Condenan a 10 empleados de antro 'Cadillac' por trata

Los trabajadores del antro clausurado en junio del año pasado, recibieron una sentencia de ocho años de prisión por el delito de trata de personas

COMPARTIR 
07/03/2014 22:25 Filiberto Cruz Monroy
El antro
El antro "Cadillac", ubicado en lateral de Circuito Interior a la altura de la calle Thiers, fue clausurado en junio del año pasado, por el delito de trata de personas. Foto Cuartoscuro / Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de marzo.- El Juez 19 penal, Prudencia González Tenorio, encontró culpables del delito de trata de personas y condenó a ocho años de prisión a diez trabajadores del antro Cadillac el cual fue cerrado en junio del año pasado por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

10 empleados del bar Cadillac recibieron 8 años de cárcel cada uno, por el delito de trata de personas

De esta manera el impartidor de justicia avaló las investigaciones realizadas por la Fiscalía de Trata quienes acreditaron que en dicho establecimiento, propiedad de Alejandro Iglesias Rebollo, se ejercía la trata de personas.

El Ministerio Público aportó como pruebas los testimonios de varias bailarinas quienes acreditaron que en el lugar se ejercía el sexoservicio y para poder hacerlo debían entregar una parte de las ganancias al dueño del establecimiento.

Algunas mujeres que trabajaban en el establecimiento aseguran que no eran obligadas a prostituirse aunque la ley advierte que la opinión de la víctima no exime de responsabilidad a los victimarios. Por este caso también fueron procesados otros cuatro trabajadores quienes fueron liberados al no encontrarlos responsables del delito de trata.

La trata de personas implica promover, facilitar, ofrecer, trasladar, entregar o recibir para sí o un para un tercero a una persona para someterla a explotación sexual, a la esclavitud o prácticas análogas. De esta manera cualquier persona que obtenga un beneficio por la explotación sexual de un tercero incurre en dicho delito.

En este caso en particular el dueño del Cadillac, Alejandro Iglesias Rebollo, tiene pendiente un mandamiento judicial pero el sujeto no ha sido ubicado. Cuando se realizó el cierre del Cadillac el abogado Ricardo Martínez Chávez, acudió a la Fiscalía de Trata de Personas donde amenazó a las mujeres víctimas con boletinarlas para que no consigan trabajo en todo el país.

El litigante también representó a los familiares de las 12 personas desaparecidas en el bar Heaven de la Zona Rosa y defendió a funcionarios públicos acusados de fallas y omisiones durante el fallido operativo en la discoteca New´s Divine. De 1997 a 2000 Ricardo Martínez Chávez fue secretario particular del subprocurador, Hugo Vera, y posteriormente abandonó la institución para trabajar defendiendo giros negros.

 

mca

Relacionadas

Comentarios