Celebran Día de la Mujer en reclusorio de Santa Martha

La música de Baby Bátiz puso a bailar a las internas en el penal

COMPARTIR 
08/03/2014 01:45 Ximena Mejía
Aunque los regalos fueron agradecidos, algunas mujeres se acercaron para denunciar que el reclusorio se quedó sin pediatra. Foto: Karina Tejada

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de marzo.- Las internas del Reclusorio Femenil de Santa Martha Acatitla festejaron el día de la mujer con la voz de Baby Bátiz, “la Janis Joplin mexicana”, además de corear canciones de Los Beatles.

Por unas horas las mujeres vestidas de beige, que están en espera de sentencia, y las de azul, que ya tienen condena, dejaron a un lado su encierro para desenfrenarse y subirse en las mesas, bailar, abrazarse y cantar Oh! Darling,  versión de la rockera tijuanense a quien las internas le pidieron que para la próxima lleve a su hermano Javier.

La fiesta fue organizada en el auditorio principal del reclusorio que tiene un mega mural y una escalera de caracol con pinturas alusivas al anhelo a la libertad. Al fondo se ve el edificio de los dormitorios donde de cada ventana cuelga ropa lavada y viven hasta 15 mujeres.

En Santa Martha, las mujeres aprenden a amarse. Pues ante el olvido de sus parejas heterosexuales, y  por los lazos afectivos que crean fundan otra relación. Algunas de ellas miran al escenario entrelazadas por sus abrazos. Sonríen. Se besan.

El significado de ser mujer para ellas  “es el sufrimiento de la espera. Tener esperanzas en poder salir y volver a intentarlo”, dice Imelda Lilia Castellanos quien está agradecida con el Sistema Penitenciario porque su hijo de un año con hidrocefalia va ingresar el lunes.

Las promesas estuvieron en todos los discursos de los funcionarios que subieron a la tarima, pero las mujeres lo único que esperaban era escuchar música y poder mover el cuerpo, ver las coreografías que iban a presentar, hacer negocios y platicar. Se habló de la esperanza y la fuerza que debe existir en cada una de ellas, quienes en su mayoría están por delitos contra la salud, robo y secuestro por haber sido relacionadas con sus parejas.

“Resistir es existir”, se lee en el mural del caracol que tiene dibujos de rostros de mujeres que en la frente tienen cerrojos y ventanas; obra que conecta al patio, la aduana y los dormitorios fue realizada por el taller de pintura en colaboración con el Programa Universitario de Estudios de Género de la UNAM.

De parte de Sistema Penitenciario, en representación del subdirector, el  director ejecutivo de Prevención y Reinserción Social, Víctor Manuel Mora Echeverría, entregó rosas a más de 200 mujeres, la diputada local  y presidenta de la Comisión de reclusorios Olivia de la Garza, 36 andaderas para bebés, y la presidenta de la CDHDF, Perla Gómez Gallardo, una pantalla y de dvds temáticos.

Relacionadas

Comentarios