Detienen a defraudador que planeaba regresar a México por carretera

Es detenido en Argentina por la Interpol. El hombre que defraudó a cientos de personas con una supuesta caja de ahorro iba a entrar por Tapachula

COMPARTIR 
15/02/2014 03:25 Filiberto Cruz Monroy
Foto: Especial
Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de febrero.- Juan Manuel Aguirre Rodríguez, el hombre que defraudó a cientos de personas con una caja falsa de retiro para empleados de Petróleos Mexicanos (Pemex) planeaba regresar a México e ingresar en automóvil por la frontera sur del país.

Informes de la subprocuraduría de Procesos de la Procuraduría General de Justicia del DF advierten que Aguirre Rodríguez dijo en la Universidad de Sidney, Australia, donde estudiaba, que solo iría de vacaciones a Buenos Aires, Argentina, y regresaba para continuar con su posgrado aunque su plan verdadero era otro.

Para lograrlo, ya había falsificado dos licencias de conducir y había comprado boletos de avión hasta Buenos Aires y de ahí hacia Guatemala donde tenía planeado rentar un vehículo con el que pasaría por la frontera hasta llegar a Tapachula, Chiapas, y encaminarse a la Ciudad de México.

Sin embargo,  como publicó Excélsior, agentes de la Interpol se enteraron que Aguirre Rodríguez viajaría a la capital argentina  donde lograron su captura y posterior extradición a la Ciudad de México donde contaba con una orden de aprehensión por el delito de fraude.

El inculpado fue detenido por agentes de Interpol al momento que descendió de un vuelo en el aeropuerto de Buenos Aires, procedente de Sydney, Australia, lugar a donde escapó luego de cometido el  fraude.

La estafa la perpetró Juan Manuel Aguirre junto con su madre Irene Rodríguez Mendoza y fue en contra de poco más de  100 personas por un monto de 160 millones de pesos.

Las víctimas invirtieron en una caja que supuestamente ofrecía rendimientos extraordinarios a los exempleados de la paraestatal ya que lo defraudadores elaboraron formatos falsos en los que se establecieron los supuestos objetivos en los que se obligaban a garantizar sus derechos de rescate en su capital.

Cuando los afectados se percataron del fraude, en 2008, Irene Rodríguez comenzó a ponerse nerviosa y se dio a la fuga en enero de 2009.  No fue sino hasta octubre de ese mismo año que se logró que un juez concediera una orden de aprehensión pero la mujer ya había escapado.

Irene Rodríguez fue detenida en abril de 2013 y actualmente tiene tres órdenes de aprehensión en el Juzgado Octavo Penal y uno más en el Juzgado 45 Penal. La primera fue interpuesta en octubre de 2009 bajo la causa penal 280/2009 y la última en noviembre de 2013.

Las cuatro órdenes fueron concedidas a ocho quejosos quienes fueron defraudados por un monto de 70 millones de pesos, el resto de las víctimas desistieron de la acción penal.

Sin embargo, uno de los jueces, el Octavo Penal, dictó sentencia absolutoria el 14 de enero de 2014 por la causa 280/2009, aunque la mujer permanece presa en Santa Martha Acatitla.

Personas afectadas consideran ilógico que el juez por un lado haya librado las órdenes de aprehensión y, por el otro y de manera inexplicable, dicte una sentencia absolutoria.

Por lo anterior ya interpusieron un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia del DF bajo la causa 190/2014, y se prevé que la audiencia de vistas para presentar los agravios sea el 21 de febrero. Los afectados señalan que ha sido un camino largo ya que, aunque las denuncias se realizaron desde 2008,  no fue sino hasta 2013 que Irene Rodríguez fue detenida, y su hijo hasta 2014. 

Hasta el momento se desconoce en donde están los 160 millones de pesos que robaron.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios