Ignoraron atención a desgaste ondulatorio en Línea 12 del Metro

Ahora el Metro espera una tercera opinión para arreglar el tramo elevado

COMPARTIR 
06/04/2014 08:04 Francisco Pazos

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de abril.- El Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro confirmó los daños que afectaban al sistema de vías de la Línea 12, el 14 de noviembre de 2013, después de los procesos de renivelación nocturnos que emprendió en agosto de ese mismo año.

Fue en ese mes cuando el director del STC, Joel Ortega, anunció el cierre nocturno de las estaciones Culhuacán, San Andrés Tomatlán, Lomas Estrella y Calle 11, para llevar a cabo trabajos de renivelación de vías.

Al momento del anuncio, Ortega agregó que dos empresas que participaron en la certificación original del 30 de octubre de 2012, que permitió la apertura de la línea, llevarían a cabo un segundo dictamen de las condiciones del tramo elevado.

Este dictamen que fue presentado por consultores de ILF Ingenieros Consultores S de RL de CV y por la empresa alemana TÜV-SÜD Rail GmbH reveló que el desgaste ondulatorio en la Línea Dorada no podrá ser eliminado definitivamente.

A pesar de que el consorcio constructor, integrado por las empresas ICA, Carso y Alstom, ofreció de manera oportuna, y según los manuales, el mantenimiento a todos los sistemas de la Línea 12, las conclusiones señalaron como causa del desgaste ondulatorio una falta de
mantenimiento.

En el apartado de las conclusiones, la empresa consultora señaló que “el desgaste ondulatorio excesivo es motivado por la falta oportuna de mantenimiento preventivo y correctivo de vías”.

El consorcio aseguró que durante un año, posterior a la puesta en operación de la línea, se hizo cargo del mantenimiento preventivo y correctivo, aunque señaló que durante cuatro meses el STC le impidió el ingreso al sistema.

De acuerdo con ICA, este retraso en la aplicación del programa de mantenimiento para el sistema de vías fue una de las causas principales del alto deterioro que afectaba a los rieles.

En el documento, del que Excélsior tiene copia, se detalla que durante las inspecciones en campo, los consultores detectaron compactado deficiente del balasto, polvo fino en las cabezas de los durmientes y movimiento notable al paso de los trenes.

Además de una falta de control del par de aprieta en fijaciones, lo que provocó la rotura y deformación de las grapas, la inadecuada función de las fijaciones NABLA y de las almohadillas del riel.

Estos defectos, según concluyeron los consultores, motivaron el deterioro prematuro de los elementos de vía y la transmisión de vibraciones de los trenes a los durmientes y al balasto.

En relación con los durmientes, el dictamen especificó la existencia de tres tipos diferentes de fisuras que incrementaban la aparición del desgaste ondulatorio en los rieles.

Los consultores detectaron fisuras longitudinales en la cara superior y costados de los durmientes y fisuras transversales en este mismo tipo de elementos de vía.

El documento también detalló que el desgaste ondulatorio que afecta al sistema de vías ubicado en curvas menores a 300 metros presenta una onda de entre 8 y 30 centímetros, lo que reveló problemas en vías y desgastes en las ruedas de los trenes.

A partir del cierre de 11 de las 20 estaciones que conforman la Línea Dorada, el 12 de marzo pasado, el STC espera una tercera opinión sobre los problemas que afectan al tramo elevado con la cual se diseñará un plan para
repararlo.

Postergan comparecencia

Ayer Jorge Gaviño Ambriz, presidente de la Comisión Investigadora de la Línea 12 del Metro en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), informó a través de un comunicado que la comparecencia de la  Empresa Supervisora de la Obra Electromecánica CONIISA fue reprogramada para el 11 de abril, cuando se tenía agenda para el lunes 7.

El diputado no ofreció detalles del motivo para postergar esta comparencia en el recinto de Donceles.

Comentarios

Lo que pasa en la red