Santa Fe, desarrollo acotado y con retos

Uno de los polos económicos más importantes del país enfrenta la movilidad, la seguridad y la zona de deslaves como algunos de sus principales desafíos

COMPARTIR 
01/06/2014 05:38 Ximena Mejía

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de junio.- A un año de que el Gobierno del Distrito Federal y las delegaciones tomaran el control administrativo, financiero y de servicios en Santa Fe, este polo económico de la ciudad y el país vive un crecimiento acotado, ello debido al control desde las autoridades y por la naturaleza geográfica que impera en la zona.

En tanto, movilidad y seguridad son algunos de los principales problemas que enfrenta esta área que se reparte entre las delegaciones Álvaro Obregón y Cuajimalpa.

Frente a ese escenario, Leonel Luna, jefe delegacional en Álvaro Obregón, aseguró que de ser asignado el presupuesto solicitado de 100 millones de pesos para la zona, éste será destinado en seguridad, alumbrado público, la instalación de puentes, señalamientos y mejoras para la movilidad.

La partida sería dividida: 70 millones de pesos para Álvaro Obregón y 30 millones para Cuajimalpa, con lo que además se proyecta una estación de bomberos, solicitada desde la creación de la zona de corporativos.

Santa Fe ha disminuido su crecimiento. Me parece que está llegando al límite. Ha ido modificando de alguna manera su crecimiento en términos de generar un crecimiento controlado y equilibrado ubicando los problemas que hay”, dijo Luna en entrevista.

Para la delegación Álvaro Obregón, Ciudad Santa Fe debe centrarse en mejorar la movilidad  y las áreas verdes. En tanto, Óscar Moreno, presidente de la Asociación de Colonos de Santa Fe, en esta área del poniente de la ciudad, donde habitan 30 mil personas y tiene una población flotante de 150 mil, los principales problemas se basan en movilidad interna y externa, luminarias y seguridad.

Moreno señaló que, por ejemplo, los problemas de iluminación persisten en avenida Tamaulipas (Cuajimalpa), en la lateral de la autopista, y en Vasco de Quiroga (que cruza ambas delegaciones). En Álvaro Obregón aseguran una cobertura de 97 por ciento en ese sentido.

No puedes hablar de seguridad en Santa Fe con las luminarias apagadas, creo que ha sido un problema prioritario que no ha sido atendido en su totalidad”, dijo Moreno en entrevista.

En el primer trimestre de 2013 se asignaron 50 millones de pesos para Santa Fe, 30 para Álvaro Obregón y el resto para Cuajimalpa, y a mediados de mayo de 2013 desapareció el fideicomiso privado, que era administrado por la asociación de colonos.

Actualmente la vigilancia en Santa Fe corresponde a 100 policías auxiliares de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF).

Apoyo al peatón

La Asociación de Colonos de Santa Fe rechaza la colocación de puentes cerca de la Universidad Iberoamericana, el Tecnológico de Monterrey y Televisa, por considerar que esta medida privilegia sólo a los automovilistas. Moreno propone pasos peatonales, bahías de ascenso y descenso, como en San Miguel Chapultepec, y que se  reduzcan los carriles
vehiculares.

Lo único que le permiten al coche es que no se frene y hacer que la velocidad de las  vialidades siga sin cambios. El comportamiento del peatón se modifica porque tiene que  subir y bajar 40 escalones, respectivamente, y no todas las personas pueden hacerlo”, dijo.

Además, demandan retirar señalamientos urbanos obsoletos, reponer mobiliario urbano, recolectar basura, retirar comerciantes ambulantes, dar mantenimiento por bacheo y  repavimentar.

La amenaza

Un riesgo latente representan los deslaves en Puerta Santa Fe, Vasco de Quiroga, Prolongación Reforma, el acceso a La Loma y avenida Santa Fe.

Además de los encharcamientos recurrentes en las calles Manuel Sandoval, Manuel Guillermo Haro, Roberto Medellín y Vasco de Quiroga esquina con Prolongación Reforma.

Al ser creada en una zona de tiraderos y minas, en Santa Fe, del lado de Cuajimalpa, hay cerca de 30 construcciones, muchas de las cuales se levantan en zonas de taludes. El año pasado Cuajimalpa contabilizó 14 deslaves.

El  Centro para el Desarrollo Urbano de Santa Fe reveló  que los taludes ubicados en el kilómetros 13 de la carretera México-Toluca tienen una inclinación de 70 a 90 grados y que de acuerdo a la legislación deben considerarse territorio federal y áreas de reserva ecológica.

El delegado adelantó que en un mes recibirán el dictamen de la Secretaría de Medio Ambiente para definir si Prados de la Montaña puede ser un parque ecológico, como sugiere la Asociación de Colonos de Santa Fe.

Mientras que continúa en duda el destino del predio La Mexicana, donde se proyectó la construcción de más cinco mil viviendas, lo que fue rechazado por los probables deslaves, debido a que tiene una inclinación de 90 grados.

Predios tan polémicos como La Mexicana están sujetos a un plan maestro, así como otros de extensiones considerables de Santa Fe. No se puede construir, ni hacer nada, sin antes realizar una investigación urbana para controlar el crecimiento de Santa Fe, de tal manera que siga siendo una ciudad de alto potencial”, dijo Luna.

La Mexicana tiene una extensión de 42 hectáreas, casi dos kilómetros en la parte más ancha, 800 metros en promedio de amplitud; alcanza una profundidad de 70 a 90 metros y tres cuartas partes están rodeadas de taludes que van de 40 a cien metros de altura.

 

El agua es otro reto

Aunque el delegado en Álvaro Obregón, Leonel Luna, sostiene que está garantizado el suministro de agua por los tanques Ponderosa, Tamaulipas  2, Cruz Manca,  La Loma y Vasco de Quiroga; además de las estaciones de bombeo Cruz Manca y la Lumbrera Cero, abastecidas directamente del Sistema Cutzamala, y el pozo Totonaca, vecinos de Santa Fe lo rechazan.

Óscar Moreno, presidente de la Asociación de Colonos de Santa Fe,  indicó que han identificado a  piperos de San Bartolo Ameyalco, quienes venden el agua para los edificios corporativos, situación que han comentado con Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex).

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red