Imparten justicia con perspectiva de género

Una nueva generación de abogadas ha ido ganado lugar y hoy, ellas ocupan puestos antes vedados

COMPARTIR 
08/03/2014 01:39 Filiberto Cruz Monroy

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de marzo.- El rol de las mujeres en la impartición de justicia ha crecido en los últimos años, y hoy día es común encontrarlas en puestos de mando dentro de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF),  aunque sólo una mujer ocupa una Subprocuraduría y desde 1985, año en que Victoria Adato Green fue procuradora del DF, ninguna otra ha vuelto a ocupar ese cargo.

Se trata de una nueva generación de abogadas con una perspectiva de género, se han ido ganado un lugar en la procuración de justicia y hoy ocupan puestos para los que antes no eran consideradas.

La PGJDF cuenta con cinco subprocuradurías y  sólo una de ellas, la de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad, es ocupada por una mujer: Sulma Eunice Campos Mata.

39 años hace que la PGJDF tuvo como titular a una mujer: Victoria Adato

En una visita, a finales del año pasado, al Instituto de Formación Profesional de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (IFP), donde ella se formó, Campos Mata se pronunció, como suele hacerlo, por enaltecer el trabajo que realizan las integrantes del sexo femenino, especialmente quienes han elegido como programa de vida su incorporación la procuración de justicia.

Tras señalar que en la PGJDF todas las áreas trabajan en favor de la víctima, dijo que esa institución tiene la obligación y facultad de garantizar el acceso a la justicia a todas las personas que se acercan a ella, de ahí que exista un área especializada, que está bajo su responsabilidad, conformada por direcciones.

 La Dirección de Atención a Víctimas del Delito está a cargo de María de los Ángeles Haces Velasco, la del Centro de Terapia de Apoyo a Víctimas de Delitos Sexuales, es Blanca Rosalía Pantoja Avilés y la del Centro de Estancia Transitoria es María Elena Martínez Guerrero.

1 abogada ocupa una de las cinco subprocuradurías que tiene la PGJDF

El Centro de Atención Victimológica y de Apoyo Operativo está a cargo de Claudia Benítez Guzmán; el Centro de Atención a Riesgos en Adicciones es presidido por María Eugenia Nicolín Vera, el Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar a cargo de Marisela Chávez Arriaga y el Centro de Apoyo Sociojurídico a Víctimas del Delito Violento, es presidido por Ana María Hernández García.

Es justamente esa cualidad de tratar de manera directa con quienes han padecido sobre sí mismos un delito, que ha hecho importante la presencia de las mujeres  en estas  posiciones, sobre todo en áreas tan sensibles como víctimas del delito, delitos sexuales y trata de personas

Es en el terreno de los fiscales,  donde hay más participación femenina, dentro de  la subprocuraduría de Averiguaciones Previas Centrales, donde las mujeres figuran más. La Fiscalía de Trata es ocupada por Juana Camila Bautista Rebollar, por ejemplo, y la de  la Agencia Central de Investigación, por Lucía Reza Jiménez.

De la Atención de Niñas, Niños y Adolescentes, es responsable Margarita Maguey Neria, y Alicias Rosas Rubí, de la dedicada a delitos sexuales.

En la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Desconcentradas el rol de la mujer es menor, sólo tres ocupan una fiscalía: Teresita Maximina Alonso Sánchez, en la delegación Milpa Alta; Claudia Elizabeth Cañizo Vera, en la delegación Cuauh-témoc y Luz María Hernández Delgado, en Iztacalco.

Son sólo algunos ejemplos de las mujeres que se esfuerzan diariamente por relizar una tarea digna.

Relacionadas

Comentarios