Explotarán el estilo gourmet en mercados públicos

Los centros de abasto de la delegación Álvaro Obregón prevén ofrecer productos exquisitos o de la alta cocina

COMPARTIR 
04/03/2014 04:50 Kenya Ramírez
El mercado Melchor Múzquiz, de San Ángel,  proyecta la ampliación de  horarios,  instalar cajeros automáticos y terminales para tarjetas bancarias.
El mercado Melchor Múzquiz, de San Ángel, proyecta la ampliación de horarios, instalar cajeros automáticos y terminales para tarjetas bancarias.

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de marzo.- Algunos cambiaron de giro, otros están en decadencia al no poder competir con las grandes cadenas comerciales, unos más requieren modernizarse y explotar su ubicación.

Los mercados públicos en la delegación Álvaro Obregón entrarán en un programa de renovación para hacerse atractivos por fuera y por dentro, mediante la ampliación de horarios, mejoramiento de imagen, cajeros automáticos y terminales para tarjetas bancarias.

El proyecto prevé que el mercado Melchor Múzquiz, con 120 locales, ubicado en San Ángel, se asemeje al de San Miguel, en España. El José María Pino Suárez se vislumbra como un centro de abasto de pescados y mariscos.

“Se está definiendo no sólo la imagen, sino el concepto. Hay un gran error si consideramos que etiquetando recursos para pintar y cambiar las luces del mercado se va a resolver el tema y no, se debe generar todo un análisis de mercado.

“Algo que nos propone el Tec de Monterrey es que los mercados cierren a las 11 de la noche para que tengan competencia con las tiendas de autoservicio. Que tengan cajeros automáticos, que haya accesibilidad, que se revise bien el giro”, dijo el delegado Leonel Luna.

Con un presupuesto entre ocho y 15 millones de pesos, la demarcación rehabilitará en dos etapas los 14 mercados de este territorio, en coordinación con las universidades Iberoamericana y Tecnológico de Monterrey, encargadas de realizar un estudio de la situación que guardan los centros de abasto para renovarlos.

“Con el Tec de Monterrey  iniciamos un análisis de los mercados públicos de la delegación, sometimos a estudio el Mercado Pino Suárez que está funcionando a 40 por ciento de su capacidad, el resto de  los locales está cerrado.

“El de Santa Fe (María G. de García)  ha cambiado su vocación y ahora es de comida por su cercanía con el complejo Santa Fe, y también un mercado que podemos intervenir de forma importante es el Melchor Múzquiz”, explicó.

En el análisis se muestra que la mayoría de estos lugares  carece de elementos para competir, pues cierran a las seis de la tarde, no aceptan tarjetas de crédito, ni siquiera los vales que entrega el GDF a grupos vulnerables.

Luna comentó que el proyecto piloto arrancará con los centros de abasto de San Ángel y Pino Suárez e involucrará a la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), sobre todo en el segundo mercado, donde se pretende cambiarle la vocación; después seguirán con Santa Fe.

“Lo queremos convertir en un centro de abasto de pescados y mariscos. La mayoría de los negocios del poniente del DF  se surten en La Viga y tienen que atravesar la ciudad, la idea es que este mercado se convierta en una pequeña central de abasto de pescados y mariscos.

“El Melchor Múzquiz está en una zona turística y tiene una arquitectura distinta a otros mercados y giros diferentes como puestos con productos gourmet, queremos convertirlo en un centro histórico, en un centro gourmet y que sea similar al mercado de San Miguel, en España”, dijo.

Otro programa es la transformación de sus fachadas para plasmar obras de Diego Rivera, José Clemente Orozco, Rufino Tamayo y Frida Kahlo.

La intención es convertirlos en museos al aire libre, agradables a la visita de los clientes y se reactive la economía.

“La intervención también será en imagen, trabajamos en la construcción de un mural en la fachada (del Múzquiz), que sea un mercado distinto de la ciudad en donde no sólo se abastezcan, que tenga el concepto de centro gourmet para el turismo que llega los fines de semana a San Ángel”, dijo.

Relacionadas

Comentarios