Muerte en Copilco ‘no fue un acto de maldad, sino una imprudencia’

Compañeros de Daniel Ramírez Miranda montaron una ofrenda en su honor en la Facultad de Derecho de la UNAM

COMPARTIR 
10/04/2014 19:21 Ximena Mejía

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de abril.- Para los compañeros de generación de Rodolfo Daniel Ramírez Miranda, alias “Derek” su muerte hace una semana al ser empujado a las vías de la estación del Metro Copilco, por su compañero Arit Joseph González Villegas "no fue un acto de maldad, sino una imprudencia".

Declaraciones de los involucrados señalan que el pleito inició cuando "Derek" llamó ñoño a Arit Josep.

Reunidos en la explanada de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) los jóvenes estudiantes  de octavo semestre colocaron una ofrenda con veladoras y un arreglo de crisantemos blancos para “Derek” y otra compañera, que también falleció pero por causas naturales.

Los estudiantes de Derecho de entre 22 y 23 años organizaron una colecta para la mamá de "Dani" reuniendo en dos días 7 mil 409 pesos para los gastos fúnebres, y que estará hasta el viernes en la explanada.

No entendemos cómo pasó, todos somos compañeros, y jamás vimos que tuvieran problemas. Daniel era un gran tipo. Creemos que fue la mala combinación del alcohol y un juego pesado", dijo Abraham, unos de sus compañeros.

El estudiante mencionó que aunque en la generación no todos eran amigos entrañables, sí existía un ambiente de compañerismo, por lo que aún no comprenden qué desencadenó la discusión que llevó a Daniel y Arit a los empujones.

Describe que desde primer semestre Daniel Ramíres mostró ser mesurado y atento en clases, no imagina que él hubiera comenzado la discusión.

Varios de sus compañeros describieron que en clases era poco participativo, pero en confianza entre ellos hablaba de música.

Daniel era un fanático de la música, le gustaba el metal y no perdía la posibilidad de recomendar grupos o debatir sobre géneros", recuerda Abraham.

Los jóvenes expresaron que su compañero González Villegas debe pagar conforme a derecho, pero no ser estigmatizado como una persona violenta, debido a que aunque no eran amigos, nunca vieron problemas entre ellos ni con otros estudiantes.

Por su parte, Perla Gómez Gallardo, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y profesora de la misma facultad y del mismo semestre que los jóvenes, indicó que este hecho es un llamado a fortalecer las políticas públicas para jóvenes para prevenir el abuso del alcohol y conductas violentas.

 

asj

Relacionadas

Comentarios