Asociaciones civiles exhortan a vigilar el sexoservicio libre

Dicen que al reconocer GDF la prostitución como trabajo es un avance contra la explotación

COMPARTIR 
16/03/2014 08:04 Ximena Mejía
La solución para erradicar la explotación sexual no será a través de los cierres de establecimientos, sino con la regularización, consideró Jaime Montejo, vocero y fundador de la organización Brigada Callejera. Foto: Cuartoscuro/Archivo

La semana pasada en un hecho histórico 14 trabajadoras sexuales ganaron un amparo  a través de la jueza primero de distrito en materia administrativa Paula María García Villegas, porque el GDF las reconoce como trabajadoras no asalariadas tras 20 años de procesos legales

CIUDAD DE MÉXICO, 16 de marzo.- Más del 70 por ciento de las mujeres víctimas de explotación sexual en la Ciudad de México al ser liberadas de los tratantes regresa al mundo de la prostitución ante la falta de oportunidades laborales, apoyo terapéutico y el estigma social.

El 77 por ciento de 15 mil trabajadoras sexuales que han recurrido a la organización Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer Elisa Martínez, A.C. durante 15 años que aseguraron ser sobrevivientes de trata, continúan en el sexoservicio “no porque les guste el ejercicio de la prostitución, no porque no se sientan víctimas, sino porque no hay opciones laborales, para todas las mujeres y hombres que están en este ejército del comercio sexual”.

Jaime Montejo, vocero y fundador de la organización Brigada Callejera  sostiene que para las autoridades y la sociedad capitalina “todas las mujeres que se dedican a la prostitución son víctimas” y que centran los operativos para victimizar a la prostitución, sin generar opciones a largo plazo tras sus rescates.

La organización que tiene 22 años de vida, confía en los trabajos que ha realizado la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), pero considera que la solución para erradicar la explotación sexual no será a través de los cierres de establecimientos, sino con la regularización y la aceptación.

La semana pasada en un hecho histórico 14 trabajadoras sexuales ganaron un amparo  a través de la jueza primero de distrito en materia administrativa Paula María García Villegas, porque el GDF las reconoce como trabajadoras no asalariadas tras 20 años de procesos legales.

Con esta resolución el DF podría ser la primera entidad en el país en ofrecer opciones para que organicen un primer sindicato, cooperativas para evitar la asignación de lideresas que permitan la trata de mujeres y presencia de padrotes.

Lo que dice la jueza es que hay quienes están forzadas a ejercer la prostitución, y deben ser rescatadas, pero hay prostitución libre, y quienes decidan continuar en la prostitución, el GDF debe garantizarle sus derechos para que no sean extorsionadas, no sufran abuso policiaco y no las obliguen a declarar contra desconocidos.

“La secretaria del Trabajo, Patricia Mercado, está ofreciendo oportunidades que habrá que revisar para quienes quieran aprender un oficio diferente, no obligadas”, declaró Montejo en entrevista. Advirtió que este modelo funcionará si se permite que el trámite sea personal.

“Si en este nuevo reordenamiento se vuelve a dejar en pocas manos el control de estos documentos se va refundar la trata y el proxenetismo, y de nada va servir una ley general contra la trata. Ahorita para lo que sirve cuando sea masivo es para saber quién no tiene acta de nacimiento, quién no tiene IFE, quién es menor de edad, y si las mujeres adultas que no tienen documentos, probablemente sean reportadas como desaparecidas en otros estados”, advirtió.

Brigada Callejera sugirió que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) esté presente en los operativos, debido a que algunas mujeres están por voluntad propia y no se les debe dar a todas el carácter de víctimas.

Dijo que los cierres de tables en Cuajimalpa lo único que causan es mayor clandestinidad en domicilios y zonas ejidales.

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red