Retrato hablado: Damián Canales Mena, experto en retos trágicos

San Juan Ixtayopan, en 2004, evidenció el calibre de su capacidad de reacción. Hoy debe abatir el crimen en el Estado de México, como lo hizo en Hidalgo

COMPARTIR 
06/04/2014 01:51 Gerardo Jiménez
Ilustración: Julio Grimaldo

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de abril.- A  las 18:35 horas del martes 23 de noviembre de 2004, cuando apenas anochecía, David Alvarado Torrijo, quien era coordinador de la entonces Policía Judicial en la delegación Tláhuac, escuchó por su radio el reporte de un intento de linchamiento contra tres personas que supuestamente habían secuestrado a dos niños en el pueblo de San Juan Ixtayopan.

De inmediato, con ocho agentes, se desplazó hasta llegar al número 40 de la calle Educación Tecnológica, aunque sus patrullas las dejaron en la esquina de Progreso Sur, a 800 metros del lugar en conflicto.

Durante 30 minutos la situación fue tensa, la turba golpeaba a los agentes de la Policía Federal Édgar Moreno, Cristóbal Bonilla y Víctor Mireles. Luego todo se volvió incontrolable. Aproximadamente a las 19:35 horas, después del letargo de la SPF y de la SSPDF, el jefe de la Policía Judicial capitalina Damián Canales Mena dio la orden al comandante Andrés Velasco, del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI), para acudir a la zona de conflicto.

A las 20:45 horas arribó el GERI. Minutos después Canales Mena llegó a la esquina de Progreso Sur, donde se agruparon.

Los judiciales, que eran 45, esperaban la llegada de granaderos para poder intervenir, pero la ayuda no llegó. A las 21:25 horas tuvieron que abrirse paso por Educación Tecnológica. En ese momento los agentes eran quemados vivos. Velasco y Canales fueron informados que el tercer policía Édgar Moreno era llevado al quiosco del pueblo.

A las 21:50 horas los judiciales llegaron al lugar, y Canales ordenó el rescate de Moreno.

“La turba tenía toda clase de proyectiles: piedras, tabiques, cabos para azadones, herramientas de campo, tijeras de cortar pasto... Creo que su saña quería llegar al extremo de descuartizarlos, pero lo impedimos”, dijo Damián Canales.

Moreno fue rescatado y llevado a una ambulancia que lo trasladó al Hospital Xoco.

Un mes después, Canales y su equipo fueron premiados y reconocidos. Sin embargo, la PGR, tiempo después, inició una investigación y el secretario de Seguridad Pública del DF, Marcelo Ebrard, fue removido del cargo.

Canales Mena fue citado a declarar en calidad de testigo por más de seis horas y retó a las autoridades federales a realizar un peritaje para comprobar el tiempo que tardaron en llegar con los agentes judiciales.

“Hubiera querido salvar la vida de los otros elementos, lamentablemente no pudo ser así; pero mi conciencia está tranquila. La Policía Judicial del DF hizo lo humanamente posible por intervenir, y el resultado es que hay aún una persona con vida”, declaró en esa ocasión Canales.

Vida de determinaciones

Así ha sido parte de la vida del nuevo secretario de Seguridad Ciudadana del Estado de México, Damián Canales Mena, de determinaciones y reacción
inmediata.

En su hoja curricular se lee: originario de Zempoala, Hidalgo, aunque al ocupar su nuevo cargo se comentó que “ha vivido desde los seis meses de edad en el Estado de México”.

Licenciatura en derecho por la UNAM. Se desempeñó como director de la Policía Judicial del DF durante cuatro años.

Estuvo al frente de varias oficinas de la PGJDF, entre ellas la Fiscalía de Mandamientos Judiciales y de la Dirección de la Policía Judicial. Además, recibió cursos y seminarios organizados por Bolivia, España, Estados Unidos, Francia y México. Se le identifica como funcionario institucional, corto de palabra y con control del temperamento.

Es cuidadoso en sus relaciones políticas, quizá por eso siempre fue valorado en la administración de Andrés Manuel López Obrador y principalmente de su jefe directo, Bernardo Bátiz, exprocurador del DF. Su relación estuvo ligada a otro hidalguense, el fallecido Samuel del Villar. Quienes han trabajado con  Canales Mena dicen que es un hombre que cuida las formas, sin sobresaltos, con la voz de un abuelo, aunque con la mirada puede explotar: “Da la apariencia que duerme poco por las ojeras que lo caracterizan”.

