo de  discapacidad fueron el sector más vulnerado.

En un informe del Centro de Investigación Aplicada en Derechos Humanos de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal se detalla que de 2008 a enero de 2014 462 hombres y 356 mujeres con alguna limitación física, denunciaron  haber sido discriminados.

 De ese universo, los índices de edad con mayor vulnerabilidad fueron de 30 a 44 años.

Las violaciones recurrentes a sus derechos fueron la imposibilidad para que las personas discapacitadas puedan desplazarse libremente en unidades de transporte público, edificios de gobierno y discriminación para ser incluidos dentro de la sociedad.

Aquí lo más importante es la generación de políticas públicas integrales que no pasen sólo de una cuestión asistencial.

Se trata de hacer leyes que reconozcan las diferentes formas de discapacidad, que no se conviertan en un grado adicional de vulneración para las personas, y que sean políticas públicas que generen un ambiente de igualdad”, dijo en mayo pasado, la presidenta de la CDHDF, Perla Gómez Gallardo cuando se realizó la sexta Feria de los Derechos de las Personas con discapacidad en el Distrito Federal

Ante esta situación, la Comisión de Derechos Humanos capitalina anunció que está elaborando un mapeo de personas discapacitadas en la Ciudad de México.

Otro pendiente que existe en la Ciudad de México es que no hay información adecuada (datos estadísticos y de investigación), recopilada por autoridades locales”, dijo. Éste análisis abarca a la población con disminución visual, talla menor y con problemas de lenguaje.

Gómez Gallardo refirió que se hablará sobre la discapacidad y VIH; discapacidad y accesibilidad, y la discriminación laboral, así como la necesidad de implementar en los sanitarios retretes para personas de baja estatura.

Este instrumento busca contribuir, desde el trabajo integral que realiza la Comisión a dar elementos que permitan visibilizar la situación de los derechos de las personas con discapacidad, y así contribuir a la modificación de la cultura social respecto de su situación, encaminada a las instituciones públicas, pero que se espera tengan un eco en las privadas.

De acuerdo con el informe,  entre enero de 2008 a enero de 2014 se reportaron probables responsables en discriminación en tres secretarías capitalinas: la de Desarrollo Social,  y la  de Transporte y Vialidades (Setravi), la de Gobierno con  162, 70 y  99 respectivamente.

El principal cambio que tiene que ocurrir es el de nuestras mentalidades, en la manera en la que nos posicionamos frente al tema; tiene que ocurrir en la actitud que nos debemos ir construyendo y entonces sí impregnar con esa actitud los cambios legislativos y de política pública”, dijo Gómez.

- Ximena Mejía

Comentarios

Lo que pasa en la red