Línea 12: proyecto Metro supo de riesgo desde 2013

Las fallas fueron detectadas once meses después de inaugurada la nueva ruta

COMPARTIR 
18/05/2014 23:54 Redacción
Más de 40 expedientes han integrado a la investigación y en dos semanas darán avances, aseguró Hiram Almeida. Foto: Cuartoscuro/Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de mayo.- La  primera vez que se mencionó la posibilidad de un descarrilamiento en la Línea 12 no fue en febrero de 2014, como se ha establecido.

Por lo menos desde el 11 de septiembre de 2013, el Proyecto Metro del Distrito Federal (PMDF), encabezado por Enrique Horcasitas, tenía conocimiento de ello, como quedó asentado en el acta de la segunda sesión extraordinaria del Subcomité de Obras de este órgano
desconcentrado.

En la página cuatro de ese documento se asentó que el director de Diseño de Instalaciones Electromecánicas del PMDF, Sotero Díaz Silva, afirmó:

 “…esto definitivamente lo consideramos nosotros un asunto de seguridad para los 400 mil pasajeros que se están transportando diario, algo de urgencia, ¿verdad?, porque esto puede a la larga influir en la seguridad, ¿no?; ¿por qué?, porque ya se nos está presentando algo más que el desgaste, ¿sí?

“Algo más que el desgaste que es bastante delicado, es la ruptura de los durmientes y las fijaciones y esto sí puede ser un motivo de un descarrilamiento, porque están en riesgo varios miles de usuarios…”, se lee en el acta, de la cual Excélsior posee una copia.

Dicha sesión fue de suma importancia, pues en ella se aprobó contratar a una empresa especialista, mediante adjudicación directa, para que diera los “Servicios de dictaminación para determinar los motivos  y recomendar las acciones a seguir para minimizar el problema presentado por los desgastes ondulatorios de los rieles del sistema de vías de la Línea 12 Tláhuac-Mixcoac del Sistema de Transporte Colectivo”.

Además, a pesar de la importancia de esa sesión del 13 de septiembre de 2013, el director general del PMDF no se presentó y se limitó a enviar en su representación a José Pascual Pérez, director de Administración de Contratos y presidente suplente del subcomité.

A lo largo del acta quedaron asentadas varias de las fallas que se presentaron y los problemas graves que ya se tenían en materia de desgaste.

Lo anterior apenas once meses después de que el Gobierno del Distrito Federal, bajo el mando de Marcelo Ebrard, inaugurara la Línea 12, luego de  pagar 119 millones de pesos a un consorcio alemán por el certificado que garantizó la seguridad en el funcionamiento de este transporte; certificación que sin embargo fue entregada apenas horas antes de presentar la Línea Dorada al
público.

De acuerdo con el contrato 9.07CD03.004, esa evaluación debió estar lista en julio de 2012, pero el documento fue entregado el 30 de octubre de ese año.

Diez meses después de recibir ese aval, se anunció un nuevo proceso de revisión que se concentró en la zona elevada.

Relacionadas

Comentarios