Comparan al Metro de la Ciudad de México con el de NY

La saturación de los pasillos y andenes es similar en las dos megaurbes, pero del DF destaca la Tarjeta de Ciudad, los trenes abiertos y la iconografía

COMPARTIR 
09/03/2014 02:49  Francisco Pazos
Judy McClain visitó la capital del país como parte de la Reunión Anual de la Comunidad de Metros del Mundo. Foto: Mateo Reyes

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de marzo.- La redes del Metro de Nueva York y de la Ciudad de México comparten características que rebasan la curiosa similitud en sus niveles de transportación diaria, estimados en 5.3 millones de personas en días
laborales.

Aunque la manera en que operan es distinta, de acuerdo con la forma en cómo se mueven los capitalinos y los neoyorquinos, en ambos sistemas de transporte persisten características comunes, propias de las megaurbes.

La saturación de los pasillos, andenes y el poco espacio con el que viajan los usuarios del Sistema de Transporte Colectivo (STC) no es muy diferente de las condiciones que afrontan en la ciudad
estadunidense.

Judy McClain, directora de Planeación y Servicio en Vías de la New York City Transit, dijo que a lo largo de más de 100 año que suma el Metro en esa ciudad se han acumulado experiencias y nuevos retos que deben ser resueltos.

“Tenemos líneas que ya representan una limitante en su tamaño, la cantidad de usuarios se sigue incrementando, la mayoría de las líneas ya están saturadas y es por eso que planeamos extender la Línea 7, que pasa por la Segunda Avenida, en Manhattan”, detalló en entrevista con Excélsior.

Uno de los procesos que se discuten en la Ciudad de México es la conformación de un sistema integrado de transporte que fortalezca la movilidad de los capitalinos y potencialice las alternativas para ir de un punto de la ciudad a otro.

En Nueva York, el sistema troncal de transporte público que encabeza el Metro se coordina con la red de autobuses y bajo un mismo ente operador.

 “Es importante operar los dos sistemas porque están integrados. Recientemente encontramos que la cantidad de pasajeros en las líneas de autobuses ha disminuido en los servicios que corren en paralelo a las líneas del Metro.

“Esto es bueno para nosotros porque es más eficiente transportar a los usuarios en el Metro. Sin embargo, es positivo contar con el servicio de autobuses, porque en el Metro hay escaleras, no tenemos elevadores en todas las estaciones, pero todos los autobuses son cien por ciento accesibles”, aseguró McClain.

Aunque pareciera que las bondades que ofrece la red de Metro y de Autobuses de Nueva York superan a las de la Ciudad de México, el desarrollo del transporte capitalino supera al neoyorquino en algunas aristas fundamentales.

Una de estas virtudes es la puesta en operación de la Tarjeta del Distrito Federal con la que se puede pagar la tarifa del Metro, Metrobús, Tren Ligero, Trolebús y, desde octubre del año pasado, el sistema de renta de bicicletas públicas Ecobici.

En tanto, la tarjeta neoyorquina denominada Metrocard, que opera desde la década de los noventa, permite únicamente la movilidad entre el Metro y la red de autobuses, pero el transbordo entre estos dos medios no tiene costo para el usuario.

Aunque diferentes en su operación, ambas redes de vías subterráneas afrontan el reto de crecer en su
infraestructura.

En nueva York, la red del Metro avanza con la extensión de la Línea 7 que atravesará Manhattan de sur a norte, en tanto en el DF se prepara la extensión de la Línea 12 en dirección a Observatorio y se planteó el crecimiento de las líneas 9 y A.

Judy McClain visitó la capital del país como parte de la Reunión Anual de la Comunidad de Metros del Mundo, durante su estancia viajó por las líneas 2 y 12 del STC de las cuales destacó la operación con trenes abiertos y la iconografía de la red, que facilita el viaje de los usuarios.

 

Comentarios

Lo que pasa en la red