Recibe 52 años de cárcel secuestrador de Silvia Vargas

Un juzgado condenó a 52 años de prisión a Martín Enríquez Monroy, ya que se acreditó que fue el responsable de custodiar y alimentar a la hija de Nelson Vargas

COMPARTIR 
27/05/2014 23:48 Isabel González
Un juzgado condenó a 52 años de prisión a Martín Enríquez Monroy, ya que se acreditó que fue el responsable de custodiar y alimentar a la hija de Nelson Vargas.

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de mayo.- Un juzgado federal condenó a 52 años de cárcel a uno de los responsables del secuestro de Silvia Vargas Escalera, hija de Nelson Vargas, ex titular de la Comisión Nacional del Deporte (Conade).

52 años recibió de condena “El Chelas”.

La sentencia fue emitida por el Juzgado Decimoséptimo de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México en contra de Martín Enríquez Monroy, El Chelas, quien fue declarado culpable de los delitos de secuestro y delincuencia organizada.

Durante el proceso penal, se pudo acreditar que fue el responsable de custodiar y alimentar a Silvia Vargas, durante el tiempo en que permaneció en cautiverio hasta que perdió la vida a manos de sus captores identificados como integrantes de la banda de Los Rojos.

El Consejo de la Judicatura Federal informó en un escueto comunicado que Martín Enríquez Monroy fue condenado a 52 años y seis meses de prisión por los delitos de secuestro agravado y delincuencia organizada.

La resolución lo condena por ambos delitos y a la reparación del daño, imponiéndole diez mil 812 días de multa.

La casa de seguridad que fue utilizada para el cautiverio de Vargas Escalera —de tan sólo 18 años de edad en el 2007 cuando fue plagiada— se ubicó en la calle Bellavista, número 51, colonia San Miguel Xicalco, Delegación Tlalpan, en el Distrito Federal.

Vargas fue secuestrada el 10 de septiembre de 2007 cuando se dirigía de su casa hacia el colegio Alexander Bain.

Según las investigaciones, la hija de Nelson Vargas fue plagiada gracias a la complicidad de su chofer, Óscar Ortiz González, presunto integrante de la banda de Los Rojos.

Más de un año después de los hechos, Nelson Vargas dio a conocer la identidad de los presuntos responsables del ilícito y reclamó a las autoridades su falta de interés en el hecho: “La propia autoridad nos ha dicho que no tenemos nada que nos lleve a encontrar a Silvia... Sabemos que hermanos de un hombre que trabajó para mi familia dos años son de una banda que ha hecho secuestros. Si eso no es tener nada, eso es no tener madre”.

El 12 de diciembre de 2008 se confirmó que restos hallados en Tlalpan correspondían a Silvia Vargas y un día después fueron entregados a sus familiares.

El chofer fue el primer detenido y sus declaraciones permitieron que en julio de 2009 cayera el resto de la banda.

Hace unos días, un tribunal federal canceló la condena de 42 años con seis meses de prisión a Miguel Ortiz González, El Comandante Tigre, presunto miembro de la banda que plagió a Silvia Vargas.

Olga Estréver Escamilla, magistrada del Tercer Tribunal Unitario Penal, determinó que la sentencia no fue dictada con base en la nueva Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos de Secuestro.

Ante ello, ordenó a la juez federal, Isabel Porras Odriozaola, reponer el procedimiento y dictarle una nueva sentencia al plagiario, la cual podría ser relativamente más benevolente.

Comentarios

Lo que pasa en la red