Forman orquesta infantil y juvenil en Tepito

Autoridades capitalinas y una fundación entregaron instrumentos a menores que viven en la colonia Morelos

COMPARTIR 
21/01/2014 21:37 Arturo Páramo / Fotos: @rosaicela_sds y @Mtz_Gamaliel

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de enero.- La primera vez que Jorge tocó su clarinete no podía dejar de buscar las válvulas, los orificios, casi no quería chupar la boquilla. Jorge en realidad no sabe tocar una nota musical, pero es parte de un experimento musical que en ocho meses debe fructificar en un concierto de una orquesta formada por chicos de la Colonia Morelos.

El chico, de unos 13 años, que sufre sobrepeso vive en la calle Peralvillo, en el barrio de Tepito, una de las zonas más complejas para vivir en esa zona, donde permanentemente hay presencia de patrullas, y las bandas del narcomenudeo pelean sin cesar desde hace décadas.

201 jóvenes de la Morelos fueron seleccionados para integrar la orquesta

Este adolescente fue inscrito para participar en la formación de una orquesta infantil y juvenil auspiciada por una fundación privada.

El profesor Gabriel Díaz explicó que en la convocatoria fueron seleccionados 201 chicos de ese barrio y de otras zonas cercanas. Hace un mes iniciaron sus primeras sesiones, consistentes en construir con cartón la réplica de un instrumento musical con cartón.

Este paso, explicó Díaz, tiene que ver con poder familiarizarse con tener el instrumento en las manos, saber colocar la mano derecha e izquierda en forma correcta, y deslizar el arco.

Ellos no saben ahorita ni siquiera (una nota musical), ya saben las partes de su instrumento, eso es lo que saben. Han tenido algunos ejercicios en el caso de los vientos de respiración con su boquilla”, indicó el profesor de música.

“Con los instrumentos de cartón trabajamos para su posición de mano izquierda, de mano derecha y el paso del arco, pero no saben en sí qué van a hacer”, puntualizó el director de la orquesta auspiciada por la Fundación Azteca.

Diana, una de las chicas que participan en el programa elaboró un violín de cartón. El arco para tocar en realidad es un palito de madera con dos pelotas de goma clavadas en los extremos para hacer contrapeso.

Su madre, de apenas 30 años estaba más que contenta con el obsequio del violín de verdad a su hijo, algo que ella no podría comprarle.

Es preferible esto mil veces a que anden en la calle o viendo todo el día televisión”, destacó la madre de Diana, con la voz quebrada y los ojos enrojecidos.

Los chicos llevan cinco sesiones trabajando con sus instrumentos improvisados. La entrega de los instrumentos reales y nuevos se realizó en la sede del DIF de Tepito, donde se ubica la preparatoria construida por el Gobierno del Distrito Federal y de donde emanan todos los programas de reinserción social a ese barrio.

Los chicos irán a clases en la escuela temprano, saliendo de clases deberán ir al DIF para comenzar a estudiar música, y ahí podrán ejecutar sus instrumentos, los que permanecerán en ese recinto. Tendrán sus clases de música hasta las 20:00 horas.

De aquí a ocho meses debemos completar el trabajo preparativo, técnico, de su instrumento, para iniciar con el trabajo orquestal. Vamos a hacer obras de Beethoven, extracto de la Novena Sinfonía; el Aleluya de Handel, Judas Macabeus, entre otras”, explicó el director de la orquesta.

Para la secretaria de Desarrollo Social del Distrito Federal, Rosa Isela Rodríguez, que estos chicos “puedan dedicarse a estas actividades culturales que impactarán positivamente en las  familias y en el entorno comunitario”.

 

asj

Comentarios

Lo que pasa en la red