Socavón “hunde” el tránsito; más de 12 horas en trabajos de reparación

La circulación vial se encuentra severamente afectada debido a que se realizan los trabajos de reparación de una fuga de agua que ocasionó el hoyo

COMPARTIR 
22/01/2014 23:42 Francisco Pazos

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de enero.- Un socavón de cuatro metros de profundidad cerró la circulación en carriles centrales del Periférico Norte, con dirección al Estado de México.

Hasta el cierre de esta edición, al menos cinco cuadrillas de trabajadores del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) realizaban labores para reparar la fuga que provocó el hundimiento del asfalto.

Los trabajos se prolongaron por más de 12 horas y no fueron suficientes para reabrir la circulación que permaneció cerrada desde las 6:21 horas, entre Paseo de las Palmas y calzada Legaria.

De acuerdo con la Secretaría de Obras y Servicios del Distrito Federal (Sobse), los trabajos para rellenar el socavón con tepetate y asfalto estaban programados para las 3:00 horas de hoy.

Desde la medianoche del martes comenzó a filtrarse agua potable por la fractura en una tubería de 45 centímetros de diámetro que surte el líquido a colonias de la delegación Miguel Hidalgo. La acumulación de humedad en el subsuelo provocó el reblandecimiento de material que derivó en la fractura y hundimiento del asfalto que recubre el carril central del cuerpo principal del Periférico Norte.

Minutos antes de las 7:00 horas, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) reportó un socavón de poco más de dos metros de diámetro en carriles centrales del Periférico con dirección el norte de la ciudad.

Fue hasta tres horas después del primer reporte que personal del SACM y de la Sobse llegó al sitio para comenzar los trabajos de ubicación y reparación de la fuga. La complejidad de la falla en el sistema hidráulico subterráneo obligó a cavar un boquete de casi cuatro metros de profundidad con ayuda de una retroexcavadora.

Hacia el mediodía el personal del SACM destacado en el sitio de la falla ubicó la tubería fracturada y comenzó los trabajos para seccionarla y reponerla.

Ramón Aguirre, director del SACM, explicó a Excélsior que los trabajos no serían sencillos debido a que la tubería afectada se ubicaba en un área de confluencia con otro tipo de infraestructura hidráulica.

“Es una reparación compleja por la profundidad del tubo que hay que seccionar y cambiar. También se debe reparar un drenaje que está adjunto y cuidar un pozo de visita, y trabajar con cuidado porque hay cableado de fibra óptica”, explicó el funcionario hacia las 14:00 horas.

El cierre de Periférico Norte complicó la circulación en calles de las colonias Los Morales, Polanco, Irrigación, Granada y Lomas de Chapultepec que fueron usadas como vías alternas para superar los cortes viales.

Elementos de la Subsecretaría de Control de Tránsito de la SSPDF implementaron desde las 10:00 horas un operativo de auxilio vial para orientar a los automovilistas que quedaron varados entre el tránsito.

La carga vehicular que buscaba el norte de la capital y el municipio de Naucalpan fue desviada por Horacio en dirección a Jaime Balmes y su continuación por Presa Don Martín. Otras alternativas fueron Ejército Nacional, Ferrocarril de Cuernavaca, Presa Angostura y Miguel de Cervantes Saavedra.

A pesar del operativo vial, la afluencia de vehículos en dirección al Estado de México generó largas filas que alcanzaron la zona de San Jerónimo hacia el mediodía, y el cruce con Insurgentes, en el sur de la capital, para las 15:00 horas.

El bloqueo de Periférico a la altura de Legaria generó un colapso en secuencia en los carriles centrales hacia el sur
de la ciudad. La circulación se detuvo en Avenida del Conscripto, Paseo de la Reforma, Constituyentes, Observatorio, Viaducto Presidente Miguel Alemán y San Antonio, así como decenas de calles secundarias de la delegación Miguel Hidalgo.

Hacia las 16:00 horas, la empresa concesionaria de la Autopista Urbana Norte acordó con el Gobierno del Distrito Federal liberar el paso por la vía de cuota desde la rampa de San Antonio, para coadyuvar a liberar la circulación en dirección al Viaducto Bicentenario.

El director del SACM estimó que hacia las 20:00 horas el avance de los trabajos permitiría repavimentar provisionalmente la zona; la Sobse envió un comunicado garantizando que hoy a partir de las 05:00 horas se reabrirá la circulación.

 El socavón también provocó reclamos y denuncias de usuarios de redes sociales, sobre todo en Twitter, en donde cientos de personas alertaron por un asalto cometido en carriles centrales.

En algunos mensajes se dirigían al jefe de Gobierno, para hacerle un llamado a que previnieran a los automovilistas.Además compartieron la foto del supuesto ladrón que vestía una sudadera oscura con gorro y un pantalón azul, para alertar a los que seguían “atorados” en el tráfico. Desde noviembre pasado, a través de esta red social, hay registro de denuncias sobre una banda que asalta automovilistas, sobre todo en el poniente del Periférico.

Hasta 6 horas atorados

Para la pareja de jóvenes que llevaba cuatro horas a bordo de su auto, valían de poco las explicaciones sobre el congestionamiento.

 “Así ha estado desde que entramos a Periférico, a la altura de Perisur”, alrededor de las 10:00 horas, explicó la chica en el asiento de copiloto; hacia las 14:00 horas  se encontraban apenas 24 kilómetros después, en avenida Palmas.

A esa hora el tránsito en Periférico estaba colapsado desde Insurgentes hasta El Toreo de Cuatro Caminos. Los recorridos de los automovilistas por esa vía eran al menos cuatro veces más tardados de lo habitual.

A la altura del Campo Marte, una mujer fumaba en su camioneta con los vidrios abajo. Había ingresado a Periférico por Viaducto Miguel Alemán y una hora después estaba apenas detrás del Auditorio Nacional.

“¿Qué pasó?”, cuestionó. Al ser enterada de que se trataba de un hundimiento de tierra que tenía cerrado los carriles centrales de Periférico se limitó a dar una chupada a su cigarro y decir “¿Por qué tardan tanto en arreglarlo?” para subir sus vidrios y avanzar unos centímetros más muy lentamente.

Los que más sufrieron el congestionamiento fueron los conductores de autobuses cuya ruta inicia en el Metro Constitución de 1917, en Iztapalapa, y concluye en el Metro Toreo.

“Llevo seis horas en el tráfico. Todo comenzó a asentarse allá por Tlalpan e Insurgentes y así ha estado hasta acá”, destacó el conductor de la unidad 5062 del Corredor Periférico, que al igual que su compañero de la unidad 5124 apenas habían llegado a Paseo de las Palmas.

Al ver la interminable fila de automóviles costaba trabajo creer que una fuga de agua ocasionó el congestionamiento.

En la ciudad, un tercio del líquido que corre por las tuberías escapa por fugas. La mayor parte de ellas ocurre en calles secundarias donde las afectaciones al tránsito son menores.

La de Periférico ocurrió a unos metros del cruce con la avenida Legaria e inició desde la noche del martes.

 “El problema va a ser en la tarde, cuando todo el tráfico regresa hacia el norte”, dijo uno de los policías de tránsito que discutía con desesperados automovilistas que, a las 15:00 horas, intentaban ingresar de Reforma a Periférico.

Los afectados no sólo eran automovilistas que iban a sus empleos o chicos que se dirigían a la escuela. Prácticamente todas las avenidas que cruzan Periférico resultaron afectadas.

“Llevo cuatro horas, mis verduras ya se me están echando a perder con el calor”, explicó un tianguista cuya camioneta iba repleta para vender en Atizapán.

Los únicos que tuvieron ganancia con la afectación fueron los vendedores de tarjetas de prepago para subir a la Autopista urbana, pues hasta las 16:00 horas, no se había abierto el acceso a todos los automovilistas.

Relacionadas

Comentarios