Modesto de trato, viste sin lujos o marcas que lo identifiquen, atiende desde muy temprano y hasta muy tarde. Es el recuerdo que guardan de él en Hidalgo. Su despacho era modesto, sin embargo, no escatima en su seguridad personal conforme se han sumado los cargos  a su historial. Llamaba la atención que al ser el jefe de la Policía en Hidalgo mandó cambiar el acceso a ésta, en forma de laberinto, dicen. La puerta de su oficina estaba blindada. Al ocupar la jefatura de la Judicial en el DF propuso crear un salón de la fama con un registro fotográfico y placas de los principales mandos de la corporación. Su intención no prosperó al darse el relevo en la PJ.

También expresó su intención de que el 28 de octubre, celebración de San Judas Tadeo, patrono de los agentes, fuera declarado el día del policía judicial, y es un recuerdo que todavía guardan algunos elementos.

Reto en medio de la tragedia

El 19 de septiembre de 2007, poco después de las 17:00 horas, el secretario de Seguridad Pública de Hidalgo, Marcos Manuel Souberville, cayó abatido en el municipio de Huasca  a bordo de su camioneta Sonora, color blanco, placas HKN-7716 en cuyo recorrido mortal por Ocotillos lo acompañaba el empresario de las Telecomunicaciones Marco Covarrubias Melo. 20 casquillos, el total de descargas contra el mando.

A menos de  30 días de la caída de su colaborador, el gobernador Miguel Ángel Osorio Chong nombró el 9 de octubre a Damián Canales nuevo secretario de Seguridad Estatal, cuya principal tarea era inhibir a los 350 integrantes del crimen organizado vinculados con Los Zetas. Tenía que limpiar los 84 municipios de la entidad de armas cortas, granadas, desmantelar casas de seguridad de sicarios y halcones, algunos coludidos con policías.Dicen que puso de moda ofrecer balances mensuales del desempeño de la Policía de la entidad.

Uno de los principales logros de Canales Mena fue reducir la incidencia delictiva y detuvo a más de 350 integrantes de un grupo del crimen organizado, pese a las continuas  amenazas de muerte que recibió por parte de Los Zetas.

Una de las principales detenciones en su administración fue la de Eduardo Ramírez Valencia, El Profe.

Así se convirtió en uno de los hombres de confianza de Osorio Chong.

Dicen que se le señaló de favorecer al cártel del Golfo. Nunca se le comprobó nada, todo se quedó en simples denuncias verbales.

Al ocupar este puesto, relata uno de sus colaboradores, su temple se fortaleció al hacer declaraciones como: “Yo creo que aquí no hay vacunas como para asegurar que van a ser incorruptibles (los policías), lo que buscamos es una formación muy sólida, donde diariamente estemos insistiendo en los principios, en los valores, en la lealtad, en la disciplina, en el sentimiento de pertenencia a una institución, que participen en los honores a la bandera y que sientan que la patria es primero.”

Al iniciar este sexenio, Damián Canales Mena fue integrado a la Comisión Nacional de Seguridad de la Secretaría de Gobernación, donde se afinan los detalles para la elaboración de la estructura de la nueva policía que anunció el presidente Enrique Peña Nieto.

En febrero pasado, fue nombrado director de la División de Investigaciones de la Policía Federal, por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

A finales de marzo, luego de la renuncia de Rocío Alonso Ríos a la Secretaría de Seguridad Ciudadana en el Estado de México ante la ola de ejecuciones y tras los altos índices delictivos, se decidió que Canales Mena se encargara de este nuevo reto.

De entrada se anunció que serán dados de baja cuatro mil policías mexiquenses por no ser aptos para seguir en el cargo.

“El control lo vamos a tener, tengo el respaldo del titular del Poder Ejecutivo, creo tener los conocimientos y además la experiencia en Hidalgo. Entiendo que no es ni la extensión territorial, ni mucho menos el número de habitantes en cuanto al Estado de México (…) Y vamos con todo”, advirtió hace unas horas Damián Canales, en sus primeras declaraciones públicas como secretario de Seguridad Ciudadana.

Comentarios

Lo que pasa en la red