24 horas de caos en la Mexico-Toluca

Despues de la parálisis por el granizo del miércoles, el transito aun fue lento ayer por los trabajos y la demanda

COMPARTIR 
18/04/2014 05:40 Arturo Páramo

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de abril.- Fue hasta entrada la tarde de ayer que la circulación en la carretera federal y Autopista México Toluca se reabrió en su totalidad tras la granizada de hasta 40 centímetros de grosor que cayó en la zona conocida como La Pila desde la tarde del pasado miércoles.

En el transcurso de la madrugada del jueves, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) federal anunció que sería reabierto el servicio en ambas carreteras en las primeras horas del jueves, sin embargo, en los hechos ambos caminos permanecieron saturados hasta la noche de ayer debido a la llegada masiva de automovilistas, autobuses y camiones de carga.

De acuerdo con Raúl Murrieta, subsecretario de infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en el transcurso de la madrugada fueron reabiertos dos carriles de la Autopista en cada sentido y un carril de la carretera libre, sin embargo, no pudo dársele flujo a la vialidad debido a que la maquinaria que seguía maniobrando obstruía parcialmente el camino.

Además, reconoció, cuando se anunció la reapertura de las carreteras, se registró una llegada masiva de vehículos que volvió a saturarlas.

Aunado a eso, la reapertura no fue total, sino que se permitía el paso “por goteo” de vehículos.

Miles de vehículos quedaron varados en medio de las dos carreteras, sin posibilidad de avanzar y sus ocupantes debieron pasar la noche en la autopista.

La Secretaría, con el apoyo de Secretaría de Gobernación, Secretaría de la Defensa y varias instancias federales logró reabrir la autopista. Va recuperando la normalidad”, dijo el funcionario por la mañana a Excélsior.

El drama, sin embargo, se repitió en cada uno de los miles de autos, autobuses y camiones de carga que se quedaron varados.

Hubo casos como el de Hiram, quien retornaba a su casa en Toluca tras laborar en la Ciudad de México, y tuvo que pasar la noche con amigos en la capital debido a la imposibilidad de seguir su camino.

O el de un hombre que solicitó ayuda vía la red social Twitter para que alguien le llevara comida para su hijo de un año que estaba a bordo de su auto.

Alguien que me apoye con leche nan3 estoy varado en la autopista o cualquier leche gracias este es mi ubicación”, decía el mensaje.

 Hubo vacacionistas o personas que viajarían por negocios y que se dirigían al Aeropuerto Internacional de Toluca, que no pudieron llegar a la terminal para abordar sus aviones.

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, mencionó también en la mañana de ayer que había garantías para que los paseantes pudieran transitar por la autopista, y reiteró que sería gratuita hasta las 22 horas de ayer.

La tarde del miércoles fue desplazada desde los municipios de Lerma y Ocoyoacac maquinaria para remover el hielo, informó Damián Canales Mena, secretario de Seguridad Ciudadana del Estado de México.

El granizo se empezó a cristalizar y llegó un momento en el que parecía piedra, lo que significaba un peligro para los automovilistas. La afectación vehicular alcanzó cerca de 15 kilómetros, a partir del punto más crítico de la granizada”,  indicó Canales.

La noche del miércoles, tras la granizada, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, anunció que 650 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, además de personal de la Secretaría de Desarrollo Social de la capital apoyarían a los varados en la autopista en el tramo que va de las vialidades de la ciudad y hasta La Marquesa.

Añadió que la ayuda también incluía el auxilio a las personas varadas en la carretea libre a Toluca.

La Secretaría de Gobernación llevó comida y cobertores a los automovilistas y pasajeros detenidos en la autopista y carretera federal a Toluca, ante la imposibilidad de mover los autos.

Ayer por la tarde, la circulación en las dos carreteras seguía siendo pesada debido a que miles de automovilistas retrasaron su salida esperando encontrar la vialidad despejada, sin embargo, la encontraron saturada.

La fuerte lluvia, acompañada de granizo, registrada en la autopista y la carretera México-Toluca, a la altura del kilómetro 30, en la delegación Cuajimalpa, también dejó por lo menos 80 habitantes afectados, entre ellos dos lesionadas, y 15 viviendas con algún tipo de daño, indicó el jefe delegacional, Adrián Rubalcava Suárez.

En entrevista, comentó que ese número de afectados era preliminar, ya que existen zonas como San Bernabé y Llano Conejo donde no se había podido ingresar con el personal de Protección Civil, debido a la cantidad de hielo que existe.

Además, los vehículos utilizados para realizar los trabajos de limpieza carecen de capacidad para ingresar en lugares donde se alcanzó hasta dos metros de granizo, señaló.

El jefe delegacional, que evaluó la situación de la emergencia, también reportó afectaciones en las colonias Xalpa, San Lorenzo Acopilco y La Pila, y explicó que 15 casas fueron dañadas por la caída de techos de lámina durante la granizada. En ese sentido, el GDF repartió láminas para los afectados. (Con información de Ángeles Velasco y Notimex)

Relacionadas

Comentarios