‘Lo único que quiero son los huesos de mi hijo’, pide madre de desaparecido

Leonor Olvera supo que su hijo Jesús Ángel falleció al ser torturado por policías y hasta ahora sólo ha recibido una disculpa por la desaparición forzada

COMPARTIR 
15/03/2014 18:17 Ximena Mejía
Jesús Ángel Gutiérrez Olvera tenía 24 años cuando desapareció. Tenía un hijo de ocho años, y fue relacionado con la planeación del plagio. Foto Ximena Mejía
Jesús Ángel Gutiérrez Olvera tenía 24 años cuando desapareció y fue relacionado con la planeación de un plagio. Foto Ximena Mejía

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de marzo.- Leonor Guadalupe Olvera López supo que su hijo Jesús Ángel falleció tras desnucarse cuando agentes de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y capitalinos “se les pasó la mano” al torturarlo para que aceptara ser parte de la planeación del secuestro de un armenio que no cometió en presencia de uno de los verdaderos plagiarios en 2002.

Durante 12 años la mujer originaria de la Colonia Doctores ha buscado los restos de su hijo, quien por el caso la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) intervino para que instancias internaciones apoyaran el caso, e incluso recibió públicamente en la sede de ésta, una disculpa de la ex procuradora federal Marisela Morales, quien aceptó que fue una desaparición forzada del estado.

"Nenita", como la conocen los vecinos de la colonia, inició su peregrinar yendo a los reclusorios del DF con una fotografía de su tercer hijo, quien vendía refacciones en la misma colonia,  para ver si había sido trasladado, luego de no hallarlo en ninguna agencia del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Pero fue hasta que dio con Carlos Muñoz, uno de los presuntos secuestradores ingresado al Reclusorio Oriente, quien le confesó que había compartido torturas con su hijo, a quien los agentes cubrieron y golpearon en el estómago, con una bolsa con chile piquín, hasta que uno lo pateó en el pecho y por la fuerza se desnucó con el filo de la silla.

Por las contradicciones de las autoridades, la mujer viajó a la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington, donde se instó al gobierno medidas cautelares para que fuera escoltada ante las constantes amenazas.

Pese a este requerimiento internacional, agentes federales realizaron un operativo en 2009 con más de 100 elementos acusándola de narcotráfico, por lo que ingresó al reclusorio femenil de Santa Martha Acatitla, y fue absuelta un año después tras probarse su inocencia.

Jesús Ángel Gutiérrez Olvera tenía 24 años cuando desapareció. Tenía un hijo de ocho años, y fue relacionado con la planeación del plagio, debido a una fatídica casualidad cuando en los interrogatorios de Fernando Sánchez Bringas, Carlos Muñoz, Enrique Muñoz y Marcos López, presuntos plagiarios salió la relación de un vendedor de refacciones de la colonia Doctores.

Los ojos de Lourdes siguen cristalizándose por las lágrimas. Hace una pausa para reflexionar y habla “No me importan ya los culpables, lo único que quiero son los huesos de mi hijo. Yo sentí la muerte de mi hijo el día que Carlos me confesó cómo lo mataron. Yo sentí su desesperación durante la madrugada del siguiente día que desapareció”.

 

mca

Relacionadas

Comentarios