La ciudad acoge a bazares de diseño

Estos espacios se han convertido en vitrinas itinerantes para mostrar la obra de creadores mexicanos que se han expandido en los últimos cinco años

COMPARTIR 
09/02/2014 05:53 Cintya Contreras

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de febrero.- Un sencillo aparador ofrece objetos únicos de una pequeña producción, en una dinámica que que provoca la comunicación directa entre el creador y el consumidor. Así son los bazares itinerantes se han convertido en la opción para que decenas de diseñadores mexicanos se den a conocer en la Ciudad de México.

Durante cierto periodo de tiempo, los bazares se apoderan de espacios públicos y, acompañados de comida, música e incluso espectáculos, permiten que la gente tenga una experiencia diferente de compra.

Uno de estos espacios es el Bazar Vanitas, creado por Lilia Lozada, donde se exhibe arte-objeto, muebles, ropa, bolsas, joyería déco, bijoux, calzado, muñecos, plantas y alimentos orgánicos.

Buscamos que desde un niño o bebés, hasta la abuelita, puedan encontrar algo, que se enamoren de algo, y encuentren cositas que les gusten. Se ha ido por este camino porque es la manera más directa de darle difusión al trabajo de los nuevos creadores, es la forma más cercana porque la gente puede interactuar con cada uno de los diseñadores o productores”, comentó Lozada.

Con más de 80 expositores en cada edición, el Bazar Vanitas se ha convertido en una enorme reunión de amigos, en la que intercambian experiencias, necesidades de consumo y se crean seguidores asiduos a este tipo de eventos, sin importar el sitio en donde se ubique la próxima vez.

Lo entretenido de esto es que puedes interactuar directamente con los diseñadores, conocer su trabajo, sus procesos creativos. La informalidad, espontaneidad y cercanía es lo lindo”, aseguró en entrevista. 

Destacó que dentro del catálogo de diseñadores que participan en el bazar hay diseñadores industriales con trayectoria, pero también hay quienes están empezando, lo que ayuda a mantener fresca la oferta.

Altos costos, un mito

El Bazar Fusión también tiene fama, pues durante casi diez años se ha instalado en diferentes puntos de la ciudad.

Buscamos un buen diseño, que (el producto) esté hecho en México y que el precio tenga que ver con el producto que están vendiendo, que el precio y calidad sea una relación seria”, comentó Manuel Sekkel, uno de los fundadores de este bazar.

Comentó que la idea inicial fue conseguir un lugar en dónde vender los productos que había creado y, en el proceso, se fue sumando gente que hacía cosas originales, dándose cuenta, que el concepto de bazar, funcionaba bien.

Consideró que el mito en torno a lo costosas que son las piezas de diseñador se rompe en este tipo de lugares, ya que aunque hay cosas que, por materiales o mano de obra, resultan caras, hay otras a precios accesibles y con un buen diseño.

El bazar tiene una sede fija en la colonia Juárez, en el Centro y bajo el nombre de Casa Fusión alberga a alrededor de 20 tiendas fijas en las que hay calzado, joyería, decoración, muebles y ropa, entre otros productos.

Tiene más encanto juntar a gente con un mismo interés, que no tiene una marca consagrada, sino que son pequeñas empresas que tienen productos de diseño a pequeña escala”, comentó.

Aunque abre sus puertas toda la semana y ofrecen servicio de cafetería, cada quince días se realiza un evento para que nuevos diseñadores presenten sus creaciones.

Uno de ellos es el llamado Verde Fusión, al que acuden diseñadores que utilizan materiales reciclados u orgánicos para sus piezas y se promueve la venta de alimentos orgánicos.

En este tipo de bazares han participado los food trucks, que han surgido en los últimos años como una forma alternativa, limpia y rápida de comer en la calle, con menús originales y, aunque son comidas de tipo internacional, quienes cocinan y atienen son mexicanos emprendedores.

Dan oportunidades de negocio

Un bazar que también es conocido entre los diseñadores como un espacio para promover sus productos es la Lonja Mercantil, que surgió en el año 2010, inspirada en los tradicionales mercados sobre ruedas, en el que buscan que se consuma el diseño nacional.

Hasta el momento, cuenta con un catálogo de 250 diseñadores, quienes además de dar a conocer sus productos y venderlos, les ayudan a generar oportunidades de negocio.

Todos los bazares lanzan periódicamente convocatorias a través de sus respectivas páginas de internet y cuentas en redes sociales para que nuevos diseñadores se integren a sus filas.

Dependiendo del área en que se desarrollen y si el perfil de los productos encuadra con la esencia de cada bazar, les abren espacios en futuras exhibiciones.

Jurídicamente, operan como comercios, con los respectivos permisos de las delegaciones correspondientes, si es que son fijos, o si son itinerantes, como Vanitas, solicitan la autorización para instalarse y realizar sus actividades durante el fin de semana, con el respectivo pago por el uso del espacio.

Al respecto, Alejandro Fernández, jefe delegacional en Cuauhtémoc, reconoció que no han tenido problema alguno con los organizadores de este tipo de bazares itinerantes y dijo que han cumplido con los permisos especiales que se tienen que tramitar ante la demarcación, por el hecho de utilizar la vía pública o espacios públicos.

Lo vemos bien, solamente hay que cuidar el orden en el espacio público al cual se tiene que adecuar”, comentó.

Destacó que en la delegación Cuauhtémoc han hecho su propia versión de bazar itinerante, titulado Del Águila, el cual se realiza los fines de semana en la explanada de esa demarcación, al cual invitan a creadores y productores de la zona para que exhiban sus productos y, de ser el caso, apoyarlos económicamente para que emprendan sus líneas de negocio.

En la explanada no estorbo a nadie, se puede utilizar bien y no le estorba a ningún vecino. Se realiza sábado y domingo y ayuda también a darle vida a la zona de Buenavista”, indicó el delegado.

En tanto, las autoridades en la delegación Miguel Hidalgo, en donde los bazares se instalan frecuentemente, aseguraron que siempre y cuando se realicen este tipo de eventos bajo las reglas de Protección Civil, seguridad y convivencia con el entorno, serán bienvenidos y apoyados para enaltecer el diseño de los mexicanos, especialmente de los capitalinos.

 

Se suman al Día del amor

Los bazares se han convertido en una opción real para quienes buscan un regalo original para este 14 de febrero.

En la casa de cultura José Reyes Heroles (Francisco Sosa 202, barrio Santa Catarina, Coyoacán), del 14 al 16 de febrero, el Bazar Vanitas realizará el All you need is love.

Queremos festejar el amor a la vida pero sobre todo, el amor y mimo que hay detrás del trabajo de cada uno de los diseñadores que conforman Vanitas”, aseguró Lila Lozada, coordinadora del bazar.

De las 11 de la mañana a las ocho de la noche, 80 expositores pondrán a la venta sus productos relacionados con el festejo del Día del amor y la amistad.

En esos mismos días, en el bazar Casa Fusión (Londres 37, colonia Juárez, Cuauhtémoc), además de que diseñadores capitalinos irán a mostrar sus más recientes creaciones, habrá una venta especial de chocolate.

Desde barras con frutos secos, bombones, hasta tamales de chocolate, los amigos y enamorados que festejen ese día, podrán encontrar productos cien por ciento hechos en México.

Relacionadas

Comentarios