Cronista de la Cuauhtémoc propone recuperar historia del Zócalo

Se avecina la conmemoración de los 700 años de la fundación de Tenochtitlán, Alfonso Hernández

COMPARTIR 
30/01/2014 04:35 Arturo Páramo
En la ALDF aprobaron una solicitud para que el Gobierno del DF implemente un programa integral de peatonalización del Centro Histórico.
En la ALDF aprobaron una solicitud para que el Gobierno del DF implemente un programa integral de peatonalización del Centro Histórico.

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de enero.- El proyecto del Zócalo de la Ciudad de México podría ser intervenido para recuperar su espíritu cultural y cívico, aseguró el cronista de la delegación Cuauhtémoc, Alfonso Hernández.

Destacó que en la Plaza  de la Constitución podrían señalarse sitios históricos con baldosas o mosaicos en el piso,  y preparar en ella las conmemoraciones de los 700 años de la fundación de México Tenochtitlán.

Los vestigios de la Gran Tenochtitlán que se encuentran debajo de la plaza, los solares nativos en torno a los que se realizaba la vida de los mexicas, deberían ser revalorados y señalados en la plaza antes de pensar en instalar jardines, consideró.

Dijo que los espectáculos gratuitos, las exposiciones, y manifestaciones han tomado el Zócalo como caja de resonancia nacional convirtiéndolo en un hito que difícilmente podría ser sustituido por otras plazas de la ciudad.

“Se nos está olvidando que somos herederos del pueblo del Sol. Tenochtitlán fue el centro reverencial y cultural de la cultura mexica”, e  insistió en que el cambio de uso le ha restado importancia, por ejemplo, al arriamiento de bandera que es una ceremonia cívica.

Las primeras imágenes en litografías del Zócalo corresponden a 1550, donde se aprecia cruzada por una acequia y edificios que hoy no existen.

En 1692 se apreciaba ya la plaza con el Mercado del Parián y una fuente al centro. En 1803 se construyó una especie de glorieta al centro para instalar la escultura de Carlos IV, mejor conocida como El Caballito, donde permaneció hasta 1822.

El Parián fue demolido en 1843 y la plaza quedó despejada en las dimensiones que se aprecian actualmente. Antonio López de Santa Anna planeaba edificar ahí el Monumento a la Independencia.

En 1864, con Maximiliano ya en México, fueron tomadas fotografías que muestran árboles en una sección de la plaza, y tres años más tarde, durante el recibimiento a Benito Juárez, se ve una plaza arbolada y una escultura al centro, aprovechando el basamento que había dejado Santa Anna.  En el atrio de Catedral son plantados árboles.

Hacia finales del siglo XIX e inicios del siglo XX se mantuvieron los árboles en una sección del Zócalo, y se añadieron estaciones de tranvía y de autos de alquiler.  Al final de la Revolución los árboles desaparecen y se traza un jardín en el que sucesivamente se plantan césped, árboles y palmeras.

La Plaza de la Constitución adquiere su aspecto actual en 1957, durante la regencia de Ernesto P. Uruchurtu.

Iniciativa

La Asamblea Legislativa del DF aprobó una solicitud para que el Gobierno del DF implemente un programa integral de peatonalización del Centro Histórico.

La propuesta presentada por el diputado CuauhtémocVelasco contempla la implementación de estrategias de pacificación del tránsito en polígonos específicos, zonas libres de automóviles y esquemas de peatonalización.
 

Relacionadas

Comentarios