Inicia Derechos Humanos queja por muerte en clínica hiperbárica

La CDHEM busca realizar una investigación oportuna y corroborar si la clínica cumplía con las normas que rigen a estos establecimientos

COMPARTIR 
25/04/2014 18:13 Dalila Ramírez
Foto: @sergiocuadros

ESTADO DE MÉXICO, 25 de abril.- La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CDHEM), inició la queja Codhem/Tol/526/2014, luego de una presunta negligencia, por la que un hombre de 60 años murió al ser olvidado dentro de una cámara de oxigenación de la "Médica Hiperbárica de Toluca", informó el visitador general de Toluca, Juan Manuel Torres Sánchez.

10 días hábiles tienen por ley la Secretaría de Salud del Gobierno mexiquense y la PGJEM para entregar los reportes

Mediante un comunicado detalló que tras los hechos ocurridos al interior de la clínica, solicitaron un informe a la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de México para corroborar si la clínica cumplía con las normas que rigen a este tipo de establecimientos y saber si se habían realizado supervisiones y verificaciones que marca la legislación sanitaria.

El objetivo es allegarse de información para realizar una investigación oportuna y también pidió al ayuntamiento de Toluca un informe sobre los trámites y la licencia de funcionamiento respectiva.

En ambos casos, la ley establece un plazo máximo de 10 días hábiles para que la Comisión pueda recibir los reportes correspondientes.

De manera adicional, explicó que se hizo una solicitud a la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), para conocer la situación jurídica de las tres personas que fueron ingresadas al Penal de Almoloya, acusadas por la muerte de Filemón Consuelo Larios, de 60 años, para evitar que se violenten sus derechos humanos.

De acuerdo con el organismo que consultó a especialistas en la materia, en una cámara hiperbárica se suministra oxígeno puro a una persona, donde la presión es mayor a la normal. Las sesiones de atención varían de tres minutos a horas, dependiendo de varios factores.

En caso de que la persona sea sometida a más de dos horas de oxigenación y la presión al interior de la cámara pueda ser tres veces más que la presión normal, se generan efectos secundarios como mareo y fatiga leve, dolor de oídos o cabeza, adormecimiento de extremidades y descoordinación motriz; aunque otras complicaciones son daño a pulmones, ruptura de oído medio, afectación en senos nasales y cambios de visión.

El pasado lunes, Filemón Consulo Larios llegó a su consulta en la Médica Hiperbárica de Toluca ubicada en Paseo Tollocan para continuar su tratamiento por una úlcera venosa. El trabajador del estadio Nemesio Diez, presuntamente fue olvidado por los trabajadores al interior de la cámara de oxígeno donde su cuerpo fue encontrado hasta la mañana del martes. Su cuerpo fue sepultado en San Antonio Acahualco, en Zinacantepec.

 

mca

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red