Desgaste en vías de L12, por cambio de trenes: Consorcio constructor

Los representantes del consorcio constructor de la Línea 12 del Metro comparecieron ante la Comisión Especial para este caso en la ALDF; descartan daños estructurales

COMPARTIR 
31/03/2014 20:30 Notimex
Foto: @eliasrios
Foto: @eliasrios

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de marzo.- Representantes del consorcio constructor de la Línea 12 del Metro, integrada por las empresas ICA, Alstom y Carso, afirmaron que el desgaste ondulatario de las vías fue generado por el cambio de trenes que ordenó el Sistema de Transporte Colectivo (STC) y la falta de mantenimiento.

Aseguraron que no hay daños estructurales en la línea, que entregaron al cien por ciento y en perfectas condiciones, y que el deterioro en los durmientes y el sistema de vías tiene su origen en el desgaste ondulatorio, que se aceleró debido a la falta de mantenimiento.

Al comparecer ante la Comisión Especial de la ALDF que investiga dichas fallas, el vocero del consorcio, Gabriel Ibarra, aseguró que con el perfilado de las ruedas de los trenes y el mantenimiento adecuado al sistema de vías, se hubiera resuelto el problema sin suspender el servicio.

Por su parte, el experto de ALSTOM, Adelmaro Campos, dijo que en 2008, cuando ganaron la licitación, el STC precisó que los trenes tendrían una diferencia de 2.20 metros entre los ejes de las ruedas, aunque finalmente los que adquirió tienen una distancia de 2.50 metros entre ejes.

Además, el STC especificó originalmente que serían ocho vagones de 12.6 metros de largo, y se instalaron siete de 1.78 metros y de 19 metros, y si bien esta sobredimensión no es grave, el problema es la diferencia entre los boguies, que es donde se monta el carro del tren, pues no encaja bien en las vías.

Sobre el desgaste ondulatorio, Campos expuso que es un fenómeno físico que ocurre en todas las líneas férrea del mundo, y que “mientras más cerrada es una curva más se presenta esta problemática”, que se manifiesta a través de vibraciones y ruidos excesivos.

El representante de ICA, Miguel Ángel Ramírez, dijo que hay evidencias de que el consorcio informó al STC en distintas ocasiones del problema que se presentaba sobre el paso de los trenes por el sistema de vías, como el desgaste ondulatorio, sin que se hiciera algo al respecto.

El 29 de octubre del 2012, un día antes de que iniciara operaciones la Línea 12, se entregó un manual para el mantenimiento que se debía dar al sistema de vías en un término de seis meses, como la renivelación de las mismas, lo cual no era tarea del consorcio.

Ramírez comentó que el consorcio propone llevar a cabo el reperfilado de riel o vía para restablecer las condiciones en las que fue entregada y certificada dicha línea, así como un mantenimiento detallado, para lo cual planteó al STC firmar un contrato de un año para tal efecto.

Por su parte, Ibarra informó que el cliente del consorcio fue el Proyecto Metro, no el STC; que el costo original de la Línea 12 fue de 17 mil 500 millones de pesos, y que al finalizar el proyecto tuvo un costo adicional de mil 800 millones de pesos más.

ogz

Comentarios

Lo que pasa en la red